Publicado el: 20, Dic, 2013

En silencio, los Kirchner le sacaron a Báez el manejo de sus hoteles y se lo dieron a Carlos Sancho


20/12 – 11:30 – Las oficinas de Valle Mitre en El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz En pleno escándalo por lavado de dinero, reemplazaron su firma gerenciadora Valle Mitre por la empresa Idea Sociedad Anónima, de un socio de Máximo Kirchner. Nada más y nada menos que Carlos Sancho, el ex gobernador derrocado por su propio amigo, que vuelve a las luminarias como administrador de los bienes de la familia presidencial. (Por Mariela Arias)

Los negocios hoteleros de la familia Kirchner no tienen paz. Tras el estallido del escándalo que unió al empresario Lázaro Báez con el “valijero” Leonardo Fariña, el entorno de la presidenta Cristina Kirchner buscó abrirse del incendio. Para eso, cambió a la firma gerenciadora de Báez, Valle Mitre, por otra nueva e ignota, Idea Sociedad Anónima, más cercana a Máximo Kirchner.

El enroque, que se desarrolló en silencio durante los últimos meses, a medida que se iniciaban las investigaciones judiciales por presunto lavado de activos con Báez, Valle Mitre y la financiera SGI como protagonistas, recién terminó de plasmarse en septiembre pasado. Ese mes, lo comunicaron por correo electrónico a los operadores turísticos que trabajan con el hotel Alto Calafate y la hostería Las Dunas, entre otros establecimientos, según surge de la copia que obtuvo La Nación.

Al frente de Idea figura un socio de Máximo Kirchner en la inmobiliaria que gestiona las propiedades de la familia presidencial. Pero carece de experiencia hotelera y arrastra una carrera política frustrada a pesar de que llegó al máximo nivel provincial. Se trata del ex gobernador de Santa Cruz Carlos Sancho.

La salida de Valle Mitre ocurrió así en pleno inicio de la temporada turística. No sólo eso. También apartaron al empresario Adrián Berni como la cara visible del hotel y nombraron gerente a un hombre con larga trayectoria en el mundo hotelero, Oscar Souto, primer administrador del hotel Alto Calafate cuando fue inaugurado, en 2005.

El apartamiento -al menos formal- del equipo de Báez de la gestión diaria de los hoteles, sin embargo, se concretó recién tres años después de que siete empresas de Báez firmaran convenios confidenciales y retroactivos para pagar 935 habitaciones por mes en el Alto Calafate, durante un par de años, garantizándoles millones de pesos en ingresos a los Kirchner, tal como reveló La Nación el domingo pasado.

Desde 2009 y hasta este año, Valle Mitre, la sociedad presidida por el escribano Leandro Albornoz, tenía bajo su órbita la comercialización del Alto Calafate, Las Dunas, La Aldea del Chaltén. Sin embargo, el gerenciamiento del restaurante de campo La Usina fue la primera actividad comercial de Valle Mitre, que inició sus actividades en 2004, aunque recién levantó vuelo a partir de 2009, cuando empezó a administrar los hoteles de Kirchner.

Ese vínculo comercial terminó por cortarse a fines de septiembre. Desde el Alto Calafate informaron los nuevos datos comerciales a los operadores turísticos. Y, sin nombrar a Valle Mitre, detallaron que a partir de ese momento la facturación debía emitirse a nombre de Idea Sociedad Anónima.

Idea Sociedad Anónima, según corroboró La Nación, fue fundada por Sancho y su esposa, María José Fernández Clark, sin experiencia en el rubro hotelero, en septiembre de 2011. Registró su domicilio en Río Gallegos y aparece habilitada para realizar actividades inmobiliarias, agropecuarias, financieras y comerciales. Para eso, los socios invirtieron un capital inicial de $ 120.000.

Sancho fue vicegobernador de Sergio Acevedo y lo reemplazó en marzo de 2006. Asumió con fuerte respaldo de la Casa Rosada, y aunque renunció un año después, por una fuerte revuelta social, no dejó de ser un favorito de los Kirchner.

Para entonces, Sancho ya era socio de Máximo Kirchner en la inmobiliaria Sanfelice, Sancho & Asociados a través de Servicios Inmobiliarios SA. Allí, en su local de la avenida Kirchner al 400, se recibieron en mano algunos cheques de la firma Valle Mitre por distintos alquileres, según pudo reconstruir La Nación a partir de registros contables y financieros internos del Grupo Báez.

Cuando dejó la gobernación, Sancho volvió a ocuparse de la administración de las propiedades. Pero Osvaldo Sanfelice y Sancho no sólo son socios de Máximo Kirchner. También integran el círculo íntimo de la familia presidencial. (La Nación/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 7 Comentarios
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Bueno, bueno, apareció “corazón partido” (es medio bobo), hace mucho que no se sabía nada de él….

  2. que lastima dice:

    AHORA SIII!!!! TIEMBLA LOS ALAMOS. JUA-JUA-JUA.

    LA FORMULA PERFECTA INUTILES Y LADRONES.
    EL UNICO QUE VA HACER PLATA O MEJOR DICHO VA A SEGUIR HACIENDO MAS PLATA ES EL BOCHI EL MAS BOLUDO CON EL PICO AFUERA SE LA PONE A TODOS JUNTOS Y SE QUEDA CON TODA LA MOSCA (NUESTRA) PENSAR QUE VINO EN BONDI DE CALETA Y SE COMIA LOS CARAMELOS CON PAPEL.APRENDIO BIEN (A ROBAR)

  3. Carlos dice:

    Una consulta, cuantas habitaciones tienen en total los tres hoteles que mencionan ?

  4. BICHA dice:

    TODOS LA MISMA MIERDA SOLO ESPERO QUE ALGUN DIA PODAMOS METERLOS A TODOS ESTOS HIJOS DE PUTA QUE NOS ROBARON EN CANA….. NO CREO QUE HAYA UN SOLO PELOTUDO QUE CREA QUE LO HICIERON TRABAJANDO

  5. Pascual dice:

    Carlos:
    Multiplica las habitaciones por 365 días

  6. CARLOS dice:

    Pascual.
    Son 935 habitaciones por mes, por eso preguntaba cuantas habitaciones tienen

  7. Sureña dice:

    En esa sociedad, ya “carlitos Sancho” se separó de Fernández Clarck

Publicidad

OPI Video