Publicado el: 17, Dic, 2013

La Fiscal le hizo precio a Roberto Bendini; le pidió 2 años y 6 meses de prisión en suspenso


Roberto Bendini en el Tribunal Oral Federal esta mañana - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
17/12 – 11:15 – El juicio oral contra el ex Jefe del Ejército Roberto Bendini, que se lleva adelante en el Tribunal Oral de esta capital entró en la etapa de alegatos y fue aquí donde la Fiscal Patricia Ramallo, pidió una pena excarcelable para el militar que está siendo juzgado por Peculado y Estafa a la Administración Pública.

El juicio Oral contra Roberto Bendini y sus colaboradores, entró en su etapa de alegatos y en esta instancia la Fiscal Federal Patricia Ramallo, a pesar de los graves cargos que pesan sobre el ex jefe del Ejército, por Peculado y estafa a la Administración Pública con serios agravantes, que deberían haber incentivado a la Fiscal a buscar una condena efectiva, solo ha pedido 2 años y seis meses de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

De la misma forma, la Fiscal pidió para los demás involucrados penas que no superan los 2 años, tal es el caso de Carlos Espósito, Daniel Monetti y solo para Marcelo Marteletti pidió 3 años, dejando absueltos de culpa y cargo a Juan Pasqualini, Jorge Pérez, Mario Villegas y Alba Pérez (esposa de Espósito)

Ramallo reconoció en el juicio que hubo cobros indebidos, malversación de fondos, peculado y estafa a la Administración Pública, tanto de partidas y fondos que provenían de la provincia como de las municipalidades del interior, sin embargo, a pesar de los graves delitos que cometió Bendini a cargo del regimiento local, la Fiscal redujo considerablemente la pena por comisión de tan serios cargos como son peculado, estafa y malversación, reduciendo al mínimo el pedido de pena y soslayando que en la comisión de esos delitos, intervino el Estado provincial y los municipios, sin que se haya pensado en hacer comparecer, por ejemplo, a la entonces titular del Ministerio de Asuntos Sociales, Alicia Kirchner o a los intendentes.

Hoy harán sus alegatos los defensores de Bendini, Dres Alejandro Andrés Baldini y Ricardo Luis Litvachkes y los otros letrados que representan al resto de los implicados.

OPI tuvo acceso a evaluaciones realizadas por al menos dos integrantes de la justicia provincial y coincidieron (por separado) que se va a buscar que Bendini salga con “el menor daño posible” de esta situación, sobre el cual pesa una gravísima acusación. Además, agregaron, que es posible que luego de los alegatos de la defensa, los jueces del tribunal, reduzcan aún más la pena solicitada por la Fiscal, en una clara maniobra para que el militar K pague los mínimos costos posibles, por el grave delito que cometió en contra de la administración pública, más aún cuando se desempeñaba como jefe militar en la unidad de Río Gallegos.

Los delitos

Son tan graves los delitos que se le imputan a Bendini que la Ley castiga hasta con penas de 2 a 10 años a quienes cometan peculado, administración fraudulenta y fraude
El término peculado se usa de manera general para expresar la idea de apropiación de fondos pertenecientes a la administración pública, realizada por el encargado de administrarlos y entre los delitos que se encuentran tipificados en la administración pública, figuran: el peculado, la malversación de fondos públicos, el cohecho, la concusión, el enriquecimiento ilícito y la Adjudicación Ilícita, una gama de imputaciones – expresaron nuestras fuentes – que pueden ser aplicados en este caso, teniendo en cuenta el lugar de poder que detentaba Bendini al momento del proceso.

En el Art 261 del Código, el Peculado es tratado de la siguiente manera: “Será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo. Será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública.

“No hay voluntad de juzgar y castigar, solo será el cumplimiento de un proceso que no se puede disimular ni evitar porque el delito es flagrante, pero yo no tengo dudas de que todo está arreglado para que Bendini la saque barata, en todo esto y la prueba está en que la Fiscalía, quien más énfasis debe poner en la defensa del Estado, pide penas irrisorias; el resto, ya lo hemos visto otras veces”, culminó diciendo nuestra fuente judicial. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video