Río Grande: después del incendio se descubrió el funcionamiento de un “privado”

Río Grande: después del incendio se descubrió el funcionamiento de un “privado”

47
0
Compartir

Trata de personas - Foto:
19/11 – 10:00 – En agosto de este año se produjo un incendio en un inmueble en Islas Malvinas al 1700 de Río Grande, a raíz de ese siniestro se conocieron versiones periodísticas que daban cuenta de que en el lugar funcionaba un “privado” (un espacio propicio para la explotación sexual de mujeres). Dados a conocer ciertos detalles, la fiscalía federal, a cargo del Dr. Marcelo Rapoport, inició una investigación de oficio que culminó en la madrugada del viernes con un allanamiento en el inmueble citado.

En estos lugares uno sabe que se va a encontrar con la facilitación de la explotación sexual, el tema es ver cómo se realiza la explotación” comenzó relatando el fiscal federal en el programa Buenos Días de FM del Pueblo. “El delito va mutando, en este caso tenían la modalidad de entregar fichas, como si fuera un casino”.

El Dr. Rapoport también mencionó que  “llamó la atención la cantidad de bebidas alcohólicas que había y el acopio que tenían” demostrando que en el lugar había consumo constante.

A su vez se allanó la vivienda en la que vivían los regenteadores de ese privado (matrimonio compuesto por Esteban Alberto Aranda y Edith Pino Olave, ambos de 39 años, quienes permanecen detenidos y se negaron a declarar). Allí se secuestró una gran cantidad de dinero ($80mil, más algunos dólares y pesos chilenos, lo que daría un total de unos $100mil), demostrando lo que genera todo este mercado negro de la explotación sexual y abriendo el camino para investigar el delito conexo de lavado de dinero.

El Fiscal contó que en el procedimiento se rescataron nueve mujeres y agregó “este es un delito muy dinámico, uno con lo primero que se encuentra es con personas, es difícil tratar con personas que tienen quebrada su voluntad, muchas veces no son conscientes de lo que están viviendo, perdieron su noción de quienes eran”.

Así mismo el titular de la fiscalía federal en Río Grande quiso destacar el trabajo de la licenciada en psicología y la licenciada en trabajo social del ministerio de acción social de la provincia, que son parte activa de los procedimientos y quienes tienen el inmediato acercamiento a las mujeres: “este primer contacto con la víctima es muy importante dada la información que se puede recopilar” explicó.

Esto es crimen organizado, es uno de los tres delitos que mayor movimiento económico tienen en el mundo” enfatizó el fiscal.

Las mujeres rescatadas son todas chicas jóvenes, relataba Marcelo Rapoport al destacar  que “me llamó la atención una chica de 20 años. Le juro que la miré 20 veces porque pensé que podría ser mi hija. Estas cosas conmueven y no dejan de sorprenderlo a uno. Uno puede estar preparado para muchas cosas jurídicas, pero este choque es realmente impresionante”.

Luego del relato del fiscal quedan abiertos, aún, muchos interrogantes, y queda la expectativa por el resultado de esta investigación y de futuros procedimientos en la lucha contra la trata de personas.

Pero también queda una certeza: estas mujeres merecen poder verse nuevamente a sí mismas como personas, como seres individuales con derecho a vivir una vida común y corriente. ¿Que es utópico? Es probable, pero no intentarlo es cobarde, simplista… y peligroso. (Maria Fernanda Rossi/Agencia OPI Santa Cruz)

No hay comentarios

Dejar una respuesta