Peralta, se acordó tarde de reclamar el daño ambiental

Peralta, se acordó tarde de reclamar el daño ambiental

45
1
Compartir

Consecuencias de un derrame de petróleo - Foto: web
09/12 – 14:00 – Han llamado la atención las últimas declaraciones del Gobernador Daniel Peralta, respecto a la cuestión del pasivo ambiental dejado por REPSOL, que el propio gobierno provincial estimó en 3.500 millones de dólares. (Por: Miguel del Plá – Partido Obrero)

Incluso ha ofrecido demagógicamente esa “deuda” que REPSOL o YPF o ambas tienen con la provincia, como una caución o garantía del financiamiento externo de las represas sobre el río Santa Cruz. Recordemos que el seguro ofrecido para el financiamiento de las represas, ha sido hasta ahora rechazado por los bancos Chinos.

Un poco de historia

Hace un año, en noviembre de 2012, en un “trámite express”, la Cámara de Diputados avalaba la prórroga por 25 años, de las concesiones petroleras a YPF. En el mismo paquete de leyes también fue aprobado el Pacto con el gobierno nacional y la OFEPHI (provincias productoras de hidrocarburos) para dividir el paquete accionario estatal de YPF entre las provincias y el estado nacional.

Finalmente en la misma sesión se aprobó el convenio para establecer la cesión de acciones a la provincia y la forma de pago de esas acciones que quedarían como propiedad de la provincia al estado nacional; Se trató de las Leyes provinciales 3294, 3295 y 3296.

En ese momento desde el Partido Obrero denunciamos las condiciones leoninas en que se realizaba la prórroga de las áreas, con un cánon de prórroga bajísimo (200 millones de dólares) y pagadero en cómodas cuotas mensuales, ignorando inclusive las exigencias legales establecidas en la Ley Marco de las concesiones (votada por esta misma administración de Peralta, después del escándalo de las concesiones a PAE) y por sobre todas las cosas ignorando las compensaciones derivadas del daño ambiental.

La única mención a remediación ambiental de todos estos protocolos aprobados en noviembre de 2012 es un “compromiso” de invertir en este tema hasta un máximo de 20 millones de dólares en total en 5 años. No se fija allí un mínimo, (o sea que si invierten 5 pesos no hay derecho a reclamo) ni se hace reserva alguna para efectuar reclamaciones posteriores al respecto.

Entonces, en el lapso de un año, el gobernador ha pasado de “arreglar por un máximo de 20 millones” a mencionar ahora un pasivo de 3500. En las declaraciones se menciona documentación entregada a Kicillof de donde surgirían estas cifras de 3500 millones, monto que es bastante creíble pero no fue reclamado por la provincia a ypf cuando se prorrogaron las concesiones, que era el momento de reclamarlo, ya que la ypf estatal figura en esos contratos, como la continuidad de la ypf controlada por REPSOL.

En aquellos contratos de noviembre de 2012, hay uno que establece la forma en que Santa Cruz inicia el pago a cuenta por el valor de las acciones que serán propiedad de la provincia a razón de 60 cuotas de 1 millón de dólares por mes, monto que YPF se viene descontando todos los meses de sus obligaciones con la provincia. A Santa Cruz le correspondería un 10,4 % del paquete accionario expropiado. El precio total final se estipuló entonces como una proporción de la indemnización que se abone en definitiva a REPSOL por las acciones expropiadas.

Si esta indemnización asciende a 5000 millones como se está difundiendo, la provincia debería abonar 500 millones de dólares. ¿Cómo hará Santa Cruz para pagar esa suma, a la que se ha obligado en los convenios ya firmados en 2012? Eso se definirá en el futuro, pero abre un serio interrogante ante la crisis de las finanzas provinciales. La cuestión se repite para las demás provincias petroleras que también deberán abonar sus respectivas participaciones, por ejemplo Neuquén debería pagar 1000 millones de dólares.

La compensación por daño ambiental debió ser una herramienta fundamental para demostrar que no había que indemnizar de ninguna manera a REPSOL, pero Kicillof ya se bajó de esa estrategia (si es que alguna vez la tuvo) y ahora lo único que le importa es dejar contentos a los españoles para conseguir inversiones y financiamiento. ya renunciaron “los progres” de la campora a reclamar el daño ambiental.

El gobierno Nacional con la colaboración activa del gobernador Peralta han entregado el derecho a un medio ambiente saneado, para servir una vez más a los intereses de REPSOL, CHEVRON y otras empresas capitalistas.

El Partido Obrero luchó contra el negociado original de la privatización de YPF, realizado con el apoyo abierto de los Kirchner. Luego denunciamos el vaciamiento en que incurrió REPSOL, la descapitalización de la empresa que perpetró en complicidad con Eskenazi (y nuevamente los Kirchner) y especialmente el daño ambiental que han dejado. Por todos estos motivos resulta inconcebible el pago de indemnizaciones al grupo español.

Las declaraciones del gobernador, resultan lamentables por su demagogia. La única actitud de defensa de los derechos de los trabajadores, así como del futuro de la provincia, consiste en reclamar a YPF y al gobierno que en lugar de pagarle a REPSOL, promuevan un plan urgente de remediación ambiental, para generar miles de puestos de trabajo en las zonas petroleras, que eliminaría de raíz la desocupación en esas regiones. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. PREGUNTA???
    DAÑO A LA NATURALEZA Y NO HACEN NADA. Para que está toda la estructura de una SUBSECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE, que hicieron al respecto? Solo cobran sus sueldos, pero no sirven para nada. Son ineptos, miedosos, obsecuentes y solo tiene capacidad para multar a algún pobre diablo que tuvo un accidente ambiental. Los de arriba del Gobierno también se hacen los distraídos y evitan el tema, pero no engañan a nadie. Lo extraño es que no les da verguenza andar por la calle.

Dejar una respuesta