Publicado el: 18, Nov, 2013

“Los desprendimientos de Glaciares no ocurren cíclicamente”


Desprendimiento de Iceberg en la Antártida - Foto:
18/11 – 10:50 – El geólogo Gustavo González Bonorino explicó el porqué del desprendimiento del iceberg en la Antártida de unos 700 kilómetros cuadrados, precisando que a nivel global se ha producido un calentamiento, aunque aún no hay detalles científicos precisos sobre el porqué del mismo.

Río Grande.- La semana pasada se desprendió un iceberg en la Antártida de unos 700 kilómetros cuadrados, el cual podría afectar las rutas marítimas del Atlántico Sur porque podría llegar a dividirse.

El geólogo Gustavo González Bonorino explicó a FM Universidad el porque se produjo el desprendimiento del Iceberg en la Antártida, y los antecedentes que hay del mismo.

“En la Antártida hay varios Glaciares muy grandes, no los chiquitos de montaña, sino los glaciares de calota que se llaman, y que descienden directamente al mar, cuando llegan al mar, flotan, o sea el hielo flota en el agua de mar, y con el tiempo y al aumentar la extensión de estas plataformas de hielo, suelen generarse fisuras en el hielo, por las mareas que suben y bajan en las plataformas de hielo que generalmente producen fisuras, estos procesos llevan años, pero al final ocurre que se quiebra esta enorme plancha que puede tener 30, 40 metros de espesor, pero muchísimos kilómetros cuadrados de superficie, se quiebra y se desprende de la masa principal”.

En este sentido dijo que “en este caso el Glaciar de la Isla del Pino, se desprendió de un Glaciar que está muy pegado a la península atlántica de la parte Argentina, más precisamente al oeste, e ingresa al mar de Amundsen, y desde ahí las corrientes lo están trasladando hacia al norte, pero como es tan grande, y demora mucho para derretirse, hasta meses, es posible que no se derrita antes de llegar a las latitudes intermedias por donde hay trafico naviero, entonces como son muy bajitos estos témpanos, sobresalen muy poquito de la superficie del agua, entonces son difíciles de detectar en los radares, y esto genera un peligro para los buques que suelen llegar a cruzarse con ellos en el camino”.

De la misma manera González Bonorino ratificó que estos hechos “no ocurren cíclicamente, pero si ocurren cada tanto, como sucedió en el 2008-2009, donde hubo otro témpano muy grande que se desprendió de otros de los Glaciares, y también llegó cerca de las latitudes del sur de Brasil como un pedazo de hielo, que finalmente se derritió, pero es un proceso normal en la Antártida, y que puede que este potenciado por el calentamiento global aunque pero por el momento es muy difícil de demostrar esto”.

Asimismo resaltó que “este Glaciar en particular, el de la Isla del Pino ha estado monitoreado desde el 2008 aproximadamente porque ya desde el 2010, sobrevolando el Glaciar, se vio la fractura, y recién tres años después se concreta definitivamente con la separación, pero este Glaciar en particular ha estado monitoreado porque se considera un punto débil de toda la calota antártica, y quieren estar seguro de que no sea un proceso que se debe al calentamiento austral o a otras causas propias de los comportamientos de los Glaciares”.

Precisó que “exactamente desde el 2008 estaban estudiando este Glaciar en particular porque había crecido mucho, notaron que el frente glaciario se había adelantado de donde estaba a principio del 2000 unos 30 kilómetros, lo que llamó la atención a quienes lo monitorean esta situación, entonces lo que hicieron fue mandar un pequeño submarino sin tripulación para ver que pasaba por debajo de esta enorme plataforma, y se encontraron con que se había desprendido de un apoyo en roca que había tenido hasta el año 70, se desprendió, lo que le permitió al Glaciar entero avanzar más rápidamente, así se conoce bastante bien el comportamiento, y ahora la duda es si ese desprendimiento del fondo, donde pasó a tener una flotabilidad más libre, es consecuencia de un calentamiento del agua, que lo derritió por debajo, o de otra causa”.

Consultado sobre el país que mejor tecnología para el estudio de la Antártida, señaló que “Gran Bretaña es un país que trabaja muy duro, donde tienen muchos estudios realizados sobre el la Antártida, no se si es el mejor, y EEUU es otro de los países que trabaja fuertemente y tiene muy buenos dispositivos para poder hacerlo, mientras que nuestro Instituto Antártico está trabajando bien, todos los años mandan varias personas en conjunto con otros investigadores, hay investigación Argentina en el sector argentino, el cual tiene una gran ventaja porque es el único territorio de la Antártida que se queda sin hielo, por lo que se puede trabajar y ver la roca, porque el resto de la Antártida con muy pocas excepciones, siempre está cubierto de hielo”.

Conjuntamente subrayó que “en la Antártida tenemos cerca de tres mil quinientos metros de profundidad de hielo, y lo único que aflora es en la cordillera que se llama tras antártica que es una continuación de la Cordillera de los Andes, y algunos sitios muy particulares de la Antártida, donde la aridez y la sequedad es tanta, que ni siquiera cae nieve, donde no se forma hielo, entonces quedan tramos de tierra expuestos”.
El geólogo también especificó que “la Antártida es un reservorio enorme de agua dulce, contiene alrededor del 70% de agua dulce en el mundo, y todo el mundo científico se encuentra tan interesado en este lugar porque al haber tanto hielo y agua, esto contribuye a elevar el nivel del mar, lo cual pone en peligro a una importante cantidad de población isleña y costera en otros lugares del mundo, como por ejemplo a pequeñas islas del pacifico que han sido evacuadas por el ascenso del nivel del mar porque el oleaje, las mareas que antes llegaban a una cierta altura, hoy ya están afectando a zonas que antes estaban habitadas”.

Calentamiento global

En relación a que hay de cierto sobre el calentamiento global que se está dando en todo el mundo, González Bonorino mantuvo que “es un tema muy difícil de demostrar para que todo el mundo quede convencido, pero sabemos que ha habido un calentamiento de la temperatura, no sabemos quien es el culpable, pero lo cierto es que el clima en estos ‘últimos años ha estado volviéndose más calido, y más húmedo, lo que genera en la atmósfera eventos extremos, tanto de sequía, como de extrema humedad, y de diferencias temperaturas que generan momentos ciclónicos y anticiclónicos que a su vez pueden generar vientos más violentos que en otros tiempos, por lo que hay que ocuparse seriamente del problema, y dejarse de hablar de quien tiene la culpa porque es algo que nos afecta a todos”.

Falta de nieve en Río Grande

Finalmente fue consultado por la falta de grandes nevadas en la ciudad de Río Grande y al respecto manifestó que “son preguntas de difíciles respuestas, nadie la tiene a la respuesta, pero nos está faltando más tiempo para poder corroborar una serie de datos que nos permitan afirmar lo que hoy se sospecha que es que hay un calentamiento general que hoy ya está fuera de discusión, y el modo al que se ha llegado a esta conclusión es a través de registros de temperaturas en distintos lugares del mundo, y también por moderados numéricos del clima, modo en que trabajan los meteorólogos para dilucidar estas cuestiones, mientras que en el caso de la lluvia, la estancia María Behety guardó registros de los últimos 30 a 40 años de lluvia, y cuando uno los vuelca en un registro, se encuentra en que hay un aumento muy leve de las lluvias en Tierra del Fuego a lo largo de este último tiempo, por lo que hay un cambio, no hay duda alguna, y esta súper demostrado”, concluyó. (Provincia 23/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video