Publicado el: 18, Nov, 2013

Los testimonios en la causa son irrefutables y aparece Raúl Gómez teniendo conocimiento pleno de lo ocurrido


El edificio de planeamiento momentos antes de incendiarse totalmente - Foto: OPI Santa Cruz
18/11 – 15:00 – Las distintas declaraciones que se sumaron a la causa llevada adelante por la Jueza Valeria López Lestón, en la causa por la destrucción de la oficina de Planeamiento en Río Gallegos, aportan datos irrefutables y coincidentes sobre los autores materiales del incendio, pero también son concordante en cuanto a la responsabilidad que le cabe al Secretario General de ATE, toda vez que cada uno de los declarantes manifiesta que el paritario incentivó el caos y personas allegadas a su organización, iniciaron el incendio.

Es muy interesante conocer las alternativas que se derivan de la causa donde se juzga la acción de cada integrante del grupo de manifestantes que el día 18 de octubre de 2013, mientras se llevaba a cabo una reunión paritaria, entre gremios del Estado y funcionarios de gobierno, un grupo atacó y destruyó con fuego la oficina de Planeamiento en calles Mariano Moreno y Fagnano.

A partir de la lectura del voluminoso expediente, al cual tuvimos acceso, se desprende que las declaraciones testimoniales de todos los que allí cuentan cómo vieron aquel día de la forma en que sucedieron los hechos, coinciden en dos ejes principales: primero, en los autores materiales, a quienes identifican claramente y en su mayoría personal de la dirigencia de ATE Lista Azul, y en segundo término: reconocen que el Secretario General Raúl Gómez, paritario, quien se encontraba negociando en el interior del edificio, salió en varias oportunidades (al menos en dos) a alentar el caos, porque a partir de sus dichos, se encendieron los ánimos que terminaron con la destrucción del edificio.

OPI pudo acceder a la lectura completa del documento y en esta oportunidad vamos a describir los dichos de dos de las declaraciones testimoniales, que resumen lo que posteriormente terminó en la imputación por “Incendio intencional doblemente agravado y Lesiones leven reiteradas, todos con concurso ideal” y la detención de Víctor Daniel Pichiñanco, Ernesto Gabriel Apendino, Juan Jose “canco” Vera, Ramón Alberto Arteaga, Diego Renés Reyes, Luis Roberto “el pollo” Díaz, Patricia del Valle “Pato” Benítez y Nicolás Rodrigo Vargas

De lo que se pudo obtener de la declaración testimonial de Rubén Antonio Duarte, éste dijo ante la jueza que a las 10:00hs del día 18 se dirigió a las paritarias, a las 14 llegó al edificio de Planeamiento “no se que hora era cuando salió (Raúl) Gómez de la paritaria con Leo Ojeda y nos comentó sobre el aumento del presupuesto y nos dijo que viéramos que íbamos a hacer. Me dio la sensación de que salió con la intención de hablarnos para enojarnos – dijo Duarte – , “estábamos todos muy molestos con lo acordado. Entre la gente convocada en el lugar se escuchaban comentarios de que iban a romper todo, pero Gómez en ningún momento intentó calmar la situación como lo hiciera en otras oportunidades, por el contrario, salió y comentó que Ivovich estaba asustado, que tendríamos que verle la cara que tenía. Entre los concentrados no todos eran trabajadores de ATE Azul”, dijo.

Cuando le preguntaron si vio quien inició el incendio no dudó en asentir que fue una mujer pelirroja de nombre Patricia Benítez que trabaja en ATE “Ella inició el incendio ingresando al edificio un neumático prendido que lo llevaba enganchado con un palo. Detrás de ella continuó una persona a quien conozco con el apodo de “Pollo” ,no se su apellido, quien también metió gomas adentro, pero apagadas, dado que el foco del incendio ya estaba iniciado. Luego siguió un chico vestido de campera roja con capucha, creo que de nombre Diego, que ingresó una gomas al edificio. Posteriormente, cuando todo ya estaba prendido fuego, se sumaron los chicos que no conozco y que mencionara anteriormente que arrojaron piedras al lugar. En cuanto a Ernesto Apendino, solo observé cuando éste tiraba piedras a la Infantería”, recordó el declarante.

Duarte dijo también que dos personas de sobrenombre “Canco” (Vera) y apellido Arteaga, arrojaron petardos al interior del edificio, por un orificio ubicado en el lado izquierdo de la puerta de ingreso al edificio en llamas.

Ratificó que con piedras, tanto Canco, Apendino como Areteaga, impedían que los bomberos se aproximaran y agrega “Cuando sale (Raúl) Gómez, en el primer cuarto intermedio, le pide que se tapen la cara porque desde adentro los estaban filmando y que se lleven la camioneta que estaba estacionada justo frente a Planeamiento”.

En ese momento, indica el testigo, “Arteaga y Canco, luego del pedido de Gómez, vuelven cambiados de ropa, Arteaga con un mameluco oscuro con amarillo y Apendino se pone la pechera de ATE, tapándose el rostro”, remarca. Duarte también acusó a “Diego”, provocando daños a una Partner de la policía y a Gabriel Barria, filmando todo lo que ocurría allí.

Posteriormente, comentó que Raúl Gómez no hizo ningún comentario al salir de paritarias, sobre el grave incidente ocurrido y minutos después, llamó a una reunión en la que les manifestó “que se iba a hacer cargo” y “que los iba a ayudar”, en tanto Duarte aclaró “Me dio la sensación de que estaba entregando a los chicos que provocaron los hechos”.

Otra declarante testimonial fue Yenny Millapel Cárdenas, quien señaló que cuando salió Gómez de las paritarias dijo que las novedades “no eran buenas” y a pesar de que el Secretario General afirmó que se habían levantado de la mesa y no volverían, regresaron a la mesa de negociación. “A partir de allí los ánimos empezaron a caldearse y las personas arrojaron piedras”, expresando a continuación “a las 17 hs ingresó al edificio Patricia Benítez quien se encontraba organizando un grupo de agremiados y pasado los 10 minutos salió nuevamente junto con (Raúl) Gómez” quienes volvieron a informar que la situación no mejoraba. Allí Cárdenas reconoció que la gente comenzó a exaltarse y dijo “un grupo se enojó más y comenzó a efectuar desmanes”, apuntando a que Canco y Apendino tiraron unos petardos dentro del edificio y se apartaron de la puerta de acceso.

La declarante, en coincidencia con Duarte, declaró en este punto que varios chicos fueron sacados de la escena por Gabriel Barría, debido a que “tenían prontuario” e inmediatamente agregó “Patricia Benítez con el Pollo Díaz, comenzaron a tirar neumáticos encendidos en el interior del edificio”, señalando que cuando esto ocurrió se fue hacia la esquina y allí pudo ver a Raúl Gómez junto a Leonardo Ojeda que llegaban apurados luego de saltar los paredones, mientras Canco le recriminaba al Secretario General “… yo te avisé boludo, de que esto iba a pasar”, declaró Cárdenas que le dijo.

La mujer identificó a Ernesto Apendino, Luis Polló Díaz, a “Diego” de quien dijo desconocer el apellido, pero saber que trabaja en el Ministerio de Salud, expresó no conocer la relación que tiene con Gómez y cuando le preguntaron si había visto algún bidón de combustibles relató “No, no vi a nadie con bidones de combustibles, pero uno de los chicos fue al negocio de la esquina “Fric-Rot” y compró una botellita de color azul Francia y lo derramó sobre las cubiertas que luego encendieron, incluso – agregó – el mismo envase lo tiraron ahí”.

Entre los mencionados por Cárdenas que la acompañaban figuran: Antonio Duarte, de Deportes de Desarrollo Social, Patricia Tejada, de Adulto mayor y Carlos Acuña del sector Famillia de Desarrollo Social y Ana María Espinosa, que entrega turnos en el Hospital.

Todo lo actuado por estos dos testigos, fue ratificado por otra nueva declarante, Ana María Espinoza, quien, si bien aclaró que aquel día no estuvo en el lugar, tuvo conocimiento a través del relato de sus compañeros de todo lo ocurrido e involucró a Raúl Gómez en graves delitos, que serán parte de otra nota, respecto de lo ocurrido y el nivel de responsabilidad que les asiste a cada uno de los actores, en otro incidente, además de éste que terminó con la destrucción de un edificio público.

Lo extraño del caso y haciéndonos eco de las quejas y reclamos que recibimos en la Redacción, como así también de los efectuados por familiares de algunos detenidos, es cómo Raúl Gómez, siendo Secretario General de ATE (hoy ex Secretario General, porque fue apartado internamente por el Consejo Directivo Nacional), sigue sin ser imputado, cuando todos lo sindican como responsable ideológico de lo ocurrido el día 18 de octubre. No obstante, cabe aclarar que la investigación, sigue en proceso. (Agencia OPI santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video