Publicado el: 31, May, 2011

Catalogan de “payasada” la intención de cambiarle el nombre al Teatro Municipal de Bahía Blanca por el de Néstor Kirchner



31/05 – 17:30 – No cayó muy bien en la sociedad bahiense la intención de tres concejales del FPV de cambiarle el nombre al teatro municipal de la ciudad, un hermoso edificio de estilo neoclásico cuya obra comenzó en 1911 y se inauguró en 1913. El proyecto levantó duras críticas en la opinión pública y una referencia por parte del diario local que lo tildó de “payasada” y “colosal obsecuencia” al objeto de deseo K.

En cada rincón del país donde el FPV vea la oportunidad, tiene concejales, diputados y dirigentes de todo tipo, dentro de su estructura, que intentan cambiar el nombre de todas las cosas por el de Néstor Kirchner. En un futuro concebido en el mundo K, todo deberá llamarse como el difunto, para hacerlo omnipresente.

Ahora resulta que los concejales de Bahía Blanca Esteban Obiol, María José Romero (FPV) y Alejandro Curino (FPVIndependiente), en un acto de chupamedismo incondicional, resolvieron proponer que al clásico edificio del Teatro Municipal de esa ciudad, le sea cambiado el nombre por el de “Presidente Néstor Kirchner”.

Conocida la propuesta, las radios de la ciudad portuaria se saturaron de mensajes de rechazo y no fueron muy finas las formas en la que fueron tratados los ediles, sabiendo que la sociedad allí no siente predilección por estas actitudes de obsecuencia política y menos aún cuando se trata de patrimonios culturales tan arraigados como el Teatro, la Universidad o los tradicionales edificios que conforman la historia de esa ciudad que fuera “puerta y puerto” del ingreso a la Patagonia. Amigos y colegas de Bahía, consultados telefónicamente sobre el particular, aseguraron que la propuesta resultó socialmente antipática y ridícula.

El diario La Nueva Provincia, principal medio de la ciudad con enorme peso en la región, propiedad de la familia Massot, realizó una pequeña nota de observación y la tituló “Payasada” y aññí destaca “Aunque parezca una burla o el acto de obsecuencia más colosal del que se tenga memoria en la ciudad antes de una elección o una jugadita política obvia y tonta como pocas, los ediles quieren que el Teatro Municipal pase a llamarse Teatro Néstor Kirchner”. Y remata “Cada quien dirá lo que quiera. Pero nadie serio en la ciudad puede apoyar un proyecto de esta naturaleza. Ni los opositores por razones obvias ni los seguidores del gobierno nacional, porque todo el mundo entiende que no se trata de evitar un homenaje (para nosotros sin sentido) sino de defender una identidad y una historia local que nada tiene que ver con los mitos de la política partidaria”.

El teatro Municipal es un hermoso edificio que la arquitectónicamente es definido como de estilo neoclásico, la fachada presenta un cuerpo central de ritmo impar con columnas de orden gigante y aventanamientos. Este cuerpo está flanqueado por dos volúmenes pequeños que le confieren unidad a la composición. De la misma manera, por encima del friso continuo con la inscripción de Teatro Municipal, una balaustrada hace de remate. Fue concebido por los arquitectos Jacques Dunant y Gastón Maller y realizado por los constructores Bernasconi y Luisoni.

Se comenzó a construir en 1911 y el 9 de julio de 1913, faltándole algunos detalles de terminación, abrió sus puertas para la entrega de premios a ganadores de un concurso de tiro.

El 9 de agosto de ese año la ciudad vivió allí la verdadera inauguración artística del Teatro Municipal con la presentación de la Compañía Lírica Italiana bajo la dirección del Maestro Antonio Marranti, donde se presentó la opera Aida de Guisseppe Verdi.(Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video