Buscan a Víctor Oñate y la policía dice que lo tiene ubicado

    26
    22
    Compartir


    05/07 – 09:30 – Un efecto residual del conflicto petrolero en zona norte fue la orden de detención impartida por el Juez Eduardo Quelín sobre un grupo de personas a quienes se acusa de intimidar, amenazar y producir lesiones a trabajadores. Este grupo tiene como líderes reconocidos al menos a cuatro personas. Una de ellas está detenida y otro de los principales cabecillas estaría ubicado por la policía en estas horas.

    Luego que los trabajadores petroleros que bloqueaban la planta de YPF LH III decidieran abandonar el sitio el día domingo y cuando ya cada uno había vuelto a su domicilio particular, el Juez Eduardo Quelín ordenó la detención de al menos cuatro personas acusadas de intimidación, amenazas y lesiones. En función de esta orden librada por la justicia, se produjeron al menos cinco allanamientos en Las Heras donde fue detenido uno de los cuatro buscados: José Acosta, quedando pendiente el arresto de uno de los principales cabecillas de los grupos acusados de amenazar tanto a compañeros petroleros como a policías en la zona aledaña a la planta que posee la operadora en Las Heras.

    En tal sentido el propio Jefe de gabinete Pablo González reconoció que existe una orden del Juez y al respecto señaló “Lo que yo tengo que aclarar es que la policía trabajó en función de las directivas que impartió el magistrado”.

    Respecto de las condiciones en que se depuso la medida por parte de los trabajadores, González negó saber algo al respecto e hizo hincapié en que hubo una coordinación policial para proceder al desalojo, tal como OPI lo informara el mismo día viernes y al respecto manfiestó “se buscó fue recuperar Las Heras Tres (LH3) de la manera más pacífica posible y, gracias a Dios, eso se pudo lograr. Desconocemos cuáles fueron las tratativas que se llevaron a cabo con algún miembro del Sindicato de Petroleros Privados. Ese dato nosotros no lo tenemos, lo que si sabemos es que estaba dispuesto un procedimiento que había impartido el juez Quelín, donde se iba a tratar de recuperar la planta a través de la disuasión y por medios pacíficos” y agregó “Afortunadamente esto se pudo lograr y ahora viene la etapa de reconstruir todo lo que allí paso, buscar que la paz social se consolide y que la gente trabaje, que es lo que se nos estaba pidiendo desde la fuimos a Las Heras hace quince días”.

    Por su parte Víctor Oñate, uno de los dirigentes más buscados por la policía, permanece prófugo a pesar de los esfuerzos realizados por la policía para dar con su paradero y las versiones que dan cuenta de una presunta entrega en las próximas horas, siempre que se garantioce su seguridad.

    Recordemos que en OPI, al momento de desalojar el piquete, dijimos que fuentes del sindicato le aseguraron a nuestro cronista que algunos dirigentes se habían ocultado y/o se habían marchado de Las Heras, previendo que salrían a buscarlos, no por la toma de la planta en sí, sino por los hechos transcurridos en ese tiempo, donde un grupo de ellos, encabezados por tres o cuatro dirigentes reconocidos, se habían dedicado a amenazar y golpear a otros trabajadores y a la propia policía. Por estas acciones se habían radicado en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Las Heras, al menos tres denuncias en contra de esta gente. (Agencia OPI Santa Cruz)

    22 Comentarios

    Dejar una respuesta