Aviso para Peralta: adelantaron que YPF “no es una caja para abastecer a la provincia”

    14
    33
    Compartir


    17/09 – 18:30 – Sin que saliera de la boca de Julio De Vido, pero si de sindicalistas allegados al gobierno nacional, ya le adelantaron al gobernador Peralta, en forma indirecta pero en texto claro, que YPF no va a ser una caja para cubrir el desfinanciamiento provincial. Las declaraciones vienen a raíz de la expectativa provincial que hay en la liquidación de regalías. Llamativamente, el Ministro de Economía (y parte del Directorio de YPF) cree que es mejor renegociar los contratos al valor de 2010, que recalcular el canon a los valores 2013/2015, por lo que la estatal nos tendría que pagar el doble. Esto, obviamente, favorecería a YPF ¿Y Santa Cruz cuándo se beneficia?

    El Gobernador Daniel Peralta ha fundado su estrategia financiera en la toma del empréstito por 200 millones de dólares, lo que le permitiría pagar las obligaciones provinciales (especialmente sueldos) hasta el mes de febrero de 2013. Para ese entonces, lo dijo el Ministro de Economía Ariel Ivovich ante los periodistas, se espera que YPF comience a volcar las regaláis petroleras que vienen de la mano de la renegociación de los contratos, donde la provincia espera equilibrar sus cuentas, con lo cual, está claro que la petrolera es el ancla más sustentable que tiene Santa Cruz, más allá de otras fuentes de financiamiento menores, que tratará de implementar el gobernador, como elevar la alícuota del juego y otros ajustes a la renta.

    En este marco el Secretario General del Sindicato Unido Petrolero e Hidrocarburífero (Supeh), Antonio Cassia, distribuyó un comunicado de prensa donde sostuvo que la empresa YPF “no es una caja para abastecer a las provincias mal administradas”, ya que ello “comprometería al país”.

    Puntualmente refiriéndose a Peralta Cassia señaló que “el gobernador parece no recordar que su ministro de Economía, Ariel Ivovich, forma parte del directorio de YPF en representación de la provincia de Santa Cruz” y remarcó que “es momento de prudencia y acompañamiento para que la petrolera crezca y no de pensar en obtener sus fondos de ella”.

    Tantas veces lo dijimos

    A veces nos cansa ser reiterativos, teniendo que traer a nuestras notas ideas, pensamientos que hemos expresado con anterioridad o análisis anteriores que se fundaron en la apreciación práctica de la realidad, la misma que hoy nos muestra que estábamos absolutamente acertados.

    Cuando se nacionalizó YPF dijimos que se transformaría en una caja del gobierno nacional y que las provincias eran utilizadas para hacer “el trabajo sucio” con la reversión de las áreas, las cuales una vez nacionalizadas “iban a ser invitadas” a cedérselas a la nación, como ocurrió.

    Cuando el gobernador Peralta confiaba en que YPF iba a comenzar a dar dividendos a mediados de este año, desconfiamos que ellos sucediera; finalmente no ocurrió. La excusa, inclusive difundida por el propio Peralta, fue que YPF “tenía que reinvertir lo que generaba para generar otras inversiones que le permitiera estar a un 100% y consolidarse como una empresa exportadora de futuro, buscando el ansiado autoabastecimiento”. Esto extendía los plazos para “comenzar el derrame” de YPF, a los primeros meses del 2013. YPF anda por el mundo buscando inversores desesperadamente y no los consigue.

    Hace unos días el gobierno derivó miles de millones de pesos de la Anses a YPF, para capitalizar la empresa y realizar la inversiones que debería haber hecho con fondos propios, lo que deja claramente establecido que no los tenía, es una empresa fundida, vaciada, una cáscara más, como Aerolíneas Argentinas, que va a producir un déficit descomunal al país y eventualmente algún beneficio.

    También dijimos que las ilusiones de Peralta de recibir un caudal de fondos que aliviara la situación provincial, estaba por verse. Primero porque YPF no va a “derramar” hasta dentro de un año como mínimo, siendo optimistas (y eso lo sabe el gobernador de Neuquén, quien hizo arreglos paralelos con el gobierno provincial) y segundo, porque el gobierno nacional, que hoy maneja la empresa, se encuentra enfrentado con el gobernador de Santa Cruz y no está decidido a darle por un lado lo que le quita por el otro.

    Para no hacer tan drástica la medida que va a aplicar Kicilof desde YPF a Santa Cruz, quien sale a decir lo que piensa el gobierno es Cassia. No es raro, es un aviso contundente para Peralta de que no cuente seguro los fondos de la petrolera y que no prometa a los sindicatos que esa será la solución para tomar el endeudamiento: porque YPF no está segura de cuándo va a ser rentable y en este sentido le advierte que no es momento de pedirle rentabilidad a YPF “sino de que la empresa crezca”, aunque obvia decir hasta cuándo.

    Y como si esto fuera poco, el propio Cassia en su nota le recuerda a Peralta “el gobernador parece no recordar que su ministro de Economía, Ariel Ivovich, forma parte del directorio de YPF en representación de la provincia de Santa Cruz”, con lo cual le está diciendo que Peralta conoce profundamente la situación de la empresa y por lo tanto, sabe que la rentabilidad de YPF no es posible por largo tiempo y que no será en beneficio de Santa Cruz.

    Ivovich, objeto raro

    El Ministro de Economía de Santa Cruz es la vez parte el Directorio de YPF. Santa Cruz viene renegociando con la empresa desde el 2010 las áreas que vencen en el 2014 y 2015. Esas negociaciones, llevadas a cabo por El Jefe de Gabinete Pablo González, nunca llegaron a un acuerdo con Esquenazi. El canon en el 2010 se estimaba en 240 millones de dólares, pero ese canon sube sustancialmente a medida que se acerca la fecha de vencimiento, lo cual pondría a Santa Cruz en posición de cobrar entre 400 y 500 millones de dólares en proximidad del 2013/2014. Bien, extrañamente el propio Ariel Ivovich ha manifestado en declaraciones a los medios que él es partidario de renegociar por el monto básico del canon al 2010, es decir, 240 millones de dólares.

    Hay algunas cosas que hacen ruido en este sentido ¿Para quién juega Ivovich? ¿Para la provincia de Santa Cruz o para YPF?. Porque hasta donde se conoce, Pablo González no había cerrado el canon en el 2010, precisamente porque discutía con Esquenazi un piso por sobre los 240 millones.

    De acuerdo a la fórmula que se aplica para el cálculo de este canon, Santa Cruz, a medida que se acerca al 2015 está en condiciones de cobrar más, pero el Ministro Ivovich dice que “está bien cobrar 240 millones”, en base a las nuevas inversiones que YPF anunció hace un mes atrás. Es decir, que Santa Cruz hoy no va a recibir ni un peso porque “YPF tiene que invertir” y el Ministro de Economía de Santa Cruz, decide que la provincia reciba un canon a valor histórico, pudiendo recibir uno actualizado de casi el doble, para – como dice Ivovich – “ayudar a YPF en el proceso de inversión”?.

    Es muy raro el planteo de este polifuncionario que está de los dos lados del mostrador y no se sabe bien de qué lado lo tienen los santacruceños. Será tarea de la oposición y de los gremios seguir este extraño derrotero que – otra vez – comienzan a tomar los recursos naturales de la provincia, donde – una vez más – pareciera que van a servir a intereses que nada tiene que ver con los habitantes de esta provincia. (Agencia OPI Santa Cruz)

    33 Comentarios

    Dejar una respuesta