Publicado el: 10, Sep, 2012

Vicegobernadores infieles



10/09 – 09:30 – En tiempos de campaña el Gobernador y el Intendente de Caleta Olivia soplaban juntos y para el mismo lado. La historia democrática de los últimos cuarenta años en Santa Cruz está marcada por el signo de los golpes institucionales en contra de sus gobernadores. Una constante es que la actitud de los vice fue la de aliarse con los sectores destituyentes.(Por: Héctor Barabino para OPI Santa Cruz)

Eulalio Encalada

En 1974 el gobierno de don Jorge Cépernic fue la primera víctima de esta historia negra de conspiraciones y operaciones políticas plagadas de traiciones y deslealtades motivadas por la ambición de poder sin límites.

Tras la muerte de Perón el vicegobernador Eulalio Encalada, hombre del SUPE que respondía al dirigente Felipe Ludueña, no dudó en aliarse con la derecha peronista isabelista que en Santa Cruz propició el golpe contra el gobierno de Cépernic, considerado un elemento peligroso de izquierda y enfrentado al influyente José Lopez Rega.

José Granero

En 1989 el entonces gobernador Ricardo Del Val sufrió una embolia que lo alejó de la gobernación por un tiempo, una vez recuperado de su salud, no pudo recuperar su gobierno.

La oposición interna encabezada por Néstor Kirchner asociado a la renovación peronista de Rafael Flores, Sergio Acevedo, Eduardo Arnold, y Héctor Icazuriaga entre otros, le sustanció un juicio político por mala administración.

José Ramón “Bochi” Granero asumió la gobernación y pactó con los sectores que desplazaron a Del Val, pero no soportó las contingencias de una economía en crisis ni se animó a practicar el ajuste que le pedían sus compañeros de ruta que le vaciaron el gobierno.

Abandonado a su suerte en Marzo de 1991 Granero renunció sin pena ni gloria.

Carlos Sancho

Fue el reemplazante de Sergio Acevedo quien en febrero de 2006 dejó el gobierno enfrentado con Néstor Kirchner por resistirse a pagar certificaciones de obras públicas no realizadas. Sancho se mantuvo 15 meses en el Ejecutivo como un administrador formal de las órdenes que emanaban de Olivos.

Así y todo, fue incapaz de dar respuestas a los planteos salariales de los estatales movilizados, primero se enfermó de estress y en Mayo de 2007 dejó el cargo en manos de Daniel Peralta, diputado provincial en uso de licencia quien reaasumió su banca para hacerse cargo del gobierno por sucesión institucional.

Fernando Cotillo

Los casos citados retratan conductas en las cuales claramente los vicegobernadores actuaron en favor de la destitución de los gobernadores con quienes compartieron fórmula.

Al actual vicegobernador se lo bautizó como “el Cobos de Peralta” porque al igual que hizo el vice de Cristina con la 125, desempató en contra de un proyecto del ejecutivo que aplicaba un cánon a las transacciones entre empresas mineras que hubiera aliviado las arcas públicas. .

¿Cómo se comportará el vicegobernador en los próximos días cuando -como se prevé- se intensifique la embestida nacional en contra de Peralta obligando a los actores políticos a tomar posición por uno u otro contendiente?. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video