Publicado el: 10, Jun, 2011

Los alumnos que tomaron la sede gremial impidieron el ingreso de Jueces y policías. Piden por el Gobernador



10/06 – 20:55 – No se resuelve la toma de la sede de ADOSAC. Los alumnos siguen en el interior del edificio y mantienen bloqueadas las entradas. Rechazaron la presencia del juez y el defensor de menores, que junto con la policía, llegaron para retirar de allí a los jóvenes. Entre los chicos que ocupan la sede hay hijos de funcionarios y de personas relacionadas con el poder político provincial. Vea la galería de imágenes

A más de 4 horas de que un grupo de jóvenes ingresaran a la sede de la ADOSAC en calle Vélez Sarfield de Río Gallegos y tomaran las instalaciones, no permitiendo el acceso o la salida de los afiliados docentes, la situación no solo no ha mejorado, sino que amenaza con extenderse en el tiempo, generando una gran preocupación en las autoridades judiciales que se han visto impedidos de ingresar para hablar con los alumnos.

Adentro del edificio en estos momentos permanecen alrededor de 20 chicos que visten remeras blancas con la inscripción “Estudiar es tu derecho” y 6 mayores, éstos últimos, integrantes de la comisión directiva de ADOSAC y un pequeño que es hijo de la familia que vive en el segundo piso de la sede sindical.

Hace una hora y media atrás se hicieron presentes en el lugar el juez de Menores, Nelson Sánchez, el Defensor de Manores Jorge Godoy, Adriana Geyer, Secretaria del Juzgado del Menor y la Familia y Rubén García, Jefe del equipo de Asistentes Sociales de la Municipalidad de Río Gallegos.

Las autoridades se constituyeron allí para mediar con los menores y lograr que los mismos depongan la medida, desalojando el edificio; sin embargo, la negativa de los alumnos fue rotunda “acá, si quieren que nos vayamos, el único que tiene que venir es el Gobernador Peralta”, indicaron.

Las autoridades del juzgado no pudieron ingresar al edificio ya que por decisión de los alumnos la puerta de acceso permaneció cerrada con una cadena y un candado que colocaron ellos mismos cuando ingresaron esta tarde, para lo cual rompieron los vidrios para poder abrazar con la cadena, el marco de la puerta principal, guardándose la llave y negándose terminantemente a salir de allí, permitir que los dirigentes gremiales se retiren de la sede o permitir que la policía acceda al interior, tal como le habían requerido las autoridades judiciales a los menores. Solo una de las mujeres que se encontraba retenida, fue autorizada por los chicos a salir, debido a que debía tomar un medicamento.

Ante la imposibilidad de lograr un acuerdo, el Juez y el Secretario decidieron aguardar la llegada de un negociador de la policía provincial, profesional que obraría de mediador con los chicos para alentarlos a dejar la medida, convenciéndolos de que el propósito fundamental de su protesta está cumplido, pues ya se han hecho escuchar ante la opinión pública.

Afuera un número de aproximadamente 200 docentes se encuentran apoyando a sus compañeros en el interior de la sede, en tanto un grupo de padres que permanecían a cierta distancia, comenzaron a retirarse a medida que un par de docentes comenzaron a “identificarlos” refiriéndoles que no eran padres (porque no tenían hijos) y que pertenecían a las unidades básicas de sus barrios.

En tanto trascendió que dentro del edificio, entre el grupo de chicos que permanecen realizando la toma, se encuentran hijos de personas allegadas al poder político y el hijo de un alto funcionario policial.

Afiliados de ADOSAC se trasladaron a la Comisaría 2nda para realizar la denuncia por la toma del edificio y el retención de las personas de la Comisión Directiva en su interior, a la vez que para solicitar efectivos para resguardar el orden. “El comisario nos dijo que no podía mandar policías porque era un problema político y tenía órdenes de más arriba, de no hacerlo”, expresaron los docentes, cuando volvieron de efectuar el trámite policial. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video