Publicado el: 10, Abr, 2013

Tomada, tomado


En un país serio, el Ministro de Trabajo ya estaría fuera del gobierno, luego de las escuchas que trascendieron, donde queda claramente expresada la connivencia de los funcionarios con la mafia sindical, el crimen, el tráfico de influencia, el encubrimiento y la complicidad.
Las conversaciones entre Pedraza y Tomada, son la cara más lavada de este gobierno. Como dijera Néstor Kirchner al principio de su gestión allá por el 2003, cuando se espantaba de lo que había dejado el menemismo “por donde pases la uña sale pus”. Más tarde, cuando ya había transitado un tiempo de gobierno y el kirchnerismo empataba los dislates del riojano más famoso, el propio Kirchner le aconsejó a sus funcionarios “no investigues tanto que te podés encontrar con vos mismo”.
En un país serio, con una justicia comprometida y si existiera un gobierno “democrático y popular”, Tomada sería separado de su cargo y se le iniciarían acciones penales. En Argentina todo pasa y nada ocurre. Si Boudou sigue siendo vicepresidente y la presidenta no tiene que explicar cómo en 10 año creció su fortuna más del 1000%, solo desarrollándose en la función pública junto a su marido, de allí para abajo, no pidamos que la luz doble.

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. dardo dice:

    ESTE HOMBRE NO SE VA POR QUE PARA RENUNCIAR HACE FALTA,DIGNIDAD,ETICA,MORAL Y SOBRE TODO HOMBRIA DE BIEN,Y ESTE OSCURO PERSONAJE ESTA LEJOS DE TENER ESAS CUALIDADES ES UN BUFON A SUELDO DE UNA MONARQUIA MESIANICA CON VISOS DEL STANILISMO.
    ES PARTE DE UN UNICATO AL ESTILO MAS DICTATORIAL VISTO EN UN PAIS DEMOCRATICO,MUY POCO HOMBRE Y LE QUEDA GRANDE SI LE LLAMAN SEÑOR.

Publicidad

OPI Video