Publicado el: 8, Mar, 2012

El kirchnerismo enferma o interviene


La particular forma que tiene el kirchnerismo de sacarse en encima un lastre político es “enfermando” al innoble. Así lo hizo recientemente con Schiavi, pero si uno busca en la historia reciente del partido, verá que son muchos los casos en los cuales los funcionarios caducaron su gestión “por razones de salud”. En Santa Cruz los casos más paradigmáticos fueron Sergio Acevedo y Carlos Sancho.

Históricamente también el kirchnerismo nunca le ofreció a la prensa o a la oposición, la cabeza de sus ministros o particulares damnificados, por más escandaloso que fuera el error y siempre ha tratado de “resistir” las demandas de renuncias, aún cuando a poco andar, no haya tenido otra opción que buscarle una enfermedad adecuada, cuya mejor cura es el ostracismo político o los cuarteles de invierno, como sucedió con Ricardo Jaime.

Néstor Kirchner, por ejemplo, cuando gobernaba Santa Cruz, tenía por costumbre sostener a un funcionario, cuando en la prensa sonaba su renuncia o renunciarlo públicamente cuando en la prensa se afirmaba que estaba seguro en su cargo. La misma modalidad de gestión se trasladó a la Nación, potenciada aún más por el enfrentamiento de intereses que tiene el kirchnerismo con Clarín y La Nación.

Otra modalidad del mundo K es promover la “Intervención”. Bajo la lupa del FPV todo debe ser cooptado por la vía de la intervención y si no se generan las condiciones, buscan las causas para promover la acción. Es decir, como sucedió en Santa Cruz, se promueve la existencia del “caos” institucional y eso le permite apropiarse del poder en algún organismo, el gobierno o, de las grandes cajas, como sucedió con la Caja de Servicios Sociales cuya intervención Kirchner la motivó para “ponerla en orden” y hace 20 años que está intervenida, mostrando un desastroso historial de administración, corrupción y falta de orden administrativo y financiero, que contradice el espíritu por el cual el Estado dijo hacerse cargo de la obra social que es de los trabajadores de la provincia. Obviamente, nunca más la devolvió.

Intervenir o enfermar, una metodología que aplica el gobierno para apropiarse de dinero fresco o desprenderse de actores molestos. Lo que no puede hacer, es inventar algo que lo ayude a disimularlo.

Dejar un comentario



Mostrando 4 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Que yo recuerde siempre estuvo intervenida, aunque es probable que estuviera representada democráticamente cuando recién se creó, es decir, creo que durante todos los últimos gob.democráticos estuvo intervenida, o sea hace mas de 20 años.

  2. Estudiante Universitario dice:

    El kirchnerismo sirve al sistema capitalista. Eso es lo que pienso que debemos comprender. La corrupción es un método de obtención de ganancias para empresarios, sea un gobierno kirchnerista o radical. Una característica de estos gobiernos es echar a una persona para disimular la corrupción, que es estructural y NO coyuntural. Nosotros acá en Santa Cruz sabemos como son los kirchneristas y por eso entendemos lo que pasa a nivel nacional. Se dicen llamar “gob nac y pop”, pero NO le da los huevitos para enfrentar a las grandes empresas mineras, petroleras, etc. SON ALIADOS. Y si hay crisis, QUIEREN QUE PAGUEMOS LOS TRABAJADORES.

    El kirchnerismo es una FRACCION CAPITALISTA. Todo dicho. Sólo migajas para el pueblo trabajador. NO esperemos más de estos gobiernos.

  3. Polino dice:

    UNa visión acertadísima del kirchnerismo

  4. maria bernarda perez dice:

    Tal cual lo expresa el artículo. Hoy me gusta y está a mi lado. Mañana cambio de idea y le pego una patada en el ipurdi.

Publicidad

OPI Video