Publicado el: 14, Nov, 2012

Mientras el Interventor de SPSE habla, mañana Caleta Olivia estará sin agua por 24hs



14/11 – 16:30 – La grave situación sanitaria, hídrica y energética de Caleta Olivia solo se resuelve con una gran inversión. El gobierno provincial no tiene los fondos y la nación no se los facilita. Ante eso, el Gobernador Peralta decidió enviar un “Interventor”. Esteban Mihanovich, que de él se trata, no puede resolver nada, pero habla para convencer a la gente de que todo es parte de un proceso “lento pero necesario”. Mañana Caleta se quedará, una vez más, por 24 horas sin agua. El malestar crece, la gente cada vez aguanta menos y el funcionario de la gerencia, sigue hablando. (Por: Pablo Gordon desde Caleta Olivia)

Lo habíamos adelantado cuando el gobierno provincial nombró como “interventor” de la gerencia de Servicios Públicos Sociedad del Estado, a Esteban Mihanovich, un conocido ineficiente militante del PJ cuya única condición loable es la de hablar, dar entrevistas, “escucharse” y prometer lo que sabe de antemano que no puede cumplir, tal como lo ha demostrado en todos los puestos de gestión donde estuvo, donde desplegó una falta total de ejecutividad práctica.

No sabemos bien en calidad de qué, el gobernador de la provincia, envió a Mihanovich a Caleta Olivia donde el tema del agua y el sanitario son tan graves y urgentes, que necesitan de dos elementos fundamentales: gente entendida en la materia y fondos. Ninguna de las dos cosas tiene hoy la provincia. El acueducto Lago Muster, sigue rompiéndose una y otra vez y como tantas veces en los últimos años, Caleta Olivia se quedará mañana y por 24 horas, sin agua en toda la ciudad.

En tanto, el Interventor enviado por SPSE, habla. Lleva horas de declaraciones grabadas y de texto donde se trascriben sus palabras en diarios con pauta oficial; sin embargo, parece que aún los medios de zona norte, no conocen al nuevo funcionario y le siguen prestando sus micrófonos para que les cuente lo que ya saben y les prometa cosas que no puede cumplir, porque la obra de la cual depende la solución final del problema necesita abultados fondos, que hoy no están previstos y especialmente la nación no aportará, mientras Peralta esté a cargo de la gobernación. Pero esta parte, Mihanovich no lo dice y sigue transformando a su discurso en retóricos, similares a sus antecesores, con la diferencia que hoy la población ya está al borde de un ataque de nervios.

El agua no alcanza para todos, este es el principio básico que fundamenta la “sugerencia” que imparte SPSE a toda la ciudadanía caletense. Prohíben lavar autos, regar y derrochar el líquido vital, pero la cuestión no es coyuntural, será una constante en los próximos meses y con tendencia al agravamiento, si no se adoptan medidas definitivas.

La zona norte y media de la provincia está sufriendo temperaturas inéditas para esta época del año, lo que hace prever un verano muy riguroso. Caleta Olivia tiene problemas sanitarios y básicamente de provisión de agua domiciliaria. Posee una red vieja, obsoleta, cañerías inadecuadas, instalaciones sin ordenamiento y muchas clandestinas y sobre todo, un acueducto absolutamente irreparable. Si repasamos las noticias de archivo, encontraremos acá mismo en OPI, las idas y vueltas que ha tenido este gravísimo tema del acueducto, el cual proviene de Comodoro Rivadavia y administra la Cooperativa Eléctrica de esa ciudad.

El tramo de la cañería es absolutamente inviable. Todo el tiempo se repara en un lado y como producto de la presión que se inyecta, ante mayor consumo, como en épocas de verano, el ducto estalla en alguna otra parte del largo tramo. No hay solución posible si no es la definitiva, que implica la sustitución de todo caño, a un costo aproximado a los 60 millones de dólares.

SPSE en vez de sincerar la situación con la gente, para no enervar los ánimos, sustituye funcionarios como si esto fuera a generar más confianza o le hiciera ganar tiempo ante la creciente ola de bronca y desánimo que se desata en la ciudad, cuando los problemas arrecian y solo se escucha hablar una y otra vez o se leen explicaciones que en sí mismas son verdadera falacias, con argumento sin sustento y un objetivo muy claro: entretener y extender el tiempo, mientras se espera que en algún punto, el Estado nacional decida generar los fondos necesarios para terminar con el problema del agua de una vez por todas. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video