Se levantaron los piquetes, pero falta combustible ante una excesiva demanda

Se levantaron los piquetes, pero falta combustible ante una excesiva demanda

120
0
Compartir

Largas colas en algunas estaciones de servicio de Río Gallegos - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
14/11 – 11:00 – Santa Cruz vuelve a sufrir los efectos de la paranoia del desabastecimiento, cuando en realidad no existe tal riesgo en este momento. Largas colas de vehículos en las estaciones de servicios, agotan las reservas. En Chubut desapareció el peligro de desabastecer a la zona sur, porque ayer se levantó el último corte de rutas que existía.

Las estaciones de servicios de Río Gallegos, están abarrotadas de automovilistas que hacen colas de 5 y 6 cuadras para llenar el tanque. La falta de combustibles se ha transformado en una preocupación donde, cualquier conflicto centrado en zona norte de la provincia o en las rutas de Chubut, enciende la paranoia pública por llenar los tanques ante un eventual desabastecimiento; paradójicamente, es esta actitud de los propios automovilistas la que lleva a desabastecer a los estacioneros, de naftas especialmente, haciendo que parezca escaso el flujo normal de reposición y no alcance, entonces se forme lo que podríamos llamar un “desabastecimiento inducido”.

Técnicamente han desaparecido las causas para que en Santa Cruz no haya combustibles. El último corte de rutas en Comodoro Rivadavia, llevado a cabo sobre ruta 3 y sus derivadoras provinciales, por personal de Weatherford, si bien se ha levantado totalmente, permitía el paso de los camiones cisternas con naftas y gas oil, sin embargo, en Río Gallegos, la demanda no baja y el caudal normal que reciben las estaciones de servicio, no alcanza para cubrir la venta exigida, por lo tanto, es común ver carteles de “Combustibles agotado” o “Sin combustibles”, lo que dificulta, obviamente, tanto el transporte como el movimiento normal de vehículos particulares en la ciudad y la provincia.

El fenómeno desatado con el consumo de combustibles, hizo que los estacioneros pidan al público que “solo cargue cuando lo necesite”, porque la excesiva demanda agota rápidamente los combustibles que pueden ser requeridos por usuarios con necesidades reales por cuestiones de viajes, trabajo o emergencias y esto genera mayor ansiedad y preocupación.

Desde las distintas empresas que dispensan combustibles en esta plaza, se ha informado que “el abastecimiento es normal, lo que es anormal es la demanda, fundada en temores inexistentes de una falta de combustibles que no existe como tal”. (Agencia OPI Santa Cruz)

No hay comentarios

Dejar una respuesta