Mientras Peralta confía en la renta de YPF, usan plata de la ANSES para hacer inversiones en la empresa

    8
    11
    Compartir


    13/09 – 10:30 – Nadie sabe con exactitud cuándo YPF comenzará a dar resultados positivos, financieramente hablando. Tal como estaban hechas las primeras proyecciones, para julio/agosto la empresa iba a estar repartiendo regalías y no es así. El argumento fue que esa plata se estaba utilizando en la reinversión que necesitaba para empezar a operar en un 100%. Ahora, YPF sería rentable para fin de año, pero mientras tanto, el gobierno nacional afecta fondos de los jubilados para financiar los gastos operativos de una petrolera. ¿Estaremos ante una nueva Aerolíneas Argentinas? (Por: Rubén Lasagno)

    De acuerdo a información de prensa nacional, YPF salió a colocar papeles de deuda en el mercado local, consistentes en tres series de Obligaciones Negociables (ON) por $ 1.500 millones y el 70% de esos fondos que embolsó YPF salieron de los recursos de la ANSES, señala el diario Clarín.

    El organismo previsional aportó 1.050 millones para el financiamiento de tareas de “inversión operativa”, incurriendo el Estado nacional, una vez más, en el saqueo de fondos del sector pasivo para actividades que no tienen nada que ver con ofrecer bienestar y salud a quien corresponde y no financiar una empresa multimillonaria vaciada y corrompida por las malas administraciones.

    ¿Empresa?

    Indudablemente que las previsiones sobre las que se hizo la expropiación de YPF no se están cumpliendo y ahora el Estado debe insuflar fondos de la ANSES porque la petrolera no tiene capital para invertir, eso está claro. La pregunta es ¿Cuándo va dar ganancias, entonces? ¿Qué esperanza le queda a la provincia de Santa Cruz y otras, que dependen de sus regalías, para comenzar a recibir el beneficio?. No hay respuestas.

    Peralta, cuando se hizo la nacionalización decía eufórico que la crisis provincial llegaría solo a mediados de año, porque entre julio y agosto YPF iba estar aportando fondos para levantar la crisis que consideraba disminuida totalmente para fin de año o principio del 2013.

    Ahora, cuando la crisis, no solo arrecia, sino que se profundiza a raíz de la pelea política con la presidenta, el gobernador plantea la necesidad de obtener un crédito porque, dice el Ministro Ivovich (Director de YPF) que para fin de año, YPF ya comenzará a dar dividendos y le permitirá a Santa Cruz pagar la toma de empréstito sin problemas.

    Hasta ahora, lo dijo el propio gobernador, YPF no le aporta ni un peso a la provincia porque todo lo recaudado “lo reinvierte” para maximizar su operatividad y llegar al máximo de producción. Ayer nos enteramos que Galuccio recibe plata de la ANSES para cubrir ese déficit operativo, lo cual deja claramente expresado dos cosas: que a la empresa la vaciaron, la administraron mal – cuestión a la que no es ajena el gobierno – y que los beneficios del “derrame” hidrocarburífero no está tan cerca como pretenden decirnos. Mientras tanto, el petróleo se sigue yendo del subsuelo, como cuando lo tenía a su cargo Repsol, solo que ahora Santa Cruz no ve ni un solo peso.

    YPF tiene un directorio de elite, con funcionarios que ganan entre 80 y 100 mil pesos, la información suministrada a esta Agencia señalan que los gastos burocrcáticos de la empresa se triplicaron y el ingreso de gente de La Cámpora, es una constante, en los distintos niveles de conducción.

    Cuando este proceso comenzó dijimos que esperábamos que YPF no se transformara en una nueva “Aerolíneas Argentinas”, hoy volvemos a plantearnos si no vamos en el mismo camino. Esta provincia, al menos, depende exclusivamente de las regalías petroleras para sobrellevar su déficit descomunal. Si YPF sigue dilatando su “derrame”, el futuro de Santa Cruz, comienza a hacerse más difuso que promisorio. (Agencia OPI Santa Cruz)

    11 Comentarios

    Dejar una respuesta