Duelo y dolor en Comodoro. Seis de los pasajeros son vecinos de la ciudad

    27
    6
    Compartir


    19/05 – 19:45 – El intendente Martín Buzzi decretó hoy jueves dos días de duelo en la ciudad de Comodoro Rivadavia en homenaje y respeto a las 22 personas que ayer fallecieron al estrellarse, en el Paraje rionegrino Paraniyheu, el avión de la empresa Sol Líneas Aéreas que, bajo el vuelo, 5428, cubría el tramo final del viaje, Neuquén-Comodoro Rivadavia.

    (OPI Chubut) – El municipio, con un equipo de psicólogos y varios funcionarios, se hizo presente en la noche del miércoles en el aeropuerto general Mosconi para contener el dolor de los familiares de algunas de las víctimas que son vecinos o trabajadores de la ciudad.

    Luego de una larga y dura jornada, a las 8.30 en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, partió a Buenos Aires, para luego empalmar a Neuquén, el ex subsecretario de Gobierno de Santa Cruz, Daniel Slopper, esposo y padre de dos de las 22 victimas, Carina Mansilla y el niño de 3 meses, Santiago Benjamín Slopper. Slopper fue el único de los familiares que desoyó el consejo de los psicólogos de no viajar al lugar.

    En el accidente fallecieron el docente universitario, Eduardo Musacchio, el gerente del Banco Credicoop, Gustavo Basaldúa, la vecina Sara Tula, los directivos de la empresa petrolera Key, Juan Manuel Ruiz y Darío Rujevac, y el Ing Juan Carlos Begovic de la empresa Clear de Cristóbal López.

    Mientras que todavía no hay información precisa respecto a cuándo llegarán los restos de las víctimas a Comodoro, en la ciudad se están organizando distintas misas y homenajes, que tienen como destinatarios especiales a los gerentes petroleros y al docente universitario.

    Pese al fallecimiento de su joven gerente, Gustavo Basaldúa, la sucursal del banco Credicoop de Comodoro Rivadavia abrió sus puertas, en medio del dolor y la congoja de empleados y directivos. Basaldúa llegó a la ciudad, desde Banfield, hace un año y tres meses y tenía todo listo para casarse con su novia Evangelina en octubre.

    En el Credicoop, además del dolor, se vivieron horas intensas y con sensaciones encontradas ya que, en la noche del miércoles, cuando comenzaron a llegar los primeros datos del accidente, se conoció que, a último momento, el Ejecutivo de Cuentas, Guillermo Schuster, que había viajado a Neuquén con Basaldúa, decidió no subirse al avión para regresar por tierra, en función de que tenía que cumplir funciones en Esquel, a medio camino de Neuquén-Comodoro.

    La Universidad suspendió las actividades de inmediato al conocerse el fallecimiento del prestigioso docente de la Facultad de Ciencias Naturales, el prof Eduardo Musacchio, quien en el 2009 sufrió el asesinato de su hijo Sebastián, en Catamarca. (Agencia OPI Chubut)

    6 Comentarios

    Dejar una respuesta