Publicado el: 29, Jun, 2011

Se levanta el paro pero sigue la disputa. ADOSAC pide pista para el diálogo y el gobierno no cede



29/06 – 10:00 – La suspensión del paro decretada en el Congreso docente, no cierra ni termina con el conflicto en la provincia. Lejos de solucionarse el tema, la cuestión sigue abierta dado que el gremio pretende obligar al gobierno a la reapertura de un canal de diálogo y las autoridades se niegan a negociar porque advierten que “el paro se cayó”. Los colegios tomados fueron entregados, algunos con importantes destrozos. Se levanta la carpa frente a casa de gobierno.

La caída del paro docente tiene dos frentes bien definidos: uno, el presentado por el gremio, que pretende constituir a esta decisión de bajar el paro, no como una medida de debilidad sino como un gesto hacia la sociedad y el gobierno para ofrecer una salida al conflicto y por ello se decidió levantar la carpa frente a casa de gobierno; dos, la presentada por el gobierno que se siente triunfador en esta pulseada, aparece en esta instancia como un mero “observador” y le deja la decisión final a la Justicia.

ADOSAC, además de resolver la vuelta a clases a partir de hoy a las 21:00hs (en la práctica desde mañana jueves), pretende exigir al gobierno el desprocesamiento de los compañeros judicializados por el Juez Eduardo Quelín en Las Heras, la devolución de los días caídos y la apertura de una nueva mesa de diálogo.

El gobierno, sin responder oficialmente al gremio, ha dejado en claro que le exige el acatamiento de la conciliación obligatoria y en ese marco no se sentará a negociar absolutamente nada con ADOSAC. Por el contrario, sigue adelante con el trámite judicial y hoy vence el término para que el gremio responda al pedido de ilegalidad.

Las posiciones confrontadas no tienen (hoy) ningún punto de contacto ni de coincidencia. El gobierno supone que el gremio intenta enmascarar su fracaso en una suerte de “medida reflexiva” y no está dispuesto a ceder en la apuesta, entendiendo que el último intento por nacionalizar el conflicto, fue un fracaso que prácticamente implosionó sobre el gremio y lo obligó (entre otras cuestiones como la presión social, la pérdida de consenso en el paro y la baja en el acatamiento) a tomar esta última decisión. Por el contrario, la estrategia futura estaría sustentada en doblegar definitivamente a la ADOSAC obligándola a aceptar la conciliación obligatoria como punto de partida para reencauzar el diálogo, que en este momento es sustituido por un fallo judicial y el inminente peligro de una pérdida de los derechos gremiales.

Gobierno

El Jefe de Ministros Pablo González resaltó el carácter político del paro, argumento sostenido por las autoridades, ante la presencia de sectores de la oposición en la sprotestas, a raíz de ellos señaló “está demostrado esto que nosotros veníamos diciendo en cuanto a que esto era un paro político, realizado con la única intención de posicionar a aquellos que no lo estaban dentro de la comunidad ni se mostraban como partidarios de la oposición. Algunos ya son eternos candidatos de los partidos de izquierda y otros se están posicionando hoy”.

Luego aclaró “esto pone blanco sobre negro la intencionalidad política que han tenido de jaquear a nuestro gobierno provincial, cosa que no han logrado. Lo bueno de esto es que la ciudadanía, a partir de ahora, conoce quienes son los que estaban detrás de este trabajo político; lo malo es que no hicieron su labor desde las urnas, se tomaron con nuestros chicos y quisieron poner en vilo a Santa Cruz”.

Y concluyó diciendo “Muchos son candidatos, muchos representan a la oposición y muchos siguen levantando la bandera de esta huelga» subrayó, al tiempo que manifestó que «ahí está la politización de este conflicto” remarcó González.

Colegios tomados

El nuevo fenómeno que diferenció este conflicto de otros anteriores, es la participación que tuvieron sectores de padres y alumnos. En este caso hubo muchos colegios tomados por el alumnos que paulatinamente fueron abandonados. En este momento no existen escuelas tomadas en la provincia.

El último de los edificios ocupados por alumnos fue el Polimodal Nº 19 de Río Gallegos que fueron restituidos a las autoridades de Educación junto con el Polimodal Nº 16, el Nº 17 y el Polimodal Nº 22 y EGB Nº 28 de Caleta Olivia.

En varios casos, los establecimientos fueron afectados por los destrozos y el vandalismo. Pupitres rotos, paredes pintadas, computadoras que se robaron, equipos de audios desaparecidos, ventanales y puertas forzadas, bibliotecas que fueron virtualmente vaciadas e innumerables daños, fueron contabilizados por las autoridades policiales, una vez que lograron ingresar a los edificios tomados por alumnos, que como en el caso del Coseba, de los 15 jóvenes que permanecían en el interior, había 7 que no pertenecían a la escuela. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video