La policía de Santa Cruz no sólo espiaba a Cristina, sino también a Máximo

    79
    20
    Compartir


    10/09 – 12:00 – Cuando todavía no se aquietan las aguas por el escandaloso espionaje que la Policía de Santa Cruz ha venido realizando sobre los movimientos que tiene en esa provincia —cada vez que la visita— la señora presidenta de todos los argentinos, Cristina Fernández, surgió un nuevo frente de conmoción: la fuerza policial patagónica también efectúa un puntilloso seguimiento clandestino del hijo, Máximo Kirchner. (Fuente: Angau Noticias

    Efectivamente, una altísima fuente del gobierno santacruceño reveló a Angaú Noticias que los uniformados locales tienen desde hace más de un año la orden de registrar cada paso del hijo presidencial cuando está en su provincia natal. AN tuvo incluso acceso exclusivo a varios de los informes elaborados por los espías.

    Daniel (por el gobernador Peralta) quiere ahora negar la vigilancia sobre Cristina, pero ya no hay vuelta atrás posible. Varios sabíamos de la orden y lo tomábamos, con el paso de los meses, como algo casi natural, porque creíamos que había un sentido de protección de la presidenta. Pero ahora que se conocieron algunos detalles y el gobierno nacional sacó el tema, él está frito y nadie quiere quedar pegado“, dijo un integrante del gabinete santacruceño a este medio. La fuente pidió que su nombre sea mantenido en reserva para no correr el riesgo de que le quiten la conducción del Ministerio de Economía.

    De acuerdo a lo que pudo averiguar AN, el seguimiento de Máximo comenzó en mayo de 2011 y quedó a cargo de una división especial conformada dentro de la policía provincial con al menos 30 efectivos considerados “de élite” por su formación. El grupo se armó tomando hombres muy bien calificados de distintos departamentos de la fuerza, pero sobre todo investigadores del área de homicidios, expertos en rastreos y seguimientos, más especialistas en sistemas informáticos y tecnología de comunicaciones.

    El trabajo, según puede concluirse de la lectura de los informes que elaboraba el grupo, era amplio. Se registraban entradas y salidas de Máximo, actividades dentro y fuera de la residencia familiar de los Kirchner, encuentros con otras personas y hasta diálogos. Cada semana todo se compilaba en una carpeta que se elevaba primero a la jefatura policial y luego -sin escalas- al gobernador Peralta.

    Los reportes

    Para ilustrar mejor la labor efectuada sobre el hijo de Cristina, AN reproduce a continuación los informes redactados por los espías policiales durante junio y julio de este año. En los textos, pese al carácter invasivo del trabajo policial, se denota un gran respeto o temor por la familia presidencial, ya que es casi permanente la alusión al joven líder de La Cámpora como “el niño Máximo”.

    Sábado 2 de junio

    14.12 – El niño Máximo arriba al aeropuerto de Río Gallegos en el Tango 01, acompañado de varios funcionarios y del grupo Los Wawancó. Aparentemente se reunirán en esta ciudad para analizar temas de la política económica nacional.

    16.25 – En la residencia de la familia Kirchner se lleva adelante una reunión entre las personas llegadas con el niño Máximo. Los integrantes de Los Wawancó explican con la ayuda de una pizarra la necesidad de cerrar la fuga de dólares al exterior.

    18.11 – El grupo Los Wawancó se retira de la vivienda y se dirige al hotel Sehuen. El niño Máximo y los funcionarios que lo acompañan permanecen en la casa. Toman Toddy con pan y manteca mientras miran El Super Agente 86 en el canal TCM.

    19.30 – Los presentes reciben a integrantes del grupo de intelectuales Carta Abierta, y se inicia un debate acerca de si el Super Agente 86 es o no un órgano de propaganda dirigido a reproducir los valores y parámetros discursivos del imperialismo norteamericano.

    21.20 – El debate pasa a un cuarto intermedio luego de un conato de agresión entre el ministro Florencio Randazzo y el dirigente Luis D’elía.

    22.07 – El grupo cena en silencio.

    22.45 – El niño Máximo distribuye Huevos Kinder que adentro llevan las 20 Verdades Peronistas escritas en piecitas de plástico para armar. Se observan sonrisas de satisfacción y entusiasmo en todos.

    23.10 – Se observan dos capítulos más de Super Agente 86.

    23.58 – Se reabre el debate.

    Domingo 3 de junio

    06.18 – El niño Máximo mociona que se vote para poder ir luego a dormir. Las posiciones quedan niveladas en un 8 a 8 entre quienes creen que el Súper Agente 86 es inocuo y quienes creen necesario prohibirlo y expulsar al embajador norteamericano en Buenos Aires. Se acuerda ir a una segunda vuelta en noviembre.

    06.49 – Los huéspedes se acomodan en distintos ambientes de la casa para descansar. El niño Máximo sube al primer piso y se duerme con un Pitufo Gruñón inflable.

    17.23 – Todos comienzan a despertarse. El niño Máximo propone retomar el análisis de las medidas contra la salida de dólares, pero el viceministro Axel Kiciloff al activar su notebook abre un archivo en el que está el film condicionado “Kermesse Anal VII”. Todos se acomodan alrededor y hacen comentarios risueños de tono escatológico.

    20.41 – Luego de ver dos veces la película guardada en el ordenador de Kiciloff, el grupo acuerda que se hizo tarde y hay que volver a Buenos Aires. El niño Máximo consiente, señalando que “tampoco es que salen tantos dólares”.

    21.50 – Despega el Tango 01 rumbo a Capital Federal.

    22.19 – Retorna el Tango 01 porque el viceministro Kiciloff olvidó su Huevo Kinder.

    22.56 – Parte el Tango 01.

    Viernes 8 de junio

    11.35 – El niño Máximo se comunica telefónicamente con el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde. Se logra interceptar el siguiente diálogo:

    NM: Mariano, ¿qué mierda pasa que siguen subiendo los combustibles y ustedes no hacen un carajo para intervenir fuerte en el mercado y empujar los precios para abajo??

    MR: Disculpá, Máximo, pero te explico: el tema combustibles no lo maneja Aerolíneas, sino YPF.

    NM: Ah, cierto. Eeeh… Bueno, chau, después te llamo por algunos temitas.

    MR: Chau capo.

    El niño Máximo llama desde su teléfono móvil al presidente de Yacimiento Petrolíferos Fiscales, Miguel Galuccio.

    NM: ¿Miguelo?

    MG: Hola, Maxi, ¿cómo va?

    NM: Bien che. Escuchá: fijate a ver si podés meter mano para frenar un poco la suba de los combustibles.

    MG: Mirá, es un mercado endurecido, vos sabés, pero en eso estamos, quedate tranqui.

    NM: Ok. Algo más: vas a encontrar en tu correo un mensaje mío. No le des bola, el tema que te comento ahí, de la frecuencia de vuelos a Calafate, lo voy a manejar por otra vía.

    MG: ¿Eh?

    NM: Te veo mañana a lo mejor. Chau.

    Viernes 20 de julio

    23.17 – El niño Máximo llama al jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga. Nuestros equipos registran el siguiente intercambio:

    NM: Héctor, qué hacés.

    HI: ¡Ey, Máximo! Bien, ¿vos?

    NM: Y… embolado, porque ya es la cuarta vez que te llamo en la semana y no me resolviste todavía lo que te pedí.

    HI: Hoy te equivocás, jeje.

    NM: ¿Qué??¿Lo averiguaste??¿En serio?

    HI: Sí, jeje.

    NM: ¡Capooooooooo!

    HI: Graciasssss…

    NM: Bueno, dale, ¡decime!

    HI: Dulce Amor termina que Sebastián Estevanez se casa con Calu Rivero.

    NM: ¡Uuuuuh!

    HI: Sí.

    NM: Bueno, de diez, ¡chau, grosso!

    HI: ¡Chau!

    Lunes 23 de julio

    Comunicación telefónica a las 16.09 entre el niño Máximo y la señora Presidenta:

    NM: Hola má.

    SP: ¿Qué diche el pechochonchito de mamucha?

    NM: Jiji.

    SP: ¿Eche bebote pechochongo que che pareche tanto al Cheneral Chan Martín?

    NM: Jijiji.

    SP: En la alacena te dejé las galletitas de los Teletubbies, que vos querías.

    NM: Gracias má, pero ahora te llamo por política.

    SP: Sí, decime, osito de azúcar.

    NM: ¿Vos sabías que mientras hay todo este quilombo para frenar la venta de dólares, Jorge Argüello se maneja todos los días, para todo tipo de operaciones, con dólares? Recién me lo contó uno de los muchachos de La Campo.

    SP: ¿Y qué querés que haga Argüello, si es el embajador argentino en Washington?¿Que allá use Lecops?

    NM: Y no sé… Yo decía nomás.

    SP: Dale, dale, dejate de embromar que mamita está trabajando, ¿sí? Y comé tus galletitas o se van a desinflar esos cachetitos pechochoncitos.

    NM: Jiji, bueno. Te quiero.

    SP: ¡Ooooooaaaaayyyyyyyyy!!

    Miércoles 25 de julio

    A las 21.17 el niño Máximo entabla comunicación telefónica con la señora Presidenta:

    NM: Hola má.

    SP: ¡Hoda, codachonzito!

    NM: Ji. ¿Cómo estás?

    SP: Cansada, hijo, con ganas de estar en Olivos ya. Pero firmo unas cosas y me voy.

    NM: Má, hoy pasé por una canchita acá cerca y había unos chicos chiquitos jugando a la pelo. Yo me quedé a mirar un rato.

    SP: Ajá, ¿y?

    NM: Entonces al rato como me veían que yo miraba y no me iba me dijeron si yo no quería jugar. ¡Y jugué, má!

    SP: ¡Bravo!

    NM: Pero no me pusieron en el arco, eh. En el medio jugué. ¡De verdad te digo!

    SP: ¡Woww!

    NM: Hice un gol de penal también, y todos me decían “capo”, porque a ese chico, el arquero, hacía rato que no le podían hacer un gol.

    SP: ¡Bien!

    NM: Sí, aunque el nene se quejó, porque supuestamente era trampa que yo pateara el penal mientras los custodios lo agarraban para que no se moviera del centro del arco. Pero bien a la esquina le pateé.

    SP: ¡Un golazo!

    NM: Sí, y todos me felicitaban y me abrazaban. Chicos chiquitos, viste.

    SP: Qué lindo.

    NM: Entonces yo te quería pedir: ¿Y si hacés que los chicos de 8 años puedan votar?

    SP: Y… no sé, corazón, me van a querer matar.

    NM: Ahora estoy triste.

    SP: Bueno, bueno, pará, pará. Mirá, te juro algo: por lo menos a los nenes de 16 los vamos a hacer votar, ¿te parece?

    NM: ¡Grande, má!

    Sábado 28 de julio

    A horas 15.32 comienza una reunión del niño Máximo con la plana mayor de La Cámpora. Allí el niño Máximo les informa que no, que no se puede expropiar la Iglesia Católica Argentina.

    Lunes 30 de julio

    El niño Máximo recibe al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, brigadier Jorge Alberto Chevalier, quien acude a responder a un cuestionario entregado con anterioridad por el niño Máximo. El brigadier Chevalier responde punto por punto:

    1) No, no soy dueño de una empresa de colectivos de larga distancia.

    2) No hay condiciones políticas ni militares para recuperar el Canal de Beagle, que por otra parte es un estrecho marítimo, de modo que mal podría servir para retransmitir el Canal 7 de Buenos Aires.

    3) Si bien las Fuerzas Armadas comparten el deseo de recuperar las Islas Malvinas, el suscripto descree de que la estrategia militar correcta consista en hacer un gran asado en la Isla Martín García para que las fuerzas inglesas instaladas en Malvinas y Soledad “sientan el olorcito y se manden, dejando desguarnecidas las islas”, como se plantea en la requisitoria que se me hizo llegar.

    4) Sin bien es conocido que en muchos colegios se han instalado televisores para retransmitir el interesante canal infantil Paka Paka, considero inadeucado hacer lo mismo en el Colegio Militar.

    5) No, en las protestas contra las retenciones móviles por parte del campo no participó Campo de Mayo.

    6) No, en los ejercicios conjuntos con fuerzas armadas de otros países no se resuelven problemas de matemáticas.

    7) No, “la suma de los cuadrados de los catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa” es un teorema, no una hipótesis de conflicto.

    8) No existen en nuestras bases de datos ni en nuestros relevamientos indicios de ningún tipo sobre una invasión al país por parte de los Power Rangers.

    9) No existe en nuestro padrón de autoridades ningún General Electric.

    10) Por el breve plazo otorgado para responder a este cuestionario, el suscripto no pudo aún averiguar si hay en actividad algún efectivo militar que sepa trucos de Counter Strike u otros juegos de Play Station, pero me comprometo a seguir rastreando.

    Angau Noticias
    La prensa que te miente, pero avisa

    Nota de OPI: Esta verdadera pieza de colección del surrealismo K fue publicada por Tribuna de Periodistas del colega y amigo Cristian Sanz, a quien también embarcaron en esta pretendida confabulación periodística para destruir al gobierno, tras “operaciones de inteligencia” que solo viven en la mente retorcida de quienes hacen del poder un juego del apriete, el chantaje y la extorsión.

    En honor a la verdad, esta nota no está muy lejos de que pueda ser copiada por los cráneos del gobierno nacional, para fundar otro posible seguimiento de la “familia presidencial”, como si fuera tan importante para nosotros, saber lo que hace cada uno de ellos. Nuestro reconocimiento a Cristian por este enorme aporte al humor, única forma de tomarse adecuadamente, toda esta estupidez consentida y organizada desde el gobierno central.

    20 Comentarios

    Dejar una respuesta