Más restricciones a la prensa

Más restricciones a la prensa

71
3
Compartir


23/10 – 11:20 – El diario La Nación publica hoy una interesante nota sobre el avance de los gobiernos populistas sobre la prensa en América Latina, especialmente. En la misma se puede apreciar un denominador común entre los gobernantes de países como Bolivia, Ecuador, Nicaragua o Venezuela. En todos los casos existen leyes mordazas o la manipulación legislativa para silenciar a los diarios. La prensa libre, es para los gobiernos populistas, un enemigo a batir en cualquier lugar donde existan quienes descubran la corrupción del poder y la demagogia de los gobernantes.

(La Nación) – Venezuela y los países que, como Bolivia, Ecuador o Nicaragua, están claramente dentro de su órbita de influencia política continúan desplegando activamente toda suerte de restricciones regulatorias a las libertades de información y expresión. Este camino tiene como objetivo final crear en cada uno de esos países una situación parecida a la de Cuba, que obra a la manera de “modelo” para todos ellos, donde esas libertades esenciales simplemente ya no existen desde hace rato. La agudización de las restricciones instrumentadas a partir de las llamadas “leyes de medios” es cada vez más evidente.

Venezuela acaba de crear un nuevo organismo dotado de facultades para monitorear toda la información, pudiendo declararla “reservada”, de modo de limitar o impedir su circulación y difusión. Se trata de un instrumento de censura que ha sido creado a cara descubierta, pese a que sus pautas operativas conforman una violación clara a las normas internacionales. Nos referimos al Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria.

Pese a que esa iniciativa estaba en plena discusión parlamentaria, el organismo de censura fue creado repentinamente por decreto, designándose para conducirlo a un general de las milicias bolivarianas que estaba a cargo de las labores de inteligencia. Una muestra más del control militar que se está ejerciendo sobre Venezuela.

En paralelo, el cuestionado presidente venezolano, Nicolás Maduro, acaba de solicitar públicamente la cárcel para algunos periodistas del Diario 2001, simplemente por mencionar en la tapa que en Venezuela existe escasez de combustible. Según Maduro, eso es un delito imperdonable.

En Ecuador, donde el autoritario presidente, Rafael Correa, persigue implacable y abiertamente a todo medio o periodista que disienta de sus opiniones, se acaba de designar a Carlos Ochoa, un periodista afín al gobierno y ex director de Noticias de GamaTV, como superintendente de Información con facultades expresas de sancionar autónomamente a los medios y a los periodistas. Sanciones que incluyen no sólo la posibilidad de imponer duras multas, sino la facultad de obligar a rectificar y también a pedir disculpas.

Estamos ante un instrumento de censura indirecta con capacidad de transformarse rápidamente en uno de censura directa. La sorpresiva designación coincide con la promoción de una nueva demanda de inconstitucionalidad contra la ley de comunicación ecuatoriana que impugna la norma mencionada por violar la Constitución de Ecuador, los tratados internacionales de derechos humanos y las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos referidas a la libertad de pensamiento, de expresión, de comunicación y de información.

Desde el autoritarismo se está asfixiando sistemáticamente a los medios independientes por la vía normativa, y esto ocurre en todo el ámbito bolivariano y en el de sus compañeros de ruta, es decir, aquellos gobiernos que, sin admitir abiertamente su pertenencia a la ideología autoritaria, están adoptando conductas claramente afines.

Este lamentable proceso fue objeto de gran preocupación en la 69° asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa que se lleva a cabo actualmente en Denver, Estados Undos. Allí, Ricardo Trotti sostuvo que en nuestro país el Gobierno avanza en el control de medios privados. “Lo mismo ocurre en Ecuador, Nicaragua y Venezuela”, sostuvo, al tiempo que alertó sobre la existencia, en esos países, de un creciente discurso “antimedios”. (La Nación/OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con el primer comentario (UNIDOS Y ORGANIZADOS). Estoy de acuerdo que algunos artículos dedicados a la política y a los políticos exageran en su aspecto formal (en los fundamentos es más difícil), pero se trata de algo habitual en la expresión de nuestro paìs ACTUAL, donde la confrontación es lo habitual; donde no está castigada la insolencia (hasta han sido hoy anuladas las figuras delictuales contra el honor y la fama de las personas y dejadas fuera de contexto la calumnia y la injuria…. Ésto no podía ser obra sino de los que entienden (fijàndose en el propio) que el honor es un bien sin mayor importancia, y generalmente se resuelve con dinero.

    Cuando se refieren a “la prensa”, por lo general aluden al periodismo radial y teevisivo, con un poderoso e casi invencible avance sobre normas que si no se hacen obligatorias jamàs se cumplen, y especialmente la televisión no toma programas cuyo contenido no sea confrontativo, enfrentado, agresivo y todos los epítetos que prefieran para definirlos. Las pantallas de TV difunden incultos, gritos, trompadas y tiros durante las 214 horas, todos los dias. Si no ha ocurrido en el país, son capaces de enviar la gente a China parta conseguir viollencia y “acción”. Esa es la TV argentina actual.

    La prensa en contra de los partidos pol-íticos….y los partidos en contra de las ideas de la prensa. Est e es el panorama actual. Creo que es otra vergÑuenza. Mañana lo sabremos.

  2. Muy de acuerdo con “unido y organizado”!!! OPI estas en la vereda del frente. tienen notas muy interesantes y marcan la opinion libre como buen parante en su diario, no se enganchen con medios hegemonicos poderosos!!!

Dejar una respuesta