Dos chilenos detenidos en España quedaron en prisión preventiva

Dos chilenos detenidos en España quedaron en prisión preventiva

104
0
Compartir

Chilenos terroristas
18/11 – 19:45 – Fueron formalizados por los delitos de pertenencia a organización terrorista y causar daños con la colocación del artefacto en la basílica de Zaragoza, el pasado 2 de octubre.

El juez de la Audiencia Nacional de España, Eloy Velasco, determinó la prisión provisional sin fianza para dos de los cinco imputados de pertenecer a una organización terrorista y por la colocación de un artefacto explosivo en la basílica del Pilar de Zaragoza.

El juez imputa a los chilenos Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero por los delitos de pertenencia a organización terrorista y causar daños con la colocación del artefacto en la basílica de Zaragoza, el pasado 2 de octubre y también por el delito de conspiración para la comisión de estragos terroristas en el Monasterio de Montserrat, en la provincia de Barcelona (noreste).

Los chilenos fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional el pasado miércoles junto a otras tres personas en la vivienda que ocupaban en el barrio del Carmel de Barcelona por su relación con los ataques con explosivos contra la Basílica del Pilar de Zaragoza.

El juez considera que pertenecen a la asociación anarquista FAI-FRI, declarada ilegal por la UE, y en Espana actuaban bajo las siglas de la asociacion anarquista-insurreccionista GAC (Grupo Anarquista Coordinado) comando Mateo Morral, sobre el que se ha encontrado un documento en el domicilio de los dos chilenos que ingresan en prisión.

Junto a los chilenos fueron detenidas otras tres personas, Valeria Giacomoni, nacida en 1979 en Italia; Rocío Yune Mira Pérez, nacida en 1982 en Chile y Gerardo Damián Formoso, nacido en 1980 en Buenos Aires. Para ellos el juez dejó en libertad provisional con cargos, acusados del delito de colaboración con organización terrorista y les impuso la obligación de comparecer semanalmente ante la Audiencia Nacional así como la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del país.

Al salir del tribunal, los tres fueron recibidos por un grupo de simpatizantes que, junto a los liberados, han proferido gritos e insultos a los medios de comunicación.
Los dos chilenos fueron procesados en Chile por delitos de asociación ilícita terrorista y colocación de artefactos explosivos. Sin embargo, la justicia chilena los absolvió de todos los cargos.(El Pingüino/OPI Santa Cruz)

No hay comentarios

Dejar una respuesta