El Hotel Alto Calafate de la familia Kirchner, inauguró un salón de eventos para 650 personas

    75
    8
    Compartir


    19/11 – 13:45 – El hotel Alto Calafate, cuya propiedad pertenece a la familia Kirchner, inauguró este sábado un salón de alta tecnología dedicado a realizar eventos VIP. Con capacidad para 650 personas y la adecuación de la última tecnología en materia de servicios a los asistentes, quedó en marcha el primer salón de este tipo en Santa Cruz, orientada al segmento de turismo de reuniones y corporativos. El Salón Patagonia C&C, del Hotel Alto Calafate, es una nueva inversión de la presidenta para revalorizar la importancia de El Calafate como destino turístico. La presentación vino de la mano de una empresa relacionada a Lázaro Báez.

    El día sábado se llevó a cabo un importante coctel en el hotel Alto Calafate, propiedad de la familia Kirchner, donde fue inaugurado un enorme salón de convenciones denominado Salón Patagonia C&C, con capacidad para 650 personas y la última tecnología aplicada, para constituirse en una “oferta inmejorable en el segmento de turismo y de reuniones y corporativo”, expresaron los organizadores del lujoso evento que contó con la presencia de autoridades nacionales, provinciales, empresarios y grandes ausencias como el gobernador Peralta y la propia presidenta Cristina Fernández. Sin embargo se notó la presencia del Intendente Javier Belloni, el diputado nacional Pablo González, el Vicegobernador Fernando Cotillo y algunos intendentes del interior, amigos del jefe comunal y que se consideran “cercanos a la presidenta”, como José “Pepe” Boldovic, de Piedra Buena y su hijo, el diputado provincial Federico Gulliver Boldovic Chaparrotti.

    De acuerdo a lo expresado por Adrian Berni, presidente de la firma Valle Mitre SA, administradora del hotel 4 estrellas que adquirió Néstor Kirchner con los controvertidos 2 millones de dólares comprados poco antes del ajuste de la moneda extranjera, El Calafate necesita tener un crecimiento en este segmento del turismo al consideró que es “una herramienta fundamental para romper la estacionalidad”, con la idea de que todos los eventos nacionales e internacionales, puedan ser realizados en este enorme lugar, integrado a las comodidades del lujoso hotel que domina el paisaje desde el acceso a la ciudad.

    El enorme salón presenta un auditorio con luces de intensidad regulable, utilización de última generación en sistemas de audio envolvente y proyección de video en HD. Permite la subdivisión del espacio en dos salas separadas por paneles acústicos de alta tecnología en materia de aislaciones, lo que le permite que en forma simultánea se lleven a cabo dos eventos, sin interferir uno con otro. Posee un foyer y pasillos laterales, destinados a coctails, eventos sociales, corporativos y exposiciones de todo tipo y todo el salón posee una vista panorámica hacia el paisaje que domina el Lago y el cordón andino.

    Los transformers

    La vinculación de Lázaro Báez como gestor de los negocios de Néstor Krichner, quedan reflejados en varias oportunidades a lo largo de estos años, tal como lo reflejara OPI en distintos momentos; pero en esta oportunidad, otra vez esa asociación se destaca a la luz de las referencias que los mismos actores producen sobre lo que nosotros llamamos “el encadenamiento de negocios más grande del país”, ya que – llamativamente – todas las sociedades de Kirchner y Báez, coinciden, algunas en su composición y otras en la administración común de determinados servicios o bienes ¿Casualidad, sociedad de negocios compartidos o la negada una y otra vez palabrita que molesta al empresario de la construcción: “testaferro del poder”?.

    Es que en medio del coctel del Hotel Alto Calafate, Berni, representante de Valle Mitre SA, no dejó pasar la oportunidad de anunciar a quien lo quisiera escuchar, que la empresa está en plena expansión y ampliación de la Hostería Las Dunas, la cual para diciembre inaugurará una remozada fachada con 40 cómodas habitaciones y lujosos espacios gastronómicos y de comodidad VIP.

    En abril del año 2009, OPI anunció la compra de este hotel (Las Dunas) por parte de Báez, por un irrisorio precio de 2 millones de pesos, edificio que manifestaba en toda su estructura el descuido y el paso del tiempo. Desde entonces, arquitectos y empleados de Austral Construcciones iniciaron el camino de la remodelación y en diciembre se completa un nuevo sueño del amigo presidencial.

    Coincidentemente”, “X Mitre”, que vende servicios turísticos de Alto Calafate Hotel, pertenece al titular de Austral Construcciones S.A quienes también “venden” al turismo, el comedor de campo “La Usina”, ubicado a escasos 40 Kms de El Calafate y a 30 del glaciar Perito Moreno, otro negocio de oportunidad de Lázaro que en el 2009 compró Hostería Las Dunas.

    “X Mitre” que casualmente administra y vende los servicios de las empresas de Lázaro Báez en la villa, es propiedad de la firma “Valle Mitre SRL” (que administra Alto Calafate e inauguró con pompas el Salón Patagonia C&C), la cual tiene domicilio legal en Av Libertador 761 de Capital Federal, domicilio comercial en calle Lavalle en Buenos Aires y tiene como Gerente general a Adrián Bourget, tal los registros a los que tuvo acceso OPI.

    Valle Mitre SRL” se creó en noviembre del 2004 con el objeto de explotar la actividad gastronómica, turística y alquiler de vehículos entre algunos de sus objetos sociales y sus dueños iniciales fueron Máximo Carlos Maratta y Alejandro Baldini, ambos de El Calafate, quienes en el 2006 cedieron sus acciones a Ricardo Albornoz y a su esposa Edith Magdalena Gelver.

    Sin dejar de sorprendernos por las coincidencias, encontramos que Ricardo Albornoz es el escribano que tiene sus estudios en calle Don Bosco de Río Gallegos y le lleva la constitución y administración de las sociedades al empresario kirchnerista. Más aún, fue en su oficina donde Ricardo LeandroAlbornoz citó, por orden de Lázaro Báez, a Fernando Butti para que firmara la recesión de todos los poderes que le había concedido el dueño de Austral para manejar sus negocios, debido a que, no por casualidad, Báez descubrió su deslealtad en el manejo de los negocios que le había confiado. Ricardo Albornoz fue registrado en el mes de octubre de 2012 saliendo de la casa de la presidenta CFK en Río Gallegos, debido a que es el profesional que lleva adelante los negocios e intereses de la familia.

    Si el lector repasa el texto, relaciona los nombres, las actividades y las inversiones, va a poder sacar sus propias conclusiones y armar este rompecabezas de inversionistas que son verdaderos “transformers” de la realidad comercial de esta provincia y deja fuera de dudas las conclusiones a las que arribamos desde hace tiempo en nuestro espacio: poder y negocios son una misma cosa en Santa Cruz y muchos de estos mismos personajes, aparecerán en los próximos años, pretendiendo convencer a la gente de que son la llave para el cambio. (Agencia OPI Santa Cruz)

    Nota relacionada:

    Lázaro Báez ahora compró Hostería Las Dunas pero perdió algunas estrellas

    8 Comentarios

    Dejar una respuesta