Sinopec dice que fue sabotaje y algunos no le creen

    13
    4
    Compartir


    12/12 – 15:30 – La fuga de crudo de un oleoducto de la empresa de capitales chinos Sinopec, generada hace dos días en la localidad de Las Heras, está siendo saneada por personal de la operadora, aún cuando todavía no se alcanzó a remediar el terreno donde la empresa YPF tuvo una pérdida importante del petróleo hace pocos días atrás. La petrolera dijo que se trató de un “sabotaje”, pero las fuentes estiman que, como en el caso de YPF, se debe a problemas de mantenimiento del oleoducto.

    A raíz del nuevo escape de crudo originado en la rotura de un oleoducto de la firma Sinopec en el área denominada LH10 de Las Heras, la operadora emitió un comunicado que no deja conforme a quienes saben de petróleo y fundamentalmente a quienes deben actuar sobre las consecuencias.

    El derrame, que se manifestó como una columna aérea de petróleo escapando de un caño, produjo un efecto de rociado sobre un área aproximada a los 5.000 m2 y la empresa denuncia que unos 60 m3 de fluido con 80% de agua y 20% de petróleo han escapado, hasta que, alertados por la pérdida se procedió al cierre de las válvulas y a quitar presión al caño. Otras apreciaciones señalan que el área impactada es mucho mayor por efectos del viento y que la cantidad del derrame es dos tercios mayor a la que se calcula.

    Ha tomado participación la Subsecretaría de Ambiente de zona norte, que se encuentra abocada a investigar las circunstancias que desencadenaron el incidente. La empresa Sinopec sostiene que se debió a un “sabotaje”, pero las fuentes consultadas por OPI en Las Heras, descartan de plano esta posibilidad. “Con lo elementos que tenemos te digo desde ya que aquí hubo un problema de un caño que está podrido, este oleoducto como el de YPF el otro día, no resiste presión; si lo remendás en un lado explota en el otro”, le señaló a OPI un trabajador del petróleo de Las Heras.

    El caño que se rompió, es parte de una instalación muy antigua que perteneció a YPF y a lo largo de estos años habría tenido muchos incidentes, algunos menores, pero que han dejado rastros de su mal mantenimiento y el pésimo estado de las instalaciones.

    De acuerdo a información suministrada por la propia empresa, se habrían recuperado hasta el momento aproximadamente 30m3 del derrame y se encuentran trabajado en la zona 9 cuadrillas de laboreo manual, tres camiones de vacío y alto vacío.

    Se estima que la seria acusación de la operadora responde a una estrategia para deslindar responsabilidades, de todos modos es la Secretaria de Medio Ambientes quien deberá definir si en realidad el incidente se produjo por causas fortuitas o porque hubo una intencionalidad de destruir las instalaciones. Las fuentes aseguran que es mínima la posibilidad de que resulte sospechoso un sabotaje y que solo basta repasar el estado de las instalaciones para darse cuenta de que éste, como otros incidentes, pueden producirse hoy o mañana, nuevamente o estar ocurriendo en este mismo momento. (Agencia OPI Santa Cruz)

    4 Comentarios

    Dejar una respuesta