Publicado el: 5, Dic, 2013

Mientras a Bendini lo enjuician en Río Gallegos a Milani “las Madres” lo cubren de gloria


Roberto Bendini ex Jefe del Ejercito - Foto: Gentileza Diario Perfil
05/12 – 16:00 – Si hay un paradigma de contradicciones (y de mentiras) ese es el gobierno nacional y/o el kirchnerismo en su conjunto. Por un lado marca y destruye a cualquier militar que se le interponga y piensen que fue parte del “Proceso” y por otro apaña y encubre a dos generales, uno corrupto y otro genocida. Roberto Bendini tendrá un juicio oral en Río Gallegos; César Milani, adorado por Hebbe de Bonafini pasa a ser tapa de la publicación mensual de Madres de Plaza de Mayo, bajo el título “La Madre y el General”. Discépolo más vivo que nunca. (Por: Rubén Lasagno)

El próximo 9 de diciembre en la Justicia Federal de esta capital se llevará a cabo el juicio oral y público al General Roberto Bendini, acusado de Peculado, desvío de fondos a cuentas particulares de su esposa, cobro de alquileres de bienes del estado por cuenta propia y en general por malversación de fondos públicos, cuando revistaba en la Guarnición Mecanizada XI de Río Gallegos, información que OPI publicó en su momento y que luego merecieron las correspondientes denuncias a nivel nacional.

Bendini, junto a otras personas, incluyendo su esposa, deberán dar cuenta de lo actuado; entre ellos se encuentran ex oficiales del ejército y colaboradores del entonces Jefe de la Guarnición que luego fue Jefe del Ejército por imposición del presidente Néstor Kirchner, quien lo degradó institucional y públicamente al ordenarle descolgar los cuadros de Videla, quien fuera jefe directo de Bendini durante su carrera militar.

De aquella acción, el hoy ex General nunca pudo reponerse. Kirchner logró su propósito: generó un odio interno de todos los cuadros hacia la figura de Bendini, a quien al poco tiempo, comenzó a destapársele el nicho de corrupción más grande del cual se tiene conocimiento dentro del Ejército, solo disimulado y amparado por la garantía y el encubrimiento que le daba el sector político del gobierno nacional y provincial.

Desde OPI hemos venido informando permanentemente sobre los dislates administrativos ocurridos en la guarnición militar con asiento en esta ciudad e inclusive nos remontamos a aquella carta al lector que envió Carlos Espósito, en ese momento su lugarteniente, mientras Bendini descansaba en Ushuaia, sacando a la luz una serie de irregularidades. Quizás esa haya sido la primera luz que comenzó a brillar en el destino judicial del General K, que entre el 9 de diciembre y el 20 de este mes, enfrentará el juicio oral en esta capital.

Los derechos humanos torcidos

Bendini, además de la causa por peculado y otros delitos que seguro aparecerán a lo largo del juicio, estuvo fuertemente cuestionado por el CELS, cuando asumió en el año 2003 y nunca pudo comprobar su no participación en la Masacre de Margarita Belén, sucedida el 16 de diciembre de 1976, cuando 22 detenidos fueron ejecutados mientras eran trasladados desde Resistencia hasta Formosa, bajo las órdenes de Cristino Nicolaides. Los cadáveres que pudieron ser identificados, en su momento, fueron los de Patricio Tierno, Manuel Parodi Ocampo, Luis Díaz, Carlos Alberto Duarte, Carlos Zamudio, Guillermo Mendoza, Néstor Salas, Arturo Fransen, Luis Barco y Fernando Piérola.

A pesar de todo y de la comprobada vinculación de Bendini como parte integrante de la oficialidad que recibía órdenes directa del Comando en Jefe de las FFAA en épocas de la dictadura, Kirchner lo protegió y hasta fue absuelto de culpa y cargo por parte de las Madres de Plaza de Mayo, que terminaron glorificando su participación democrática dentro del Ejército.

El otro General

Últimamente, el gobierno ordenó aceptar a César Milani como Jefe del Ejército y a pesar de su espesa carga en contra de los derechos humanos y su probada vinculación con hechos de tortura y desapariciones, Cristina (vaya a saber porqué) ordenó blindarlo y en consecuencia (y consecuentes) las “Madres” con Bonaffini a la cabeza lo absorbieron como por ósmosis para integrarlo al relato de “sus derechos humanos”, como si con esto se pudiera limpiar un pasado que la historia escribe en contramano de lo que pretende difundir el gobierno.

Dice la crónica de hoy que bajo el titulo “La Madre y el General”, la publicación mensual “Ni un paso atrás” de la Asociación Madres de Plaza de Mayo presenta en la tapa de la edición de diciembre, una entrevista que Hebe de Bonafini le realizó a César Milani, el general de división que ejerce como jefe del Estado Mayor del Ejército Argentino, en el marco de la conmemoración de los 30 años del fin de la última dictadura militar. La nota, anunciada como un “encuentro histórico”, fue realizada el martes 19 de noviembre, un día después del regreso a sus funciones de la presidente Cristina Kirchner.

A lo largo de la entrevista, Milani hizo un repaso por diversos temas. Sus orígenes, el papel del Ejército y su rol a futuro, la relación entre la fuerza y los organismos de Derechos Humanos, los archivos de la dictadura y las acusaciones en su contra, entre otros.

Como ayer Bendini, hoy Milani se pone afuera de la escena militar de la época del Proceso y habla como un extraño, como un hombre “al que le han contado que…” y no como alguien que “participó de…”.

Bendini y Milani son los dos exponentes del relato K, de cómo el acercamiento al gobierno genera el milagro de lograr blancos en zonas de grises oscuros. Ambos militares, producto del mismo régimen que usurpó el poder en Argentina, con ellos como actores (porque ambos son contemporáneos de todos aquellos genocidas hoy condenados), son desempolvados por el relato político de este país construido en base a mentiras y a situaciones ideales, que distan absolutamente de la realidad por la que transita la verdadera historia argentina. Dos paradigmas de ese relato conviven junto a las políticas de derechos humanos del kirchnerismo: Bendini con Margarita Belén al hombro y un juicio por corrupción en ciernes y Milani, con desapariciones y acciones de torturas en su haber, amparado por quienes acusan a otros de vulnerar el derecho sagrado que ellas mismas no respetan. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. GORILA dice:

    BENDINI ahora por que no me descolgas esta…………..
    FELPUDO hIjo de tu mala madre PUTATIVA Y DEL FINADITO

Publicidad

OPI Video