Publicado el: 7, Jul, 2011

Cristina Fernández sin memoria: olvidó que en el ´91 Menem le envió 50 mil millones de Australes para remediar las consecuencias por las cenizas del Hudson



07/07 – 12:00 – La presidente argentina dijo hace unos días atrás; “la pucha, si nos hubieran podido dar estas manos que uno tiende solidariamente hacia otros hermanos”, refiriéndose a la ayuda que otorgó su gobierno a Río Negro y Neuquén para conttribuir al desastre por el efecto de las cenizas, beneficio que supuestamente Santa Cruz no recibió en 1991 cuando el Volcán Hudson tapó los campos australes. Pues bien, se equivocó la presidenta. Kirchner recibió mucha ayuda del PEN, lo que nadie sabe es qué se hizo y cómo se distribuyó.

El día 4 de julio, durante el acto en Casa de Gobierno donde Cristina Fernández anunció las medidas de emergencia para afrontar las consecuencias de la erupción del Volcán chileno Puyehue, la mandataria dijo en tono coloquial “Hoy charlábamos con el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, que en ese momento, cuando nos pasó hace 20 años a nosotros en Santa Cruz, en agosto, estábamos en elecciones, él era candidato, Kirchner era candidato opositor a él, y decíamos “la pucha, si nos hubieran podido dar estas manos que uno tiende solidariamente hacia otros hermanos”, se lamentó la presidenta, refiriéndose a las consecuencias que sufrió Santa Cruz en 1991 cuando entró en erupción el volcán chileno Hudson.

Más adelante CFK remató la frase señalando “Yo quiero decirles que esto que nos pasó también a nosotros hace exactamente 20 años, bueno, nos hizo redoblar el esfuerzo, el espíritu, las esperanzas, el trabajo y, bueno, somos así los patagónicos, sacamos energías y fuerzas de donde no hay y seguimos adelante como buenos patagónicos”.

¿Olvido o memoria con by pass?

Lo que olvidó la presidente, es un detalle por demás significativo que la vuelve a poner en un lugar incómodo, y debiera esforzarse y reflexionar sobre quiénes la asesoran y quiénes le puntean los argumentos de sus discursos. La otra opción es que la mandataria esté facultada para aplicar by pass en su memoria selectiva y borre determinados recuerdos, como ya lo ha hecho en otros momentos, pero eso, claro, la deja muy mal ubicada ante la verdad, más aún cuando existe una prensa que no milita y se anima a contarla.

El 13 de noviembre de 1991 el entonces presidente Carlos Menem, con aprobación del Congreso, promulgó la Ley 24.014, detallando la ayuda que recibiría la provincia de Santa Cruz, gobernada por Néstor Kirchner, ante la emergencia provocada por la ceniza del volcán Hudson, fondos a ser distribuidos entre los municipios y sociedades de Fomentos afectadas por el desastre natural que sepultó las esperanzas de muchos ganaderos y la cosecha fruto-hortícola de la zona cordillerana.

Por Decreto 2781/91, publicado en el BO Nº 27314 del 28 de enero de 1992 quedó establecida la ayuda financiera y económica a Santa Cruz, para ser distribuida entre todas las localidades desde Los Antiguos hasta Puerto San Julián, por la suma de 50.000.000.000 de Australes (cincuenta mil millones de Australes) o su equivalente en dólares, más otra ayuda que mensualmente enviaría la Nación al Ministerio de Asuntos Sociales para cada desempleado o suspendido peón rural, como así también una línea de créditos blandos para el sector agrícola por medio del Banco nación a tasa diferencial, sugiriéndole al gobierno de Néstor kirchner, adoptar una medida similar con la banca provincial.

La ley 24.014

Luego de detallar las localidades (todas) donde tendría aplicabilidad la ayuda financiera de la Nación, en el artículo Nº 2 La ley 24.014 señalaba claramente “El poder Ejecutivo nacional destinará a la provincia de Santa Cruz una partida extraordinaria afectada exclusivamente a resolver urgencias inmediatas, ocasionadas por la catástrofe en las localidades que se mencionan en el Art 1 y que asciende a la suma de 50.000.000.000 de Australes y su equivalente en dólares Americanos al 31 de octubre de 1991”.

En el Artículo 4 indicaba “El PEN otorgará al Ministerio de Asuntos Sociales de Santa Cruz, un fondo para subsidios por desempleo o suspensión a 3.000.000 de Australes mensuales para cada uno mientras dure la emergencia. Los mismos serán adjudicados a trabajadores rurales de las zonas afectadas que se vean impedidos de continuar sus labores y por lo tanto imposibilitados de continuar percibiendo sus ingresos habituales, mientras se verifique su permanencia en zona rural. Los subsidios caducarán cuando se compruebe el cese de la situación de desempleo o suspensión”.

Exenciones y créditos

Del cuerpo de la Ley hemos extraído otros datos curiosos, que desmienten a la presidenta, sobre la inexistencia de ayuda, cuando en el `91 Santa Cruz afrontó una situación similar a la del actual volcán Puyehue.

El Art Nº 5 señalaba expresamente “ Los productores de las zonas mencionadas en el Art 1 quedan eximidos del pago de impuesto a que se refiere la ley 22.465 de exenciones y franquicias tributarias”.

Rn el Artículo Nº 6 habilitaba “una cartera de créditos a través del BNA cuya tasa deberá ser compatible con la tasa de retorno de la actividad financiada. Estos créditos destinados a la producción agropecuaria de las zonas afectadas, aprovechamiento hídrico, recuperación de sueldos, implantación de pasturas, forestación, repoblación ganadera”.

Y el Artículo Nº 8 extendía las facilidades de pago e indicaba “…los créditos tendrán una prórroga automática de 2 años a partir de la vigencia de esta ley sin devengar intereses. Invitamos a la provincia de Santa Cruz a proceder de la misma manera con su Banca provincial”. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video