Publicado el: 29, Jun, 2011

Petroleros que toman LH3 amenazaron de muerte a policías de la UR de Caleta Olivia



28/06 – 15:50 – El Jefe de la Unidad Regional zona Norte Crio General Jorge Hassan realizó una denuncia contra los trabajadores petroleros que mantienen tomada la planta de LH3 en las Heras. En momentos de realizar verificación en la planta, fueron interceptados por petroleros armados con hierros y palos que los amenazaron “con no dejarlos salir de allí con vida”. YPF reconoce días cai´dos a Truncado y Cañadón Seco, menos a Las Heras, lo cual hace presumir la profundización de la crisis

El jefe de la Unidad Regional Zona Norte, Comisario General Jorge Hassan contó a través del programa radial “Hora de Brujas” , informa el portal Voces y Apuntes, que durante la jornada de ayer martes por orden del Juez Eduardo Quelín, los efectivos realizaron tareas de constatación en el piquete de los obreros de la construcción sobre la ruta provincial Nº 43 y en las inmediaciones de la planta Las Heras III la cual se encuentra ocupada por un centenar de trabajadores petroleros.

El oficial, con quien no se ha logrado mantener contacto, explicó por la emisora que dos móviles policiales pasaron a verificar el piquete de la UOCRA y de allí pasaron en cercanías del piquete petrolero donde visualizaron 16 vehículos y gente dentro de la carpa levantada en cercanías de la alambrada de LHIII. Hassan, en la denuncia que efectuó en sede judicial, relató que cuando ya se disponían a volver, fueron rebasados velozmente por una Ford Ranger que se les cruzó en el camino y dos camionetas más que se pusieron detrás de los móviles policiales.

Señalando que eran en total una 20 personas, Hassan reconoció a Juan José Costa (a) Pin y a Víctor Oñate, los demás estaban encapuchados, poseían palos, hierros y él asegtura que portaban armas de fuego. Fue el propio Comisario quien bajó del móvil para tratar de mediar en la situación ante lo exaltado que estaban los trabajadores quienes proseguían insultándolos todo el tiempo. “Oñate les dijo que le trasmitiéramos a Quelin “, expresó el oficial quien agregó “se está tornando tierra de nadie, es una situación total de anarquía y se han avasallado todos los derechos y las garantías, es una cosa inaudita que personal policial no pueda recorrer esta zona, llevo 30 años de profesión y es la primera vez que deliberadamente se amenaza al personal policial y se busca la violencia” al indicar que “recorrer no significa instar a la violencia” concluyó Hassan.

Miedo y preocupación

Los trabajadores petroleros que se encuentran en LHIII son considerados por sus partes como “de temer”, por la actitud agresiva que mantienen, más aún a partir de ser informados por gendarmería nacional que el Juez Eduardo Quelín ha intimado el desalojo.

Ayer, uno de los residentes en el piquete, en comunicación con el programa “El mirador” de Fm News, ante la pregunta del conductor sobre la posible reacción que tendrían si la Gendarmería pretende cumplir la orden de desalojo, no dudó en expresar “Que vengan, nosotros vamos a resistir. Acá no somos los docentes a los que pueden garrotear sin problemas… que vengan, estamos preparados”.

En tanto el Interventor Carlos Flaquier ha dicho públicamente que desde la Intervención y la Federación, no avalan el reclamo que hace el sector liderado por Oñate, a quien calificó con gruesas palabras y desligando de todo tipo de responsabilidad por parte del sindicato, sobre la actuación de este grupo que calculó no superan las 50 o 60 personas.

En tanto esta mañana Fm del Mar de Comodoro Rivadavia, anticipó que YPF resolvió pagar todos los días caídos a operarios y empresas contratistas de Santa Cruz “que hayan mostrado voluntad de trabajo durante el desarrollo del conflicto”, en las localidades de Pico truncado, Cañadón Seco y Yacimiento Los Perales, dejando afuera, sin embargo, a Las Heras.

Con esta medida, la operadora realiza dos movidas tan importantes como peligrosas: Por un lado da marcha atrás con el anuncio de no pagar días caídos ni reconocerle a las empresas los servicios no prestados por motivos del paro. Por otro lado, excluir a las empresas y trabajadores de las Heras, punto neurálgico donde se generó todo el conflicto. A consideración de quienes analizan la evolución del problema petrolero, esto podría desencadenar en una represalia por parte de los trabajadores que mantiene tomada la planta de almacenaje y derivar en hechos graves si las autoridades pretenden reestablecer el orden en el lugar. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video