Martín Buzzi empezó la tarea de “ablande” para permitir el ingreso de...

Martín Buzzi empezó la tarea de “ablande” para permitir el ingreso de la megaminería

70
2
Compartir


20/12 – 15:00 – El flamante gobernador de Chubut Martín Buzzi se trasladó con su gabinete a la meseta central y mantuvo una reunión con jefes políticos, Intendentes y fuerzas vivas con el fin de buscar una solución a un problema crucial: el desastre producido por las cenizas volcánicas. Sin embargo, las fuentes del gobierno aseguran que el fin es otro y están decididos a llevarlo adelante bajo un paraguas de necesidades acuciantes que tiene la población de esa zona provincial. (Giuliano Ventura para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – El Gobernador Martín Buzzi y su gabinete hicieron presencia en la meseta central manteniendo reuniones con Intendentes y fuerzas vivas con el fin de buscar una alternativa económica y salida productiva al conjunto de poblaciones afectadas directamente por las cenizas volcánicas. Bajo el título de “plan estratégico situacional y participativo”, el gobierno intenta producir una “matriz productiva” en esa zona y para tal fin invita a participar a legisladores, organizaciones intermedias, Intendentes y otros organismos no gubernamentales, señalan las conclusiones del evento.

Fueron precisamente los Intendentes que han hecho conocer la adhesión al plan gubernamental bajo un documento denominado “Declaración de Gan Gan”, en cuyo texto invitan a mantener vivo un debate abierto sobre la reconversión de la matriz productiva de la región.

Como primera medida los Intendentes hacen hincapié en la necesidad de que el Estado provincial y/o nacional se haga cargo de atender en forma prioritaria la situación derivada del hecho natural que ha eliminado virtualmente la ganadería y la agricultura en la meseta central y en un párrafo señala que a estos efectos “se requiere elaborar un plan participativo de desarrollo estratégico, asegurando el crecimiento productivo, preservando el ecosistema y medio ambiente.

Fuentes propias consultadas en el nuevo gobierno provincial, reconocieron que uno de los objetivos a cumplir es sustituir la “matriz productiva del campo”, por el de la minería, tal como se hizo en buena parte de Santa Cruz y que el gobierno nacional intenta profundizar; de allí la inocente salvedad “…asegurando el crecimiento productivo, preservando el ecosistema y medio ambiente. ”.

Hay detalles de las manifestaciones de los Intendentes y del gobierno provincial que hay que analizar detenidamente” – señaló un ex asesor de la legislatura de Chubut – “cuando hablan de Plan estratégico y participativo”, es porque quieren lograr consenso y para eso necesitan trabajar fuertemente con las bases sociales y las organizaciones intermedias. Buzi sabe que los legisladores (salvo excepciones) van a aprobar el cambio de la ley 5001 y de cualquier otro impedimento para que ingrese la megaminería a la provincia”. Más adelante la fuente amplió su análisis al indicar “cuando hablan de “definir la matriz productiva”, hablan claramente de la reconversión de la economía regional; es decir, sobre el hecho concreto y cierto de las cenizas, van a fundar el argumento de que es necesario salir de la agricultura y la ganadería (inviable en esas condiciones) y hay que potenciar la extracción mineral” y agregó “de esta manera dan el primer gran paso: instalan el problema y la solución; a los que viven allí les quedan dos opciones: la toman o la dejan”, indicó.

La implementación de la megaminería en Chubut es un escabroso tema que viene obteniendo cada vez más resistencia, tanto de las poblaciones como de las fuerzas vivas, como la Iglesia y organismos no gubernamentales. El gran problema de Buzzi es que, además de lograr el “convencimiento” de los pueblos impactados (ya que el político es una mera formalidad), debe modificar una ley que fue instaurada con el criterio de preservar la salud de la población. Hoy algunos se preguntan si en virtud de la crisis financiera, la salud e la población ha pasado a un tercer o cuarto lugar?. Así planteado el tema, la abolición de una ley de este tipo es políticamente incorrecta, más aún si se tiene en cuenta las promesas de campaña. Sin embargo, el argumento justo sería “ no lo quiero hacer (¿?), pero ante la coyuntura y la marginación de los pueblos, me veo en la obligación de afrontar los costos políticos”. Esta habría sido la línea de pensamiento alentada desde la oficina de De Vido, bajo la premisa de que en este momento “Buzzi cuenta con la fortaleza de las elecciones ganadas” y que más adelante el proceso será más difícil.

De las averiguaciones practicadas en Rawson (corazón político de la provincia) y en Comodoro Rivadavia (corazón económico/financiero de la provincia) la línea política que baja de la presidenta y moviliza a Buzzi, es comenzar sin pérdida de tiempo, a buscar la forma de integrar a Chubut a la megaminería y en tal sentido, altas fuentes del gobierno de Das Neves, han confirmado a OPI que en sus sucesivos viajes a Buenos Aires, Bussi habría mantenido reuniones con Ministros e importantes empresarios mineros de intereses transnacionales, ante quienes se habría comprometido a aplicar las estrategias necesarias para acortar los tiempos en materia de explotación minera a cielo abierto en la meseta central.

No es menor el detalle aportado por el propio Mario Das Neves, cuando hace pocos días atrás reconoció que recibió presiones de Néstor Kirchner y Julio De Vido para que permitiera la habilitación de la minería a cielo abierto en su territorio. Lo que sucede hoy en Chubut no es casualidad, es un hecho programado que en poco tiempo más comenzará a perfilarse como la única verdad. (G. Ventura / OPI Chubut)

2 Comentarios

Dejar una respuesta