Publicado el: 3, Oct, 2012

¡Hugo!, me hacés un favor…?



03/10 – 09:30 – En su llegada al aeropuerto de Venezuela, el periodista argentino Jorge Lanata, quien viajó con su equipo a ese país para cubrir las elecciones del domingo 7 de octubre, fue detenido por una hora e interrogado por personal del Servicio de Inteligencia de Hugo Chávez, en una clara muestra de amedrentamiento y amenaza, ante el conocimiento público del que el periodista más odiado por el kirchnerismo, llegaba al país sudamericano. (Por Rubén Lasagno)

Nicolás Wiñazki, columnista de Periodismo Para Todos, programa de Jorge Lanata por Canal 13 los días domingos, contó esta mañana por Radio Mitre, que el reconocido periodista argentino fue demorado por una hora en el aeropuerto de Venezuela, país donde llegó para hacer desde allí el programa del día domingo, en medio del acto eleccionario de ese país, donde Hugo Chávez juega su chance de perder su eternización en el poder, frente a Henrique Capriles.

Relató Wiñazki que ni bien llegaron “preguntaron cuál era la maleta de Jorge y se lo llevaron para interrogarlo”. Una vez apartado en un lugar del aeropuerto, lo interrogó personal que se identificó como del Servicio de Inteligencia del gobierno de Venezuela.

El columnista e investigador que trabaja con Lanata, recordó que Jorge estuvo allí en agosto pasado, desde donde hizo un programa especial con un análisis de la situación socio-política de ese país, durante los años de gobierno chavista.

El último domingo, en su programa de Canal 13, Lanata anunció que él y todo su equipo irían a Venezuela para cubrir desde allí, las elecciones nacionales del próximo 7 de octubre. El gobierno nacional siente cierto escozor, cada vez que se traslada por el mundo y la producción del programa más odiado por el oficialismo, ronda la comitiva presidencial, como fue el caso de Angola o últimamente en EEUU.

Cuando un periodista tan reconocido mundialmente, es apartado e interrogado por una hora y antes de empezar alguien le dice que quien lo interroga, son integrantes del Servicio de Inteligencia de un país, en este caso de Chávez, es porque más allá de que no exista ningún tipo de motivos valederos para hacerlo, la idea es que reciba un mensaje claro: sabemos quien sos, estamos detrás tuyo, cuídate.

Es lógico, llegó a Venezuela, cuna de la demodictactoracia latinoamericana, un modelo en el que se ha inspirado el gobierno argentino y que CFK se esfuerza por emular todos los días un poco más, entre otras cosas, su aversión y miedo al periodismo crítico. Por suerte y si el pueblo venezolano despierta este fin de semana, el paradigma del modelo demoditactocrático instalado, desaparecerá. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video