Publicado el: 22, Oct, 2012

Intendente de Capilla del Monte admitió que De Vido le manda obras y le dice cuál empresa la debe hacer



22/10 – 13:45 – Lo que tantas veces hemos dicho que en Río Gallegos las obras llegan a través de la municipalidad con “nombre y apellido”, se cristalizaron en las declaraciones de un intendente cordobés quien reconoció, que si no se le otorga obras por 280 millones de pesos a una constructora ordenada por el Ministro de Planificación “no le van a perdonar nunca la vida”, ergo: nunca más le van a enviar un peso.

Esta nota, que apareció hoy en La Voz del Interior de Córdoba, viene a graficar y demostrar claramente cómo se maneja el kirchnerismo con la obra pública, un “modus operandi” que no es nuevo y que hemos denunciado en varias oportunidades en Río Gallegos y otros lugares de la provincia.

La noticia del diario cordobés señala que el intendente de Capilla del Monte, Gustavo Sez, justificó esta mañana la decisión de realizar obras por más de 280 millones de pesos en su ciudad, con fondos nacionales y por contratación directa a la empresa Mundo Estructuras señalando “Cuando surgió una propuesta del Ministerio de Planificación de la Nación, los llamamos a los concejales y les dijimos qué hacer. Antes de la confección de la ordenanza tuvimos reuniones previas con los concejales y la gente de la empresa“, expuso Sez en declaraciones a Mitre 810. Sez confirmó que la Nación le dio los fondos con la indicación de la empresa que debía contratar.

Aunque al responder sobre el origen del pedido para que participe la firma mencionada – señala el medio – el mandatario confirmó que fue designada por “la gente de Planificación”.

Esta admisión implica que por primera vez un jefe municipal hace público algo de lo que se venía hablando hace muchos años: que los fondos del Gobierno nacional vienen acompañados de la exigencia de la empresa que debe ejecutar la obra, dice LVI.

El intendente – continúa – explicó que el Concejo Deliberante hizo “causa común” y dio luz verde al municipio para continuar las gestiones por unos 13 proyectos con el Ministerio de Planificación Federal. “Garantizamos que la empresa existía y tenía los requisitos para hacer la obra. Si vinieran los fondos son no reintegrables para el municipio“, agregó.

Privar al ciudadano de estas obras era algo que no me iban a perdonar nunca en la vida. Mientras queden las obras y los dineros provengan del Ministerio de Planificación Federal yo me quedo tranquilo en ese sentido. La comisión de control está conformada por la oposición“, argumentó.

Corrupción sin escalas

Hubo un tiempo que la corrupción se ocultaba. Ser corrupto, especialmente si se trataba de un funcionario público, significaba un baldón para el transgresor y para su familia. Su estadía en el cargo tenía los minutos contados y alguien, más arriba o más abajo, no consentía tamaña afrenta y regularmente, renunciaba o era desplazado “a destinos menos expuestos” de la función pública o partidaria. Hoy no, el kirchnerismo ha logrado que la corrupción, no solo se practique, sino que se difunda y se explique.

Tal es el caso del Intendente de Capilla del Monte y de los concejales de su ciudad, que acabamos de leer. Esto, sumado a la avanzada del gobierno nacional por “interesarse” en la situación de “necesidad” de los municipios de todo el país, como dijimos en otras notas, tiene un fin común: quedarse con una parte importante de los fondos que envían, ¿Cómo?, a través de los retornos que pagan las empresas asociadas al poder, que ellos mismos arman y a las cuales les otorgan las obras, usando a los intendentes para enjuagar los negocios con los dineros públicos.

En Río Gallegos se apresta a llegar una gran cantidad de obras que ya tienen “nombre y apellido” y que iremos mencionando a los largo del tiempo y a medida que las contrataciones se vayan realizando. Las sumas destinadas para los municipios son millonarias, pero las condiciones son más o menos siempre las mismas: no entorpecer el libre funcionamiento de la cadena de la felicidad de Julio De Vido, quien no actúa solo, obviamente, sino a las órdenes de la presidenta CFK y con el acompañamiento de sus peones locales.

No hay mucho más para decir, solo que cada lector saque sus propias conclusiones, de lo que leyó, cree y piensa, al respecto y lo compare con lo que durante tanto tiempo venimos diciendo y denunciando en Santa Cruz. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video