¡Ayudame Cris…!

¡Ayudame Cris…!

82
1
Compartir

Diputados que desde hace 8 meses no hablan con el gobernador, que le ponen rocas en el camino legislativo, que lo han tratado de desestabilizar sacándole funcionarios en el momento de mayor crisis institucional allá por diciembre del 2011, los mismos entre los cuales hay ex aliados de Peralta y muchos de ellos que han hablado pestes (y las hablan) en público y privado, viajaron a Buenos Aires a oficiar de intermediarios para que la presidenta, que vive pensando en la gente de Santa Cruz, haga una buena obra, disponiendo de dineros del Estado para cubrir el rojo de la provincia. Pero antes, dejaron bien en claro: “lo hacemos para que la gente pueda cobrar su aguinaldo”; frase inferida: “si Peralta no puede gestionar, nosotros vamos a pedirle a la presidenta que intervenga, por los santacruceños
¿Por qué, si esta propuesta era viable, no la hicieron en la mesa chica junto al Ministro Ivovich, las veces que se juntaron a “ver” los números o se la plantearon al propio gobernador, con anterioridad a la convocatoria a extraordinarias?, simple: porque buscaban que la propia presidenta capitalice esta acción política y hacia ahí van. Para el kirchnerismo éste es el momento ideal para lograr lo que durante tanto tiempo le negaron: la puerta para el reingreso a la atmósfera de Santa Cruz. Es el paso previo a la estigmatización final del gobierno provincial y el inicio de un desbarranque político que Peralta ya no podrá parar; es la manzana de Eva. La aceptación de esta “ayuda”, en cualquiera de sus términos, sin arreglar, antes, el cortocicuito político entre Nación y provincia, es una lápida, más que una ayuda. Será la convalidación del mensaje de Julio De Vido cuando dijo que Peralta no puede administrar Santa Cruz sin la ayuda de nación, porque le faltan ideas. Es decir, la situación de la provincia no es financiera ni económica, es política. ¿Qué hará el gobernador?, tiene dos grandes problemas por resolver; de un lado la gente y del otro los enemigos políticos. Su única salida es conseguir fondos por fuera de la ayuda nacional. Si la acepta, a pesar de cualquier argumento que fundamente su acción en ese sentido, dejará en el aire la sospecha de que perdió la pulseada que con tanto énfasis planteó desde el discurso, pero que más temprano que tarde, debió recurrir a la misma fuente: la ayuda de Cristina, pero esta vez agravado con el hecho de que no es él quien lo tramitó; entonces, vendrá la segunda reflexión del hombre común: ¡Si íbamos a terminar así ¿Por qué no le ahorró sufrimiento a la gente en todo estos meses y capituló a tiempo frente a la presidenta?, total, éste habría sido el final…
Peralta y Cristina, víctimas de sus propios discursos, encendidos y beligerantes, ahora esperan ver a quien, el bumerang de sus palabras, le pega en la cabeza

1 Comentario

  1. QUE GANAS DE GASTAR EN PASAJES, VIATICOS, COMIDA, HOTELES, JODA, SERVICIOS DE ACOMPAÑANTES TRABAS, SI LA SEÑORA PRESI SIEMPRE VIENE A GALLEGOS Y SABE DE LO QUE AQUEJA A LOS SANTACRUCEÑOS, DEPOSITA SIN TANTOS GASTOS AL PEDO, SI ESTOS DELINCUENTES NO GESTIONAN NADA HACEN LOS QUE LE DICE LA CAMPORA.

Dejar una respuesta