Lezcano, no te creo nada

    28
    1
    Compartir

    Oscar Lezcano de la CGT oficialista dijo que le puso un plazo de 40 días al gobierno nacional para que dé una respuesta a la elevación del mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias.
    En realidad nadie cree que Lezcano pueda hablar en serio, o al menos sin una autorización expresa del gobierno. En este sentido es más apropiado pensar que como la movilización del piso imponible, es algo que el gobierno viene dilatando para acercar la medida lo más posible a las elecciones de 2013, pero que irremediablemente va a tener que “tocar”; la presidenta prefiere que sea “su propia CGT” la que le “exija” y no tener que tomar la medida escuchando el retumbe del discurso de Hugo Moyano, que se llevaría la gloria de haberle torcido la mano.
    Un favor se paga con otro. Mientras la CGT oficialista aparece como defendiendo de manera firme los derechos de los trabajadores, el gobierno le entrega el “triunfo” a cambio, claro está, de someterse a los influjos de su poder político. Por otro lado, el gobierno logra despojar a Moyano de una carta ofensiva que viene agitando desde que separó del kirchnerismo.
    No le podemos creer a Lezcano que diga lo que dijo, sin que medie un guiño de la presidenta. La actualización del nuevo piso es una tarea impostergable que mas tarde o más temprano el gobierno deberá tocar; el problema es cómo no hacerlo aparecer como un triunfo de la CGT opositora. Con esta movida, todos quedan contentos: la presidenta porque dirá “nosotros damos respuestas a los trabajadores”, Lezcano que facturará “con diálogo se puede conseguir lo que necesitan nuestros compañeros trabajadores” y ambos prevén dejar al camionero mirando desde afuera “con la ñata contra el vidrio”, como dice el tango. Es muy obvio y por eso, poco original.

    1 Comentario

    Dejar una respuesta