Publicado el: 7, Sep, 2012

Los gremios ahora, tienen la palabra



07/09 – 16:30 – La negativa a facilitarle un endeudamiento al gobierno provincial, por parte de La Cámpora a órdenes de la presidenta, generó una nueva movida de parte del Gobernador: mandarle el proyecto de endeudamiento y pasarle la responsabilidad a los diputados. Los gremios debaten cómo accionarán. Hoy habrá un banderazo. Hay consenso para marchar a la Legislatura en la próxima sesión, con el fin de saber de qué lado están los diputados.

La pelea Nación-Provincia y la interna Justicialista que separa claramente al partido gobernante y tiene de rehén a la gente en Santa Cruz, se encuentra en una espiral de la cual, a los distintos sectores involucrados, se les hace difícil salir y están siendo obligados a tomar posición ante la escalada de los acontecimientos.

El Gobernador con el argumento de que necesita fondos para paliar el déficit en los próximos 6 meses, envió un proyecto de endeudamiento por 200 millones de dólares a la Cámara de Diputados para su aprobación, mecanismo al que se oponen los militantes de La Cámpora y la mayoría de los Intendentes. En la conferencia de prensa, Peralta sostuvo que si los diputados no quieren el empréstito, que ofrezcan alternativas para el financiamiento provincial. Ante la falta de otras propuestas, los legisladores deberán decidir en la próxima sesión, si aprueban la toma del crédito o lo rechazan.

La jugada política del gobierno provincial es poner la pelota en la cancha de los diputados, ya que algunos han dicho que no lo votarán, como los Radicales y los que responden a La Cámpora, incluyendo el propio Vicegoberandor, quienes sostienen que “no es el mecanismo, endeudar a la provincia”; sin embargo, son criticados de no aportar ideas sobre otros mecanismos que se puedan implementar y, además, ya vienen de trabarle al Ejecutivo un proyecto para aplicar el canon minero del 10% a la venta de yacimientos de una empresa a otra.

Presionados

En este marco, los gremios se han comenzado a manifestar, porque entienden (en general) que son rehenes de una pelea interna del FPV, que los utiliza como variable de ajuste, ya que si el endeudamiento no se aprueba, Peralta no podrá pagar los sueldos en los meses siguientes y la estrategia de la presidenta Cristian Fernández es negarle el endeudamiento para que sea la propia gente quien pida que el Gobernador haga un paso al costado y entonces sí, llegar desde Nación (con el menor costo político) con los fondos para cubrir los déficit y hacerse cargo del gobierno mediante un reemplazo que ya se encuentra establecido en el plan de desestabilización que cumple el kirchnerismo.

El problema, sin embargo, hoy pasa a ser de los diputados. Pues la negativa a aprobar el empréstito los pondría de cara a los empelados públicos, como responsables de que no puedan cobrar sus salarios y sobre ellos, reacaerían todos los reclamos. Aprobar el crédito, le significaría a los legisladores, distender la tensa relación que viene en aumento con los gremios, pero le haría ganar a Peralta una gran batalla de cara a su futuro y tendría “más aire” para estabilizar el gobierno provincial de aquí hasta que YPF logre ser rentable.

Los legisladores temen una reacción popular, similar (pero mucho mayor) a la del 29 de diciembre del 2011, cuando intentaban aprobar la reforma previsional y se generó el caos. Fuentes internas de Cámara de Diputados, indicaron a OPI que no son pocos los que están dudando en oponerse a impedir el endeudamiento, porque a su vez, tienen que volver a sus pueblos y explicarle a la gente en virtud de qué, trabaron el acceso al crédito, ya que si la provincia no tiene fondos, los empleados municipales de esos pueblos, no cobran.

Los gremios, por su parte, ya se han movilizado en este sentido y tienen planificado manifestarse ante la Cámara de Diputados, el día 27 de septiembre cuando se especula que podrían sesionar, para exigirles a los legisladores que dejen de lado las peleas partidarias internas y se dediquen a legislar a favor de los trabajadores.

Acciones preliminares

La Mesa de Unidad Sindical se reunió en el quincho del gremio Judicial y decidieron realizar hoy a las 18:00hs, un “banderazo” en las calles Roca y San Martín. El Objeto es protestar ante la difícil situación económica por la que atraviesan los trabajadores del sector público y la incertidumbre en el futuro, debido a esta pelea partidaria que no le permite al trabajador, vivir con tranquilidad y pelear por sus derechos.

En este mismo sentido ATE/CTA, desde la conducción nacional a cargo de Alejandro Garzón, emitió una dura opinión sobre el particular y dijo que como sindicato no van a permanecer como simples espectadores de un proceso político que, una vez más, intenta desestabilizar la institucionalidad de Santa Cruz, para complacer los caprichos de la cúpula kirchnerista que buscan producir un nuevo golpe en la provincia y apropiarse del gobierno, como ya lo hicieron en tres oportunidades anteriores. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video