Publicado el: 9, Abr, 2013

Nadie se anima a afirmar que el interconectado se desvió para no afectar al Alto Calafate



09/04 – 10:15 – Sigue la disputa pública por el pasaje de las torres del interconectado sobre uno de los barrios de El Calafate, que inicialmente, no iba a ser afectado por la traza original. La Defensora Ethel Gasman sostiene que no dan respuestas y no detienen la construcción. Desde SPSE afirman lo contrario y especulan que los vecinos se oponen por el “impacto visual”, una razón perfectamente atribuible a los motivos por las cuales eludieron el hotel de los Kirchner.

Como lo refiriéramos en nuestra nota del día 3 de este mes, el trazado del interconectado en el acceso a El Calafate, sufrió una alteración al proyecto original, cuando se dieron cuenta que las columnas y los cables de la línea de alta tensión pasaría justo frente al hotel Alto Calafate, propiedad de la familia presidencial.

A partir de allí, se produjo un cambio en el trazado, se cruzó la ruta y por este motivo ahora, el barrio Villa Parque Los Glaciares, está siendo zurcado por la red eléctrica, lo que generó una movida de los vecinos para detener la obra. Las denuncias canalizadas a la Defensora Ethel Gasman terminaron con un pedido de suspensión de tareas, el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente y una Audiencia Pública.

Si bien legalmente existe un plazo de 10 días para contestar las demandas de la gente a través de la defensoría y no obstante no existir contestación formal por parte del Ente Regulador de Energía ni de la empresa de Servicios Públicos Sociedad del Estado, el titular del ente provincial, Julián Osorio, salió por medios de Río Gallegos a decir que las obras se encuentran paralizadas ya que los vecinos están molestos por el impacto visual de las torres y los cables que pasan por allí.

La Defensora, por su parte, afirma que de ninguna manera las obras han dejado de hacerse y en ningún caso los vecinos protestan por evitar el “impacto visual” del interconectado, sino por una razón estricta de salud pública. En este sentido la Dra Gasmann dijo que nunca recibió la comunicación sobre la suspensión de la obra y por otro lado sostuvo la cuestión de salud, como prioritaria en el reclamo de los ciudadanos y no simplemente de estética.

Lo que en realidad nadie dice, es que el interconectado sufrió una alteración en su traza, por la simple razón de que hubo una orden superior de evitar que cables y pilares pasen por frente del hotel Alto Calafate.

Esta red de media tensión, pasará sobre los barrios Villa Parque, 30 viviendas y 90 viviendas respectivamente. Los vecinos están en pie de guerra con las autoridades municipales (Intendente Javier Belloni), provinciales y nacionales. Nadie contesta. Para todos, el interconectado es una obra básica, por años esperada en esta provincia que fue energéticamente postergada y eso es cierto. Sin embargo, este suceso no tiene raíz en el rechazo de la gente a la electrificación, sino a que, por evitarle un daño visual al emblemático hotel de la villa turística, propiedad de la presidenta, se ha decidido cambiar el recorrido de la línea y afectar la salud de un barrio (Parque Los Glaciares), que hasta ese momento, estaba al margen del peligro directo que impone, vivir debajo de cables de alta y media tensión. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video