Publicado el: 25, Sep, 2013

Pérez Gadín y el “intervencionismo” estatal de Néstor



25/09 – 12:20 – Vamos a hablar en esta nota sobre uno de los protagonistas de la Ruta del Dinero K y su paso por un par de empresas en los años 80′. Un tránsito poco feliz, ya que varios años después, necesitaron del rescate legal de uno de sus más íntimos amigos: Néstor Kirchner. Estamos hablando de Daniel Pérez Gadín, el Contador de Austral Construcciones y Epsur SA, dos empresas de Lázaro Báez y también gestor de las cuentas del hotel Alto Calafate, de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. (Por: Andrés Ballesteros para OPI Santa Cruz)

Allá por mediados de la década del 80, existían 2 empresas que luego se verían envueltas en una polémica causa de presuntas estafas y fraude : BANCO ARGENFÉ y VIVIENDAS CENIT. Varios años después, y cuando la sucesión de estas presuntas estafas se hizo imposible de sostener, ambas empresas fueron denunciadas y llevadas a la Justicia, junto con sus directivos.

Fue lo que públicamente se conoció como el Expediente N° 2.589/00 “Temes, Jorge Horacio y otros s/defraudación contra la administración pública”. Como varias de las causas de choreo con guante blanco, de a poco se fue llenando de fojas y fojas hasta quedar totalmente paralizada por años. Impune, estancada. Pero activa.

Ese estado no duraría mucho más tiempo. A mediados de diciembre de 2004, ya con Néstor Kirchner ejerciendo su cargo de Presidente de la Nación, el incipiente kirchnerismo introdujo en el Congreso un Proyecto de Ley que fue votado y puesto en vigencia, el cual modificó una parte sustancial del Código Penal, mediante la cual se modificaron los tiempos procesales de algunos delitos, como el fraude y la estafa.

La flamante Ley 25.990 modificó el artículo 67 del Código Penal de la Nación estableciendo taxativamente cuáles son los actos procesales que interrumpen la prescripción de la acción penal. En consecuencia, cuando en el transcurso de las investigaciones judiciales no se produjo alguna de las causales interruptivas expresamente previstas, acontece irremediablemente la prescripción de la acción penal. Resultado: Prescribieron 14 causas por fraudes bancarios, entre ellas, la de Viviendas Cenit y Banco Argenfé.

Es mas, en esta causa particular, al momento de ser absueltos por prescripción, los 4 imputados estaban procesados y condenados. Esto generó polémica en algunos legisladores no oficialistas y, a raíz de un pedido de la Consejera Marcela Rodríguez , la jueza Servini de Cubría, que llevaba adelante esta causa, debió responder a una interpelación del Consejo de la Magistratura. Allí dijo lo siguiente:

No obstante de haberse rechazado con fecha 19 de noviembre de 2001 el planteo de prescripción interpuesto, se condenó a Temes, Picón, Schaerer y Highton, por ser autores penalmente responsables del delito de defraudación a la administración pública en dieciocho (18), diecisiete (17), siete (7) y cinco (5) oportunidades, respectivamente. Con fecha 3 de marzo de 2005 a raíz del dictado de la nueva ley Nro. 25.990 sobre prescripción, la Superioridad devolvió el expediente a este Tribunal, a fin de que analizara la vigencia de la acción penal. Por ello, con fecha 9 de noviembre de 2005 se declaró extinguida la acción penal por prescripción, y en consecuencia, el sobreseimiento definitivo de Temes, Picón, Schaerer y Highton.

Conclusión, Néstor Kirchner llegó a tiempo con su Proyecto de Salvataje Legal, haciendo honor quizás a lo que luego sería una de las máximas del kirchnerismo: el intervencionismo estatal ¿Cuál habrá sido el motivo por el cual Kirchner se ocupó tanto de esta causa?

No lo sabemos. Pero tranquilamente la razón principal podría haber sido el hecho de que Daniel Pérez Gadín fue parte del directorio de Viviendas Cenit y también del Banco Argenfé. Una más de las infinitas casualidades kirchneristas.

Estas dos empresas, junto a FINSUD COMPAÑÍA FINANCIERA S. A. fueron liquidadas por el Banco Central en octubre del año 2000. Finsud es la financiera con la cual Néstor y Cristina comenzaron a forjar su fortuna inmobiliaria, gracias a la Circular 1050 de la Dictadura.

Pérez Gadín estuvo en Banco Argenfé desde 1982 hasta 1986. Y en Viviendas Cenit en los años 1985 y 1986. Luego de pasar por estas 2 compañías, se corrió hacia el negocio pesquero, participando en KELP COLLOID S.A. y MARCALA S.A., dos empresas dedicadas a la recolección de algas y calamar, respectivamente.

Paralelamente, tabajó para las Agencias gubernamentales de Corea del Sur, KODCO Y KOIKA, hasta 1993 y actualmente es titular de OACI S.A. una compañía vecina a SGI en La Rosadita de Puerto Madero.

Pérez Gadín tambíen tenía un asunto pendientes con la Justicia. Denunciado por la DGI en 1995, el juez federal Claudio Bonadio lo procesó por su presunta labor con cerca de 190 trámites irregulares de ingreso al país de ciudadanos chinos.

El tribunal Oral Federal 3, integrado por los jueces Guillermo Gordo, Miguel Pons y Jorge Gettas, hizo lugar al pedido de la defensa, que en la primera audiencia del juicio había pedido que la causa se cierre bajo el mismo argumento del que hablamos en esta nota, “plazo razonable”, y lo absolvió. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video