Militante de La Cámpora que dirige la Afsca, un nuevo millonario

Militante de La Cámpora que dirige la Afsca, un nuevo millonario

47
2
Compartir

declaraciones-juradas-1804437w645
28/11 – 14:00 – Ignacio Saavedra, número dos de Sabbatella, cuadruplicó su patrimonio en un año; su productora de cine, con contratos con el Estado, la clave de su éxito
(Por Iván Ruiz y Maia Jastreblansky | la Nación)

Su nombre puede pasar desapercibido entre los líderes de La Cámpora, pero sus números llaman la atención. Ignacio Saavedra, director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y ex subgerente de noticias de Canal 7, cuadruplicó sus bienes durante 2012. De $360.000 a $1.550.000.

Saavedra, de 40 años, secundario completo, es el segundo integrante más rico entre los funcionarios de La Cámpora. Así se desprende de los datos que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA). Su crecimiento es el más pronunciado entre sus compañeros en 2012: sus bienes aumentaron un 331%. El patrimonio de Saavedra sólo es superado por Mariano Recalde, que declara casi cinco millones. Detrás quedan, incluso, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el diputado electo Juan Cabandié, entre otros.

En esa comparación no está incluido el patrimonio de su mujer, que declara más de dos millones invertidos en refaccionar dos departamentos. Saavedra y su pareja, la cineasta Virginia Croatto, son militantes, funcionarios públicos y exitosos empresarios.

Tiempo Beta SRL, una productora de contenidos audiovisuales, es la clave de su fortuna. El directivo de la Afsca es dueño de un tercio de la empresa y figura como su gerente. En simultáneo a su emprendimiento, el camporista tuvo una prolífera carrera política durante el kirchnerismo: comenzó en la secretaría de Cultura de la Nación, continuó como funcionario de la TV Pública y, desde el año pasado, mantiene un rol clave como segundo de Martín Sabbatella en el organismo encargado de aplicar la Ley de Medios.

Tiempo Beta fue proveedora de distintos organismos del Estado desde su creación, en 2005. Incluso, tiene en su cartera de clientes a dependencias en las que Saavedra y su mujer se desempeñaron como funcionarios.

El capital de Saavedra en su productora audiovisual creció 11 veces en 2012. A comienzos del ejercicio, el funcionario informó $50.000 y al concluir detalló $539.000. Y agregó como “dividendos activos”, unos $730.000 en efectivo.

Tecnópolis y Aerolíneas Argentinas son clientes de la productora de Saavedra
Saavedra realizó dos declaraciones juradas en 2012, en diferentes formatos, debido a la reforma judicial. En algunos puntos, los documentos no coinciden. Por ejemplo, en la primera presentación detalló la tenencia de 70.000 dólares, pero en la segunda ese dato no está registrado. Sus ingresos netos por renta de trabajo son de $707.000 anuales, casi $55.000 por mes. Sus gastos, $318.000.

Virginia Inés Croatto, su mujer, declaró dos departamentos de 130 metros cuadrados en el barrio de Constitución. Uno cotizado en $120.000 pagado con fondos propios y el otro informado como una donación, sin detallar su valuación. Los hicieron a nuevo: invirtieron $2.357.000 en reformas de los inmuebles. Además, el año pasado el matrimonio cambió su automóvil: compró una camioneta Dodge Journey modelo 2010 cotizada en $129.000.

La pareja de Saavedra además detalló 9000 dólares en efectivo. Croatto tiene varias ocupaciones: es productora en Tiempo Beta, funcionaria del gobierno de la ciudad de Buenos Aires- según se consigna en la declaración jurada de su pareja- y miembro del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

Empresario

Como funcionario, Saavedra nunca dejó su actividad privada. De acuerdo a documentos a los que accedió LA NACION, Tiempo Beta imprimió libros para la Secretaría de Cultura de la Nación, construyó stands en Tecnópolis y desarrolló distintos proyectos para el gobierno porteño.

Saavedra inició su carrera pública en el kirchnerismo en la Secretaría de Cultura, como jefe de gabinete de asesores entre 2005 y 2006. Cuatro años después, el integrante de La Cámpora se convirtió en proveedor de ese organismo nacional. La Secretaría pagó $70.000 a Tiempo Beta mediante la contratación directa 113/2010 para la impresión de libros de “temática política”, según figura en los registros públicos.

Tecnópolis fue otro cliente de la productora: montaron el stand del Ministerio de Salud de la Nación y el de la República Bolivariana de Venezuela para la edición 2011, según consta en la página web de la empresa. De acuerdo a lo reconstruido por este medio, la empresa también ideó el simulador de vuelo que Aerolíneas Argentinas, presidida por su compañero de militancia Mariano Recalde, expuso en la primera edición de Tecnópolis. Otros clientes: Banco Nación, gobierno de la provincia de Buenos Aires y distintas dependencias de la administración porteña

LA NACION intentó comunicarse con el directivo del Afsca para obtener detalles sobre las contrataciones, pero Saavedra no respondió ninguna de las llamadas telefónicas.

Tiempo Beta también es proveedor de Telefónica. La supuesta relación contractual y otras posibles incompatibilidades le valió a Saavedra la impugnación de su nombramiento como director de la Afsca en el Congreso, ya que la empresa de telefonía tiene intereses en el mercado audiovisual que el organismo debe controlar.

La pareja de Saavedra también trabajó en simultáneo en el Estado y la actividad privada. Virginia Croatto es directora de cine y, a su vez, funcionaria del gobierno porteño desde 2001. Según informa el matrimonio en la declaración jurada, por su cargo en la ciudad recibió $104.000 anuales en 2012. Su militancia kirchnerista no le impide hacer negocios con la administración Pro: Tiempo Beta realizó eventos para cuatro secretarías del gobierno porteño y diseñó varias exposiciones.

En la industria cinematográfica, Croatto creció con la productora de su marido y el apoyo del Incaa. La cineasta recibió, en 2012, uno de los mayores reconocimientos de la industria: fue designada como miembro del comité evaluador del Incaa. Un año antes de la distinción, Tiempo Beta había recibido un crédito del Incaa por $630.000 para filmar el largometraje La Guardería, dirigida por Croatto.

No fue la única película que produjo Tiempo Beta con respaldo oficial. También El último hombre fue un film co-producido con la Secretaría de Cultura de la Nación, la misma dependencia en la que Saavedra inició su carrera política. (La Nación/OPI Santa Cruz)

2 Comentarios

  1. llama la atencion lo de clarin y sus repetidoras como opi.solo ven lo que pasa con militantes de la Campora.pero no ven ni investigan con funcionarios de otros partidos..ejemplo..Oscar Aguad (UCR) procesado por el robo de 64 millones de dolares en la provincia de corrientes. Macri.y sus funcionarios creciminto patrimonial de sus bienes de 140% en un año. esto esta bien? me pregunto y les hago la pregunta a todos en especial a opi..estas cosas son las que avala clarin y sus repetidoras como opi? señores hay cierto periodistas que no no tienen la mas minima autoridad moral para jusgar la moral de otros..

Dejar una respuesta