Publicado el: 26, Oct, 2011

Das Neves no sabe para dónde ir. Ahora busca entrar por la puerta chica



26/10 – 10:15 – Las alternativas electorales de Mario Das Neves han sido absolutamente contrarias a su futuro político. Arrancó con una campaña muy temprana, perfilado a la presidencia; en medio de ello perdió su provincia en una malísima y controvertida elección, sus aliados se pasaron a kirchnerismo y la alianza con Duhalde no le resultó. Hoy casi pidiendo perdón, solicita entrar por la puerta de servicio del Buzzismo y ruega que no se investiguen algunas inversiones de su gestión. (Por Rubén Lasagno)

Martín Buzzi, gobernador elegido en la provincia de Chubut, ex aliado de Mario das Neves, pretende facilitarle el reingreso a la atmósfera política de Chubut a su antiguo maestro, que desde hace un tiempo está en la mala debido a errores propios como consecuencia de su ego, de sus cálculos políticos fallidos y de la errada apreciación que tuvo en cuanto a su posicionamiento ante el frente interno que lo segregó definitivamente, luego de su fallida elección provincial.

Si debiéramos usar una frase para definir la situación política actual de Mario Das Neves deberíamos decir “Fue tan egocéntrico en el pasado que nadie le cree la humildad del presente”; esto en buen romance y traducido al idioma callejero es “andar de capa caída”, tal es la imagen que da el actual gobernador de Chubut, que no acierta a hacer pie ni en la provincia y mucho menos a nivel nacional, con ninguna candidatura posible.

Das Neves comenzó una campaña demasiado temprana, acuñando un sueño imposible: la presidencia, pero alimentado por su entorno inmediato, un conjunto de inexpertos, adictos al poder y al dinero, que cercaron al gobernador envalentonado por una reelección que lo había posicionado como la esperanza bíblica de la provincia y daba la sensación de que cualquiera que él amparara, sería indiscutible gobernador por el tiempo que el propio Das Neves lo permitiera; y nada de eso ocurrió.

El primer traspié fue la pérdida de poder que tuvo, con la elección fallida donde su candidato, Martin Buzzi, triunfó por escasos votos, luego de llegar a la justicia para dirimir las diferencias de las urnas con su contendiente y hoy compañero de ruta, Carlos Eliceche. La noche de los comicios, que Das Neves pensaba vivir exultante, para mostrarle al país que sí podía, insultó de arriba abajo a Buzzi llegándole a decir a los gritos “nunca debí elegir a un inútil como vos”. Días después, Buzzi comenzó a acercarse al kirchnerismo y abandonó la mano rectora de su gobernador.

En picada Das Neves se trató de subir al colectivo imaginario que lo acercara al Peronismo Federal y chocó con la cabeza del partido. Duhalde le otorgó un papel segundón, que no satisfizo al chubutense, pero como buen forastero en tierra ajena, tuvo que aceptar las reglas que imponían las circunstancias o retirarse. A pesar de los desacuerdos con el ex presidente, se sostuvo y conforme con el premio consuelo, bajó a la categoría de “candidato a Vicerpesidente” de una fórmula que Das Neves sabía de antemano que había nacido muerta, ante el kirchnerismo fortificado por la viudez de CFK.

La muerte de Néstor Kirchner le hizo perder a Das Neves su enemigo político y el enfrentamiento con Cristina fue muy antipático, ante un electorado sensibilizado por la emotiva imagen de una mujer batallando contra el mundo político, lo que puso a Das Neves en el plano de villano de campaña y a pesar de sus esfuerzos por restañar heridas, alabando a Kirchner o jugándole algunas bromas a la presidenta, en su última visita a Chubut, nada obtuvo del otro lado, sino una mirada soslayada que aumentó exponencialmente el gran papelón en el que quedó, sepultado por sus propios discursos anti-kirchneristas del pasado reciente.

Errático Das Neves ahora vuelve a las fuentes y de ser patrón, juega como un peón de ajedrez y casi por respeto a lo que fue, el buzzismo le abre la puerta trasera para integrarlo a un proyecto político que no tiene nada del dasnevismo de base, sino que se encuentra remodelado a imagen y semejanza del kirchnerismo donde abreva Buzzi, Eliceche y Di Pierro, los virtuales dueños de Chubut en los próximos años, quienes no dudarán en abrir la “matriz del modelo nacional”, impulsando la obra pública, la minería y cuando negocio le permita recaudar a la nación los dineros que necesita y les permita a ellos afianzar su hegemonía en esa provincia.

Abierto de Duhalde por diferencias insalvables, Das Neves intenta reinsertarse en el espectro político que va a dominar Chubut por los próximos 4 años y en ese marco busca establecer negociaciones con la nueva administración para evitar sobresaltos, sobre todo, en causas que aún no han sido investigadas o sobre las que penden investigaciones de la justicia.

Las inmensas sumas de dinero que utilizaron sus colabores directos, lo 800 millones de pesos imputados al uso propagandístico manejado por Taito y su hijo Pablo, varias denuncias por irregularidades administrativas, contratos petroleros y un hueco de 2.500 millones de pesos en déficit, le da al próximo gobierno un margen muy estrecho para conceder un salvoconducto al gobernador en el final de su mandato, sin quedar en evidencia o como cómplice ante la opinión pública.

Si bien Das Neves desactivó las versiones de su posible retiro de la política, en la realidad, el gobernador padece la más baja calidad de imagen pública desde que inició su carrera política y desde ahora, depende de la buena voluntad de sus ex dirigidos (Buzzi / Eliceche) para sortear un futuro sin sobresaltos, hasta la próxima candidatura que pueda aparecer, seguramente en el corto tiempo, cuando las legislativas comiencen a ser consideradas el próximo objetivo del actual mandatario y vuelva a soñar con jugar en la liga mayor con vistas al 2015. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. cotti dice:

    delincuentre traidor

  2. Rawsense dice:

    un porqueria de persona, se merece carcel.

Publicidad

OPI Video