Publicado el: 30, Nov, 2012

Todos son buitres y caranchos, menos mi madre



20/11 – 14:40 – La Jefa de Estado tiene una incontinencia verbal que le hace llegar a extremos de la contradicción que no benefician para nada su imagen pública. Son varios los yerros, pero éstos son cada vez más seguidos y por ende más difíciles de digerir por la gente. En su beligerantes discursos, no quiere dejar nada fuera de la crítica obtusa y, lamentablemente para ella, no recuerda que todos los que la rodean, incluyendo su familia, son parte de este país y de la realidad que la mandataria se niega a reconocer. (Por:Rubén Lasagno)

Ayer le hicimos una nota a Hugo Moyano y el lider de la CGT Azopardo hablando de la presidenta y sus contradictorios discursos dijo “Estas son las cosas que le anotan y ella las dice sin saber el significado de las mismas” y puntualmente se refería a la crítica que hizo la presidenta sobre el uso de la licencia gremial por parte de los sindicalistas poniendo como ejemplo que su madre fue dirigente gremial 30 años y “jamás sacó licencia gremial”. Entonces Moyano planteó una premisa lógica: si fue dirigente gremial, no sacó licencia y siguió trabajando en el mismo puesto, cobraba como empleada y cobraba como dirigente; es decir, dijo Moyano “Si hubiera estado en una organización gremial (haciendo uso de la licencia gremial) habría vivido de la cuota sindical que pagan los afiliados; o sea, según la presidenta a su mamá le estaba pagando el Estado y le estaba cobrando al Estado”, señaló el camionero.

Ahora la presidenta volvió sobre el camino de las paradojas que siembra luego de sus discursos. “Los buitres y caranchos muchas veces se lanzan sobre el Estado” dijo CFK enojada contra la avanzada de juicios por parte de jubilados y pensionados contra la ANses por sueldos mal pagados y liquidaciones defectuosas.

Es curioso que durante doce años, donde la gente no se podía jubilar, donde los haberes mínimos eran irrisorios, donde la responsabilidad estaba en las AFJP no se registraba ningún juicio contra las administradoras de los fondos de pensión, bastó que las tomara el Estado para que se desataran las cataratas de juicios”, explotó la presidenta. Pero no se quedó ahí, redobló la apuesta, puso en blanco su memoria (literalmente) y disparó:

Últimamente se ha hablado mucho de jueces buitres y fondos buitres, caranchos, ¿no? Yo digo que los buitres y los caranchos no están solamente afuera, hay también, desafortunadamente, adentro y muchas veces se lanzan sobre el Estado“.

Pero la presidenta, así como olvidó que su madre estuvo 30 años de dirigente gremial y empleada, cobrando de ambos lados, olvidó que su mamá Ofelia Esther Wilhelm inició acciones judiciales en marzo del 2008, solicitándole a la ANSES un reajuste de la pensión con actualización de haberes y el pago total y retroactivo correspondiente al tiempo que había dejado de percibir los montos reclamados más los intereses correspondientes, apoyándose en los fallos Sanchez y Badaro, que fueron soportes jurisprudenciales para argumentar la acción interpuesta.

Que la madre de la presidenta haya donado el monto del juicio a la Casa Cuna de La Plata, como bien se encargó el gobierno de Scioli y el nacional de aclarar, no exime a la presidenta de tener dentro de su propia familia directa a un buitre o un carancho, como la quiera llamar a su madre para identificarla con esta clase extorsiva que pretende cobrarle a la ANSES lo que les corresponde. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video