José Córdoba: el pedigree de un “político de raza”

José Córdoba: el pedigree de un “político de raza”

49
5
Compartir


02/07 – 14:50 – Siempre dijimos que en la política de Santa Cruz, rara vez alguien que accede a un cargo político o tiene protección de los partidos mayoritarios, queda “en pampa y la vía”. En general se la rebuscan para salir de diputados y colarse en una concejalía, o en una asesoría en Diputados, donde ganan módicas sumas de entre 25 y 30 mil pesos. El caso de Intendente de Caleta Olivia es paradigmático. Algunos podrían preguntarse, mirando su currículum: “¿Y cuándo trabajó?, pero nosotros preferimos admitirlo por la positiva: ¿Nunca dejó de trabajar?.

En una nota anterior contamos cómo el actual Intendente de Caleta Olivia, José Córdoba (FPVS) se las ha rebuscado para llenar los espacios entre cargo y cargo, con alguna changuita de ocasión como, por ejemplo, ser nombrado en la Legislatura, una forma de mantener algún ingreso extra que le permitiera llegar a fin de mes. Pero ¡Cudiado!, como él hay muchos y hasta podríamos asegurar que en general, cuando alguien entra en la política provincial, sea del partido que sea, rara vez sale del círculo “virtuoso” que le permite seguir viviendo del Estado, sea prestando algún servicio como funcionario, ocupando o “reocupando” cargos como el actual Intendente de Caleta o, simplemente, aguantando como “ñoqui” en la Legislatura provincial, a la espera de que se le vuelva a dar, mientras embolsa, como es el caso de Roberto Giubetich de la UCR (por ejemplo) y tantos más de uno y otro lado, unos 27 mil pesos mensuales en calidad de “asesor”.

Fernando Cotillo es otro que se las ha ingeniado para no quedar desocupado en los entretiempos y siempre cuenta y contará con la cobertura de la “corpo”, solo que en este caso no es la de Clarín, sino de la política. De todos modos y haciendo honor a la justicia, convengamos que al menos cuando son elegidos en las boletas que los presentan para diputados, intendentes, concejales o senadores, la culpa de que estén ahí, no es de ellos: es de la gente.

Pero siguiendo con nuestra preocupación de cómo ha sido el derrotero laboral de José Manuel Córdoba, re-electo intendente de Caleta Olivia y hombre controvertido si lo hay en Santa Cruz, digamos, para sumar a nuestra nota del 19 de junio de este año, donde demostrábamos que Córdoba en los entretiempos trabajaba en Cámara de Diputados; cómo es la historia laboral, completa, de quien marca todo un camino hacia el bronce provincial, en materia de entrega por sus habilidades para sobrevivir escapándole al yugo habitual del trabajador normal, que diariamente debe lidiar por dos pesos.

Córdoba estuvo varios años frente al Sindicato petrolero de Santa Cruz, lugar que lo ayudo a posicionarse políticamente y generar los contactos necesarios para asegurar su futuro dentro del esquema partidario del FPVS.

Su carrera política comenzó en el año 1991, desempeñándose 12 años como Intendente de Caleta Olivia, hasta el año 2003. Lo interesante es que cuando inició su primer mandato, había tomado la posta de su antecesor, Fernando Cotillo, quien lo volvió a sustituir en el 2003 hasta el 2011 que retomó el actual Intendente. A riesgo de ser brutalmente sinceros, debemos decir que ni Cotillo ni Córdoba han tenido la culpa; en estos casos, la responsabilidad de haberles dado el cargo como una carrera de postas, es de la gente de Caleta que los ha votado una y otra vez y la Ley de Lemas que aún perdiendo, como en las del 2011, donde ganó el Radical Facundo Prades, el FPVS se impuso ¿Se entiende por qué nunca van a abolir la Ley de Lemas?.

Cuando en el 2003 Córdoba se quedó sin trabajo, encontró la forma para colarse en una lista y desempeñarse 2 años como Diputado Provincial. Seguidamente y como premio a sus méritos legislativos en el pago chico, ascendió a la banca de diputado nacional por el FPVS, donde recaló por 4 años más, tiempo durante el cual, según las pruebas de las transcripciones taquigráficas, Córdoba pronunció 12 palabras en el recinto del Congreso.

El 22 de septiembre del año 2010 fue nombrado como Asesor político del Senador Jorge Banicevich (FPV) según consta en el Decreto DP 0725/10 que tenemos frente a nosotros y luego fue nombrado Asesor Minero, en el año 2011.

En Nov de 2010 por Dec 554 que hemos publicado el día 19 de junio, fue nombrado como Auxiliar Personal Superior en la Cámara de Diputados de La provincia de Santa Cruz y al dejar el Cargo en la Cámara para asumir como Ministro de Gobierno (Prov 510/10), dejó en el lugar, a su prima, Amanda Carrizo, quién hoy nuevamente trabaja en la intendencia. Luego de acompañarlo desde 1991 al 2003.

Luego, en 2011 como Ministro del actual gobernador Peralta, hizo su campaña a Intendente de Caleta Olivia merced a los dineros que le enviaba el Ministerio de Planificación, para hacerle la guerra al gobernador y extirparle la zona norte provincial. Las valijas con plata para los subsidios que lelvaba mensualmente Córdoba a Caleta Olivia se cortaron (como corresponde a toda promesa política) ni bien asumió y el propio gobierno nacional lo dejó un poco de lado, cuando constató que Córdoba no le era todo lo útil que habían pensado, más allá de ser el crespón (uno más) que enfrenta al gobernador luego de haber sido parte de su propio gobierno. (Agencia OPI Santa Cruz)

5 Comentarios

  1. CHORROSSSSSSSSSSSS TUVIERON UN GRAN MAESTRO!!!!!!!!!!!!!! QUE GRANDE SOS IGUAL QUE LA MARCHITA “CONVATIENDO AL CAPITAL” JAJAJAJA

  2. gente pero este es un inutil como persona como intendente fundio 12 año a caleta y haora q me contas como esta caleta mierda px todos lado basura no hay agua culpa de este traidor y bueno los q los votaro aora lo critican siempre fue asi este cordoba vive mintiendole ala gente echandole la culpa alos demas

  3. te olvidaste que trabajo en Cerro Vanguardia, ojo, que estos no son nenes de jardin de infantes, tal ves siga currando de hai tamvien, averiguen, al comentario 1 chorros es poco son achedepe, ya se les acaba con el votaso de octubre

  4. Como si fuera el único, Peralta es de los mismos, Cogote Batarev, Pablo Noguera, Bicho Ocampo y siguen los candidatos que, curiosamente son buenos en cualquier puesto. Ja

Dejar una respuesta