Publicado el: 9, Oct, 2012


Carlos Cheppi, embajador en Venezuela habló por 6,7,8 y ¿Qué podía decir? ¿Alguien podría pensar que Cheppi pudiera haber reconocido algo, perteneciendo al kirchnerismo, intentando de permanecer en el país de Chávez y tratándose de Lanata?. Como un buen funcionario más del régimen chavista, Cheppi repitió lo que le dijo el Ministro del Interior de Chávez, que a estas alturas resulta menos creíble que el lobo del cuento infantil, tratando de convencer a los tres chanchitos de que nos los va a comer.
Procaz, inadmisible, reducido a la figura de parlachín justificador, el hombre con un cargo emblemático, creado para representar a los argentinos y el interés de nuestro país en Venezuela, se transformó en un vocero chavista más, para no perder los privilegios ni enojar a la dama.
Mintió: dijo que Lanata y su equipo “provocaron” a las autoridades, que no estuvieron retenidos (nadie pudo salir, ni hacer un llamado telefónico) y que “le dijo el Ministro” que de ninguna manera le había borrado información.
6,7,8, el programa pago por los argentinos, correo del Zar y cuna de bien asalariados periodistas que paga el pueblo, pusieron al aire todas las versiones “K” y “Ch”, pero obviaron llamar a Lanata o a otro periodista del equipo para que diera su versión de los hechos. Ergo: la gente, le cree definitivamente a Lanata y no al gobierno nacional o a Chávez.
Cheppi, hasta ahora desconocido e ignoto militante del kirchnerismo, que ganaba su abultado salario so pretexto de representar a los argentinos en Venezuela, se reveló como un justificador ordinario del régimen y un mentiroso por encargo; triste destino para la diplomacia si cada embajador argentino es un Cheppi encubierto.

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video