Cristina Fernández defendió la construcción de la megausina y negó el impacto en los glaciares a los que ella siempre defendió, dijo (aunque vetó la ley de Protección)

    39
    9
    Compartir


    23/07 – 23:00 – Con tensión y nervios en el vuelo en helicóptero entre Río Gallegos y Río Turbio, la presidenta CFK y el Gobernador Peralta llegaron al predio de la empresa Isolux Corsán como forma de reafirmar la política en materia energética, pero se cree, también, para desmoronar los argumentos de críticos y entidades ecologistas, en cuanto a los sobreprecios del proyecto y el nivel de contaminación que aportará a la región. El acto comenzó con mucha demora y se realizó en el interior de Isolux. Vea la galería de imágenes

    Una hora y media mas tarde de lo previsto por el protocolo oficial, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner llegó a la Megausina que se construye en cercanías de Río Turbio y 28 de Noviembre. El acto político que buscó apoyar la candidatura a la reelección del actual Gobernador de Santa Cruz Daniel Peralta se realizó dentro del predio de la megausina construida por la empresa española Isolux Corsan, cuestionada (y denunciada) por los supuestos sobreprecios en el construcción de la misma.

    Junto al Gobernador de Santa Cruz Daniel Peralta y el Ministro de Planificación Federal Julio De Vido, se realizó una teleconferencia con Tecnópolis, en Villa Martelli Provincia de Buenos Aires, donde el Ministro de Economía Amado Boudou esperaba junto a científicos que mostraron a la Presidenta de la Nación un experimento realizado allí.

    En cercanía al acceso de la obra millonaria que se realiza en la cuenca carbonífera, un grupo de docentes se manifestaba a la vera de la ruta, entregando volantes a los vehículos que por allí pasaran. Solo a algunos kilómetros de allí, hace mas de tres meses fueron brutalmente agredidos por un grupo de obreros de la Uocra. Hoy, con pancartas y pasacalles que señalaban “Peralta persona no grata”, los docentes permanecieron esperando la llegada de la Presidenta.

    Sin embargo el helicóptero que transportó a las autoridades desde Río Gallegos hasta la cuenca carbonífera, aterrizó dentro del predio de la usina termoeléctrica, evitando tener que transitar por las rutas adyacentes.

    Helicóptero e inversiones

    La mandataria se encargó de relatar el mal rato que pasaron durante el vuelo hacia la cuenca, como producto de una nevada que sorprendió a la máquina en pleno vuelo “veníamos en el helicóptero y en serio, no es broma, en un momento nos pusimos un poquito nerviosos todos, porque estaba todo muy rodeado de nevisca, no se veía nada y entramos al revés. En un momento dado el piloto nos dijo que si se complicaba demasiado iba a tener que pegar la vuelta y volver. Pero jamás, acá estamos, jamás pegamos la vuelta, siempre vamos para adelante” explicó la presidenta en público.

    Tras recordar que la Central termoeléctrica se comenzó a construir hace dos años, con una inversión de 3.000 millones de pesos y que empezará a operar a mediados de 2012, se anunció que Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCRT) termina de acordar con una empresa polaca la compra de un nuevo “frente largo” de 150 metros, que incluye la estructura de sostén, rozadoras, cadenas de arrastre y otros elementos para la explotación del carbón necesario para mover la turbina generadora.
    Amor por los glaciares

    Más adelante la Presidenta se refirió a la posible afectación de los Glaciares que daría lugar las emanaciones de la megausina de Río Turbio y señaló “también quiero decir algo porque por allí, por mala información, se piensa que esta obra es una obra que va a afectar los glaciares. Yo acá me permito tomarme un poquito de tiempo, porque el tema glaciares no es un tema que me toque desde la ecología, no es un tema que me toque desde la política, no es un tema que me toque desde otros intereses. No, a mí los glaciares me tocan desde el corazón, desde lo que soy yo, es casi una identidad mía, propia del corazón, de las raíces, de la pertenencia” continuó “recorrí el país desde el año 1995 en que me tocó ser senadora por la provincia de Santa Cruz para defender a nuestros Hielos Continentales a nuestros glaciares, sola casi porque en aquel momento no era de buen gusto, parecía casi una demanda media patriotera, de hechoi me acusaron algunos de patriotera. Hubo alguno que me comparó, inclusive, con algún político actualmente candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires y con un general de la dictadura por defender los Hielos. No importa quien, esas personas no tienen importancia. Me comparó en una radio con un general de la dictadura por defender los glaciares y los Hielos Continentales argentinos. Por si no les alcanza con este antecedente, a los que saben que jamás podríamos estar construyendo una usina que afectara en absoluto a los glaciares, quiero recordarles a los que piensan de esa manera y que viven muy lejos de acá, en Buenos Aires o en algún otro lugar, mi casa, mi lugar en el mundo, el lugar de donde él se fue, está a 80 kilómetros de los glaciares, con lo cual se imaginan que si alguien exigió que esta obra, esta megaobra tuviera todas las condiciones de tecnología para evitar cualquier grado de contaminación o afectación al medio ambiente, fui yo, porque ¿saben qué? Si se derriten los glaciares, a la que me tapan en Calafate, es a mí, a mi casa, a mi gente, a mi tierra, a mis rosas, a mi jardín” enfatizó Cristina, quien olvidó algunos detalles, como que fue ella quien vetó la Ley de Glaciares y que no existen estudios serios y científicamente comprobados que establezcan que efectivamente los glaciares no vana recibir los desechos de la chimenea de 120 metros que se yergue en la usina y puede ser visualizada desde muchos kilómetros antes de llegar a la cuenca.

    La Presidenta también se refirió la obra de las represas que se llevará adelante en el río Santa Cruz; indicó “por eso yo quería estar hoy aquí, en esta obra tan importante como también en esta línea de 500 que va a permitir no solamente sumar los 240 megas de esta turbina, sino los más de 1.700 megavatios de otra obra hidroeléctrica impresionante que hasta hace poco se llamaba Cóndor Cliff y Barrancosa, pero que hoy se llama Néstor Kirchner y Jorge Cépernic” remarcó..

    Luego de detallar varias de las obras que se realizaron en Santa Cruz y algunas otras que están a punto de inaugurarse en diferentes puntos del país, Cristina Fernández de Kirchner señaló “quiero remarcar siempre, que a mi me gustaría que si alguna vez nos recuerdan a él y a mí, cuando pasen muchos años, nos recuerden como los que fundamos o refundamos, porque antes lo habían hecho nuestros próceres, un país en el que todos los que vinieron después a gobernarlo, siempre tomaron las decisiones de acuerdo con los intereses de los argentinos. Que nunca más nadie tenga que arrepentirse de un voto que puso creyendo que le iban a cambiar la vida y se la terminaron arruinando” afirmó la Presidenta en Río Turbio.

    Luego finalizó el acto indicando “Por eso, muchas gracias a todos, gracias a Río Turbio por recibirme con nieve, hacía tiempo que no veía nieve, esa nieve maravillosa de la Patagonia, esa nieve maravillosa del sur argentino, gracias Río Turbio, gracias 18 de Noviembre, gracias Santa Cruz, los quiero mucho y voy a estar siempre aquí, más pronto que tarde voy a volver a estar siempre aquí” finalizó.

    La Presidenta luego se dirigió a los empleados de la obra que estaban en las vallas, para lo cual la mandataria tuvo que meterse en el barro para saludarlos. Alrededor de mil quinientos puestos de trabajo genera hoy la obra que la Presidenta visitó esta tarde.

    Minutos después, la Presidenta, acompañada del Gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta subieron al helicóptero de la empresa DAP helicópteros, una m{aquina modelo Eurocopter Twin Star, el cual los transportó hasta Río Gallegos, donde la Presidenta permanece hasta el momento, sin saber si viaja hacia El Calafate o esperará los resultados de la elección de Santa Fe en la residencia de Olivos. (Agencia OPI Santa Cruz)

    9 Comentarios

    Dejar una respuesta