Schoklender compró tierras en Bryn Gwyn, Chubut, por U$S 250 mil y patentó una Ferrari por otros 250 dólares en Gaiman

    24
    11
    Compartir


    10/06 – 12:00 – Dentro del marco de la investigación por lavado de dinero, que lleva adelante la Justicia Federal sobre Sergio Schoklender, ahora le aparecieron propiedades en Chubut. Compró terrenos, hizo inversiones de todo tipo y hasta patentó una Ferrari de 1 millón de pesos sobre la cual debe patentes por 26 mil pesos en el municipio.

    (OPI Chubut) – Schoklender sería propietario de una porción de chacra que comprende 100 hectáreas el Bryn Gwyn, zona rural del Valle inferior del río Chubut, situada al sur de Gaiman. Allí hay un caserío, una escuela primaria, secundaria y la capilla galesa de Seion, declarada patrimonio nacional. Allí se encuentra el parque paleontológico Bryn Gwyn, primero en su tipo en Latinoamérica, que guarda historia de 40 millones de años en sus bardas.

    El dueño original de esas tierras fue un reconocido dirigente mercantil ya fallecido, destaca el diario Jornada y Fm del Mar. La viuda puso en venta esos terrenos; 50 hectáreas fueron adjudicadas a una congregación salesiana y la otra mitad está subdivida en otros dueños, entre ellos una empresa cuyos capitales corresponden al ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo.

    Desde el 2006, año en que se registró la compra de esa parcela por parte del ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo a la actualidad, el costo de las tierras en Bryn Gwyn no varió. Una hectárea vale 10 mil dólares, Schoklender compró 25, la ecuación final arroja 250 mil dólares, un millón de pesos argentinos.

    La compra de esos terrenos, que se efectuó a través de una inmobiliaria propiedad de unos conocidos empresarios trelewenses, le habilitó a Schoklender tener domicilio fijo en la pequeña localidad del valle para poder patentar una Ferrari coupe modelo 052-430, también en 2006 y así pagar menos impuesto. El vehículo se valuó en 250 mil dólares. Un dato más: el coche, uno de los más caros del mundo, debe 26 mil pesos de patente al municipio que conduce Gabriel Restucha.

    Sobre el particular el intendente de Gaiman en aquel año, Raúl Mac Burney, explicó que “en ese entonces, las patentes de los autos no se valuaban por su costo sino que había categorías. Por eso era posible que en la localidad una Ferrari pagase igual que un coche nacional de primera línea”. La abultada deuda sólo tiene una respuesta: desde ese momento hasta ahora, nadie del entorno de Schoklender o algún representante de Meldorek S.A., nombre por el que se inscribió el vehículo en el Registro Automotor de esa comuna, se acercó a la tierra galesa.

    Por medio de Meldorek S.A. también hay registrados en Gaiman 3 Citroen Berlingo, indica Jornada y agrega: Schoklender, aseguran además, habría comprado terrenos en El Doradillo, zona ubicada en Puerto Madryn. Y adquirido otras 50 hectáreas de tierra en Loma Grande por las que pagó 450 mil pesos. La chacra, situada en el corazón del Valle Inferior del Río Chubut, está en completo estado de abandono. Dicen, vecinos lindantes, que sólo por la tarde una persona se acerca para controlar que nada falte. Aunque también aseguraron que “como en estos últimos días cayó mucha ceniza, nadie vino a ver la situación”. La propiedad es custodiada por dos perros.

    Por su parte el intendente de Gaiman, Gabriel Restucha, recordó que la “Ferrari desde 2006 está en Gaiman a nombre de Meldorek S.A. y da como lugar de residencia una chacra 164 de Bryn Gwyn”, aunque “la chacra no está al nombre de esa empresa ni de Schoklender”. En cuanto al patentamiento del vehículo, “Gabro” sostuvo que “si tenés tu domicilio legalizado y figura Gaiman, tenés que inscribir el rodado”. También advirtió que “salvo la Ferrari, no registramos ninguna otra” marca de coche, pero deslizó que “quizás cuando se cruza información con otros nombres, aparezcan en el registro”.

    Restucha recordó que “cuando se patentó ese vehículo, Gaiman manejaba una ordenanza de la década de ‘70 donde se pagaba la patente según el peso del vehículo, porque en ese entonces teníamos un Fiat 600 o un Valían, estaba muy marcada la diferencia entre autos grandes y chicos, entonces era por el peso. Pero hasta hace un par de años, nos ajustamos a la Ley de Responsabilidad Fiscal y cambiamos la ordenanza por el valor del vehículo. Pagas más patente según el valor del vehículo”.

    Respecto a la abultada deuda de Meldorek, el intendente de Gaiman señaló que “enviamos notificaciones a la chacra 164, cuyo domicilio era de la empresa, y nunca se presentó nadie. Nos llamó la atención de qué manera llegaron, cómo se hizo, no podemos decir cuál fue el atractivo de venir a Gaiman, quién lo estimuló para eso, hoy no tenemos nada concreto”. Es decir, “hoy para nosotros es una incógnita de cómo llegó esa Ferrari a Gaiman”. (Agencia OPI Chubut)

    11 Comentarios

    Dejar una respuesta