Publicado el: 27, Nov, 2012

Chubut gastará $ 1.700.000 para que le digan dónde invertir ¿Y el Ministerio de la Producción?



27/11 – 11:00 – El Gobernador Martín Buzzi tiene cierta propensión a gastar plata y no del todo bien. Hace un tiempo gastó dinero para que le dijeran cómo combatir las gaviotas que pican a las ballenas y después de dos años de “investigación” y gasto, el método (que a nosotros nos costó unos minutos darnos cuenta que era inviable), resultó ser un fiasco. Ahora, pareciera que en Chubut no hay técnicos y profesionales que diagramen un plan de inversión, a punto, que el gobernador decretó contratar en forma directa a una fundación con sede en La Plata (Buenos Aires). (Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – Un trabajo del periodismo es no creer todo lo que los gobernantes dicen e investigar qué hay detrás de cada discurso, medida o inversión; un poco hacer realidad el clásico ejemplo de que la noticia no es que el perro muerda al dueño sino que el dueño muerda al perro.

En este sentido encontramos una decisión del gobierno de Martín Buzzi que nos llamó la atención, porque en un mundo donde la inocencia se ha perdido, mucho menos se puede creer que desde el gobierno provincial existen bolsones de inocentes prístinos, que de tanto celo profesional que tienen, por hacer bien las cosas (a veces), cometen errores. Más bien creemos en el doble estándar, en la falacia y en la construcción de argumentos poco convincentes, a la hora de justificar inversiones que desde el principio al final del Decreto firmado por el mandatario, encienden las suspicacias.

Martín Buzzi firmó un Decreto encargándole al Centro de Estudios y Proyectos del Ambiente SA de la ciudad de La Plata (Bs As), para que le diga en qué proyectos debe invertir Chubut, de cara al futuro y para tal fin decidió pagar la suma de $ 1.694.000,00 que desembolsará la provincia a través del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano, de donde van a salir 700 mil pesos y el Ministerio de Economía y Crédito Público que aportará 994 mil pesos más.

De acuerdo a lo que detalla hoy el diario Jornada, el gasto se dividirá en 4 partes. Este año, el IPV desembolsará 70 mil pesos y Economía hará lo propio con otros 99.400 pesos. Para 2013 está previsto que la cartera que conduce Graciela Galli (IPV) gaste un poco más en la fundación: 630 mil pesos, mientras que la Contadora Gabriela Dufour (Economía) completará la contratación con 894.600 pesos. Entre ambas carteras se encargarán de administrar, coordinar y ejecutar la futura Agenda de Inversiones Prioritarias.

Cuando se presentan estas inversiones, las mismas se hacen en forma directa y el Decreto viene impulsado desde el Ejecutivo, las razones que se esgrimen para convencer a la opinión pública de que el gasto es necesario, suelen ser al menos llamativas, algunas veces sugerentes y otras veces poco sólidas.

En este caso, vamos a seguir conceptualmente lo que Martín Buzzi expresa como argumento de peso para otorgarle un trabajo de estas características a una empresa foránea, por un monto apreciable de dinero y básicamente, desconociendo que en Chubut existe un Ministerio de la Producción, junto con un Ministerio de Economía que tienen excelentes técnicos y profesionales, que bien podrían llevar adelante este proyecto, que, además, es competencia directa de estos organismos, que para eso están.

Dí mucho, para no decir nada

«Resulta necesario propiciar la creación de una Agenda de Inversiones Prioritarias a fin de identificar los programas y proyectos de inversión que se puedan poner en marcha e implementar en el actual período de Gobierno, para provocar un verdadero salto de calidad de la provincia”, manifiesta el Decreto refrendado por el Gobernador.

Para afianzar más los argumentos y explicar porqué no se hace por administración, en vez de pagar una suma tan importante a una firma extra provincial, Buzzi reafirmó “Resulta razonable aplicar al caso lo previsto en la normativa vigente dado razones de urgencia que impiden la realización de otro método de búsqueda que dejarían la concreción de estos proyectos fuera de tiempo oportuno”.

Más adelante el instrumento legal afirma “Se tendrá especialmente en cuenta las tres premisas básicas del desarrollo sustentable que consideran hoy las Naciones Unidas: el Crecimiento Económico, la Inclusión Social y el Cuidado Ambiental” y agrega entonces que “es imprescindible contar con asistencia técnica especializada que facilite la concreción del enfoque y el alcance de las premisas indicadas”.

Si nos regimos por las propias palabras del Gobernador, intuimos que la provincia carece de técnicos especializados con suficiente capacidad como para comprender el enfoque que pretende Buzzi que se tenga del proyecto, para alcanzar los objetivos que se propone. Si así fuera, el propio gobernador tendría que revisar el cuerpo de funcionarios y empelados que mantiene la provincia, porque de alguna manera se está tirando la plata en sueldos en gente poco idónea para una tarea tan específica como la de armar un proyecto de inversión para aconsejar al gobernador dónde y en qué invertir..

De acuerdo a lo especificado en el pliego del contrato, la Fundación de la ciudad de La Plata deberá presentar los siguientes diseños: un sistema de transporte interurbano transcomarcal, un sistema de edificios públicos de socialización, un sistema de atractores territoriales y de fortalecimiento socio-productivo, generación de riqueza y empleo, a identificar y localizar en los sitios de mayor capacidad de potencialización económica y social y también “un sistema de aldeas o sitios ecoturísticos y la realización de la evaluación ambiental estratégica del sistema de inversiones”.

Entre la lógica y el negocio

Desde la lógica, el razonamiento indica que no existe otro organismos más acorde para llevar adelante un estudio de este tipo, que los propios del gobierno provincial (Producción y Economía), por cuanto aquí no se trata de pedirle a la consultora que asesore sobre inversiones en el exterior, sino que los “estudios” están fundados en cuestiones absolutamente locales y de injerencia provincial, cuyos datos estadísticos y el conocimiento empírico de la realidad lo tiene exclusivamente la provincia.

¿Qué hará la Fundación Centro de Estudios y Proyectos del Ambiente SA sino es pedirle a los organismos de la provincia (entre ellos y principalmente) a los Ministerios de la Producción y Economía los datos básicos para establecer porcentuales y tendencias en base al registro histórico y de allí establecer las proyecciones? ¿Qué hará la fundación de La Plata, sino afincarse con sus técnicos en Chubut para relevar aspectos productivos, poblacionales, empresariales, territoriales etc, para componer las conclusiones que deben entregarle a Buzzi, ya que por no pertenecer a Chubut, su conocimiento de la realidad provincial nadie asegura que sea, al menos, aceptable?.

Algún mal pensado puede colegir que, en realidad, detrás de la endeblés de los argumentos, se oculta un negocio (ergo: corrupción), idea que se refuerza sobre el apresuramiento por evitar el llamado a concurso de antecedentes para realizar una tarea como ésta, sin merituar las capacidades del oferente, entre otros detalles.

Otro razonamiento más inocente, podría apostar a que el gobernador Martín Buzzi no es muy feliz en sus decisiones o tiene un grupo de asesores con cierta tendencia a inducirlo al error, como el inviable estudio que realizaron por algunos años en Chubut (presupuesto mediante) para eliminar las gaviotas picadoras, del lomo de las ballenas que llegan al Golfo.

Dos situaciones que, en cualquiera de los casos, es grave y abren especulaciones, que de no ser correctas, manchan desde el inicio, los esfuerzos en la gestión del gobernador de Chubut. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video