Publicado el: 11, Nov, 2013

Scioli y Buzzi manejan la teoría, pero en la práctica no aplican los que sostienen


El narcotráfico en la Argentina - Foto: Web
11/11 – 17:00 – Luego de que la Iglesia saliera con un crítico documento en función de la narcocriminalidad instalada en la Argentina, algunos gobernadores recogieron el guante, pero solo desde la dialéctica. Cuando uno repasa los antecedentes de sus provincias, la realidad es muy distinta al discurso y éste queda solo en una expresión de deseos o reducido a una simple frase de circunstancias. (Por: Rubén Lasagno)

El documento dado a conocer por la Iglesia (Asamblea del Episcopado), sobre el flagelo de la droga en el país es lapidario y contundente. A raíz de ello, algunos gobernadores recogieron el guante, no así el gobierno nacional y trataron de ensayar alguna explicación sobre la situación actual y qué hace cada uno en el ámbito de su jurisdicción provincial.

Lamentablemente, los dos que emitieron rápida opinión al respecto, no tienen grandes logros para mostrar en materia de lucha contra la narcocrminalidad. Daniel Scioli (Provincia de Buenos Aires) dijo cosas tan básicas y elementales como “tenemos que trabajar todos juntos para ganarles a los narcotraficantes”. Es como decir que todos debemos respirar si queremos seguir vivos.

Otras intervenciones discursivas épicas del gobernador del FPV se sostuvieron con frases como “la droga tiene efectos devastadores sobre la juventud y la consolidación de un poder narco es una amenaza para la democracia”, un razonamiento más que aceptable pero que no indica lo que se ha hecho para evitar que ello suceda, por lo tanto se expone como un enunciado y sin sentido práctico.

Después señaló “hay un fuerte compromiso de la gestión para combatir al Narcotráfico”, hecho que su gobierno disimula muy bien, ya que el conurbano es el principal foco infeccioso de este flagelo, vinculado, además con la trata de personas, el tráfico de armas, el juego y la prostitución.

Otro de los gobernadores que no esperó a que lo llamen para dar su opinión, fue Martín Buzzi. Declarándose en total acuerdo con el documento presentado en la Asamblea del Episcopado en el cual se denunció el avance del narcotráfico en el país y exhortó al Estado a impedirlo, el gobernador de Chubut dijo “El llamado de los obispos expresa una preocupación que comparte la sociedad frente a la cual quienes tenemos responsabilidades políticas estamos obligados a dar una respuesta. Tenemos que volcar todos los recursos del Estado, haciendo un esfuerzo conjunto en todos los niveles, para ganarle la guerra a los narcotraficantes”, bien por Martín Buzzi que la tiene clara, ahora sería importante ponerse a trabajar en este sentido.

Más adelante aclaró “sabemos muy bien los devastadores efectos de la droga en la juventud y el peligro que representa para la democracia la eventual consolidación de un poder narco, que es algo que lamentablemente vimos en otros países de la región. En la Argentina estamos a tiempo de impedirlo, haciendo caer todo el peso de la ley sobre estos grandes delincuentes, pero también con políticas sociales que eviten que exista un caldo de cultivo para este crecimiento del tráfico de estupefacientes”, indicó Buzzi, sin explicar porqué desde el gobierno central al que él obedece, se suprimieron radares, se sacó la Gendarmería de las fronteras, no se controlan los cárteles asentados en el país y solo se “encuentran” núcleos de producción y comercio, solo cuando la DEA investiga.

Tratando de sacarse el sayo, Buzzi se apresuró a aclarar “desde nuestra gestión nos tomamos muy en serio este problema, trabajando en conjunto con la Justicia para llevar a cabo las investigaciones que permitan desbaratar a las grandes bandas” y recordó la desacrticulación de una banda que operaba en el Valle, pero omite, el gobernador, referir a la fuerte vinculación que tiene el sector pesquero y portuario con este fenómeno mundial, que ha incluído a los puertos de Madryn y Comodoro como “puertos blancos”. Ni hablar, de que Buzzi haya hecho referencia a “empresarios” fuertemente vinculados al delito del narcotráfico, algunos de los cuales regentea empresas quebradas de la pesca en Chubut y a los cuales el propio Estado los ha subsidiado y le otorgaron millones de pesos para resolver propblemas con lo ssindcatos pesqueros.

Ni Scioli ni Buzzi, pueden hablar de la narcocriminalidad y sus consecuencias, si no hablan en primera persona. No porque ellos sean interesados o cómplices en este fenómeno sociológico que se vive en Argentina, sino, porque en todos estos años no han sabido o no han podido, delinear políticas públicas y de seguridad que tienda a reducir el impacto negativo del narcotráfico en sus respectivas áreas de influencia. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Nany Berrioz dice:

    Disiento, los dos Gobernadores son Culpables.

    A Scioli, Buzzi y demás mandatarios provinciales también les cabe las generales de la ley, no pueden ellos alegremente decir que comparten las quejas contra los Narkos y seguir mirando para otro lado.

    Todos ellos pidieron nuestros votos para brindar bienestar y cuidar a nuestra gente, solo se ocuparon de agrandar sus propiedades, permitieron que los Narkos ocupen mas territorio y que expandan sus actividades ilícitas.

    Es hora de darnos cuenta y decir que en la famosa Década Ganada, solo ganaron ellos y los Narkos, multiplicaron sus activos, alquilaron testaferros para comprar y depositar dentro y fuera del País y permitieron que la Droga envenene a nuestra juventud.

    Nos tratan a los Ciudadanos como a niños, nos dicen que ellos lo sienten, sorry pero nada podemos hacer para terminar con estos Narkos Malos, la Pcia. de Baires es donde mas cocinas (fabricas de Drogas)tenemos, desde Chubut es de donde la embarcan para Europa y ellos diciendo lo siento, también compartimos la preocupación.. creen que esta todo bien.

    Para mi (Que no soy Nadie)y para los millones de Nadies que estamos mirando, estos Tipos.. los Gobernadores son Cómplices.

    Pongan ustedes el nombre que prefieran, Yo seguiré pensando que son Cómplices, cuando actúen y demuestren lo contrario, pediré disculpas.

  2. mike dice:

    El manso de Bussi, que luego de perder por paliza en las ultimas elecciones, es lo que quiere aparentar, esta comprometido hasta las manos por falta de acción contra el narcotráfico. miren …. aquí en comodoro el escarner de la terminal de micro esta inactivo, directamente tapado con un naylon, desde hace dos años, esto nos dicen que no quieren controlar. este solo dato vale mas que mil explicaciones. estegobierno provi9ncial jubnto al municipal de comodoro, nada hacen, tn soklo están abocados a los negocios….y que negocios?????3

Publicidad

OPI Video