Vecinos de Las Heras cortaron ruta y les impidieron el paso a los Gendarmes. Cacerolazos pidiendo que la Fuerza se retire de la zona

    37
    144
    Compartir


    21/05 – 22:45 – La zona norte sigue convulsionada por el arribo de Gendarmería Nacional, tal como esta Agencia viene informando desde anoche. Aproximadamente a las 20:30 dos colectivos que transportaban Gendarmes llegaron a Las Heras y fueron detenidos allí por vecinos, docentes y petroleros. Ante la fuerza del piquete, decidieron volver para Pico Trucnado. Hubo cacerolazos en tres ciudades, pidiendo el retiro permanente de Gendarmería de zona norte.

    Los colectivos con efectivos de Gendarmería que estaban estacionados en Cañadón Seco (Caleta Olivia), hecho que informáramos este mediodía, viajaron a última hora de esta tarde hacia Las Heras, sin embargo, al llegar al denominado “Acceso 231”, a unos 18 kms del casco urbano de Las Heras, en al acceso al yacimiento de SINOPEC, lugar donde se levantó el primer piquete de ADOSAC sobre la ruta provincial Nº 43, se encontraron con docentes, vecinos y petroleros que en un número apreciable les impidieron el paso a los gendarmes, atravesando sus autos en la ruta; una actitud similar a la que tuvieron anoche, los vecinos de Pico Truncado, cuando no permitieron el paso de este convoy hacia Las Heras.

    Estuvieron detenidos allí los dos colectivos y un uniomog y de acuerdo a los expresado a OPI por el docente Javier Fernández “los gendarmes estuvieron arriba del micro, no se bajaron y según nos indicaron, el destino de ellos era Perito Moreno, pero la gente nos les cree y han venido muchos del pueblo para impedirles el paso”, señaló.

    Tal como nos fue comunicado hace algunos minutos, el propio Intendente de Las Heras, Teodoro Camino habría llegado al lugar y ascendido al micro para hablar con los jefes a cargo, hecho que pone de manifiesto la preocupación que hay en torno a lo difícil que se encuentra la situación social, con una población absolutamente sensible a la aparición de esta fuerza de choque, que a muchos remite a febrero del 2006, cuando a partir de un reclamo petrolero, se desató una pueblada que terminó con la vida del oficial de policía Sergio Sayago.

    Finalmente, los colectivos se volvieron por la ruta 43 rumbo a Pico Truncado, estimándose que podrían volver a Cañadón Seco, donde permanecieron hasta esta tarde. Una información aún no confirmada da cuenta de que el Intendente Camino le habría requerido que le dijeran quién impartió la orden de arribo a la ciudad y le habrían indicado que estaban allí por pedido del Juez Eduardo Quelín.

    No a Gendarmería

    Por su parte, esta tarde alrededor de las 18:00hs, en Caleta Olivia, Pico Truncado y Las Heras, se realizó un cacerolazo espontáneo de la gente, que salió a la calle pidiendo al gobierno nacional y provincial que retire definitivamente la Gendarmería de zona norte. Esta tarde el Gobernador Peralta fue abordado por el periodismo en Río Gallegos, solicitándole que se exprese al respecto y señaló que el gobierno no autoriza ni ha pedido ningún tipo de represión hacia los manifestantes, asegurando que “no se va a reprimir” como algunos sostienen, ya que esa ha sido desde el principio su postura ante el conflicto.

    La situación en el yacimiento de YPF “Las Heras 3” se ha complicado en las últimas horas, debido a que desde el miércoles 18 la empresa contratista “OleoSur” ha iniciado medidas de acción directa contra la operadora, ya que, tal como lo refiriera a OPI uno de los trabajadores que se encuentra tomando la planta, el personal no ha recibido el pago de los últimos dos meses de haberes, adeudando sumas que oscilan entre los 23 y 30 mil pesos a cada operario.

    Esta situación complejiza aún más el panorama, pues la planta LH3 está tomada por los petroleros en su interior y bloqueado su acceso por el piquete docente. Algunos creen que en realidad la Gendarmería ha sido llamada exclusivamente para desalojar a los operarios petroleros, pues en estos conflictos se temen acciones peligrosas, cierre de válvulas y sabotajes. Otros, sin embargo creen que la Gendarmería “va por todo” y tiene en manos una estrategia para terminar con todos los piquetes de una vez y luego tomar posiciones alrededor de las plantas y yacimientos, de manera que los mismos no vuelvan a ser afectados.

    Hay quienes recuerdan los duros conflictos del año 2004 y 2005, con toma de la playas de tanque de Termap en Caleta Olivia, que finalmente terminó con la construcción de un enorme paredón perimetral con alambres de púas en la parte superior, para impedir que la planta sea tomada imprevistamente, cada vez que se genere un conflicto con desocupados o trabajadores petroleros. (Agencia OPI Santa Cruz)

    144 Comentarios

    Dejar una respuesta