Publicado el: 12, Oct, 2012

Llegó la presidenta en medio de estrictas medida de seguridad para evitar “espionaje”



12/10 – 20:00 – La presidenta Cristina Fernández arribó al aeropuerto internacional proveniente de Buenos Aires, luego de casi un mes de ausencia en esta capital, entre otras cosas, debido a que su residencia familiar se encontraba en refacciones. La seguridad presidencial se extremó en este caso y CFK salió del aeropuerto por un lugar inusual, para evitar las fotos. Vea la galería de imagenes

A las 18:30hs tocó pista en el aeropuerto internacional Piloto Fernández de Río Gallegos, el Falcon 900 alquilado a Royal Class por la presidencia de la nación, a partir de la obsolescencia del Tango 01, que puso en riesgo la vida de la mandataria cuando el 28 de agosto de este año tuvo un desperfecto en pista en una de sus turbinas, que obligó a la mandataria a ordenar su retiro de servicio.

Esta vez, se pudo observar un inusual y desproporcionado operativo montado antes de la llegada de la presidenta, tanto por personal de seguridad como el despliegue de la policía aeronaútica. Se dispusieron conitos naranjas y cintas de “peligro” en los lugares vedados para el estacionamiento, órdenes que han sido cumplidas al pie de la letra por las FFSS, luego que desde el gobierno, se acusara a OPI de estar haciendo “seguimientos ilegales” y “espionaje” a la mandataria nacional.

Otro detalle que no pasó desapercibido para nuestro cronista, es que el alambrado perimetral, el cual cerca al playón de embarque del aeropuerto, fue cubierto por un paño “media sombra” con el fin de entorpecer la visión hacia adentro de la pista y evitar el disparo de las máquinas fotográficas o la visión limpia de los aviones y sus ocupantes, que en varias oportunidades han sido captadas por nuestros teleobjetivos.

Hoy, sin embargo, se agregó un aditamento que estaba ausente en la última visita de la presidenta el 14 de septiembre: el Peugeot 408 azul, que normalmente la transporta y sale hacia la ruta 3, utilizando las calles internas del aeropuerto, esta vez recogió a la ilustre pasajera en la pista y partió raudo por una calle alternativa del sector de pista, con el propósito de evitar que nuestro fotógrafo pudiera captar la imagen de Cristian sentada en el asiento del acompañante, mientras era conducida por el chofer-funcionario municipal, Daniel Álvarez.

Con la presidenta, descendió de la máquina una pequeña comitiva que abordó distintos autos y desapareció del aeropuerto en cuestión de minutos.

Casi un mes

La última llegada de Cristina Fernández a Río Gallegos fue el 14 de septiembre de este año, cuando arribó a esta ciudad, luego del escándalo que armó el gobierno nacional en los medios nacionales, acusando a la policía de la provincia y a esta Agencia, de estar haciendo “espionaje” a la presidenta.

Aquel día, se dispusieron medidas “de seguridad” alternativas, pero hoy, las mismas se profundizaron y de acuerdo a fuentes del aeropuerto, le confiaron a OPI que la orden de la seguridad presidencial fue “sacar de las cámaras fotográficas a la presidenta y sus movimientos”. De ahí que resulte cada vez más difícil obtener una imagen de CFK en sus llegadas y partidas de esta ciudad.

Otras fuentes de OPI, señalaron que la presidenta hace un mes que no aparece por Río Gallegos, dado que su casa de calle Mascarello estaba siendo refaccionada, como indicamos oportunamente cuando dijimos que debido a los trabajos realizados en la residencia, CFK había pernoctado en casa de su hijo Máximo.

Tal como muestras las fotografías que pudo obtener OPI, en los últimos 10 días la casa del Barrio Jardín lucía sus ventanales tapados con papeles, puesto que adentro el personal de la empresa Austral Construcciones SA estaba pintando totalmente el inmueble, trabajos que fueron terminados a principio de esta semana.

La presidenta, tendría pensado permanecer en Río Gallegos todo el fin de semana y no volar a El Calafate, al menos de acuerdo a los detalles extraoficiales que se pudieron conocer, ya que hay un hermetismo total alrededor de su estancia en esta capital.

La situación de extrema tirantez política que vive Santa Cruz, donde el Gobernador Peralta se encuentra viajando por la provincia, tratando de sumar alianzas e Intendentes, diputados y funcionarios nacionales como Aníbal Fernández y Edgardo de Petri apoyan una “reivindicación del modelo” en Río Turbio, le da a la llegada de Cristina, una connotación especial y es un mensaje político que intenta fortalecer la imagen del gobierno nacional haciendo presencia en la ciudad desde donde se maneja la política provincial. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video