Diputado de La Cámpora asesorado por ex agente de inteligencia

    23
    33
    Compartir


    29/11 – 12:30 – En base al listado de empleados, diputados y asesores de la Cámara de Diputados, que OPI publicara hace unos días, quedó relevada la vinculación de un ex agente del Batallón 601 con el diputado Leonardo Álvarez. El hombre, que cobra por la legislatura provincial figura en los archivos desclasificados de la dictadura, a pesar del discurso en contra que La Cámpora y los diputados provinciales, suelen montar para librar sus batallan en contra de quienes no le son afines. (Por: Héctor Barabino para OPI Santa Cruz)

    La publicación de la lista con los nombres de los asesores de los diputados provinciales provee de material indispensable para conocer el verdadero perfil de los representantes del pueblo, y sobre todo para desnudar el marcado contraste que existe entre sus prédicas y sus prácticas.

    El diputado por el pueblo de Puerto San Julián Leonardo Alvarez, del pelotón de La Cámpora, cuenta entre sus asesores a Roberto Carlos Pierotti, ex miembro del batallón 601 de inteligencia que hizo estragos durante la dictadura marcando gente que luego era apresada, torturada, muerta o desaparecida. El ex presidente Alfonsín disolvió el temible batallón, y la presidenta Cristina Fernández, ordenó desclasificar sus archivos y publicar las nóminas de sus integrantes. Para que Nunca Más.

    Roberto Carlos Pierotti vive en Pto San Julián y tiene antecedentes que el diputado Alvarez no ignoraba cuando decidió nombrarlo su colaborador, fue director de Tránsito y Comercio, y se desempeñó como Secretario del Concejo Deliberante hasta el 2010 cuando la publicación del dossier con los nombres de 4300 ex agentes del Batallón 601 entre los cuales figuraba, lo obligó a renunciar.

    Cuando todo hacía pensar que el ex 601, estaba definitivamente retirado de la actividad pública y pernoctaba en cuarteles de invierno, Alvarez decide conchabarlo en la legislatura con un sueldo de 12.692.16 pesos.

    En San Julián recuerdan que la renuncia de Pierotti causó revuelo, “cuando se publicó su nombre comenzaron una serie de movimientos para resolver adecuadamente su salida del Concejo, sin que se note demasiado, sobre todo porque había sido nombrado por el Intendente Nelson Gleadell”, comenta una fuente.

    Nerviosas reuniones entre Concejales y el Intendente, “patética porque el ex agente habló de caza de brujas en su contra” derivaron en que Pierotti finalmente decidiera irse sin que lo echen. ”Sintió que sus compañeros no estaban dispuestos a defenderlo” relata la fuente.

    Fue clave la opinión del entonces Secretario de DDHH Alberto Maruco quien sostenía que Pierotti debía dejar su cargo por tratarse el Concejo de una “institución fundamental de la democracia” que el ex agente no honraba.

    El diputado Leonardo Alvarez reconoció públicamente que Pierotti trabaja con él, y que también forma parte de su plantel de asesores, Cecilia Guillermina Barría, esposa del Intendente Gleadell, ex concejal, y empleada de la Obra Social del Sindicato de Comercio. (Agenia OPI Santa Cruz)

    Notas relacionadas:

    Listado completo del personal y sueldo de la Legislatura. Una fiesta cara para una producción pobre

    33 Comentarios

    Dejar una respuesta