Publicado el: 2, Ene, 2014

Las naftas arrancaron el año con subas de hasta el 10%


Estación de servicio vacía, panorama al que nos hemos acostumbrado
02/01 – 10:30 – Lo decidieron las petroleras YPF y Shell. Hoy se sumarían el resto de las marcas. En doce meses, la premium subió más que la inflación y el dólar oficiales. Rige suba del 66% en el boleto de colectivo. Por: Martín Bidegaray

El año nuevo arrancó con un encarecimiento generalizado del transporte. Las petroleras YPF y Shell subieron ayer hasta un 10% los precios de las naftas. A esto se suma el 66% de aumento que, también desde ayer, rige para el boleto de colectivo, algo que ya había sido anunciado hace una semana.

La suba de los combustibles que llegó con el primer día del año sería imitada a partir de hoy por el resto de las marcas (Axion, Oil y Petrobras).

Las remarcaciones de YPF y Shell rozan el 10% en las naftas más caras, denominadas premium. En otros productos –gasoil, nafta súper–las subas fueron más moderadas, pero casi en ningún caso los aumentos son inferiores al 7%.

Los precios de las estaciones de servicio de YPF no son uniformes: en Capital, la nafta premium está $ 9,99 en la mayoría de sus estaciones, pero cruzando hacia el conurbano (en Avellaneda, por ejemplo), el mismo producto se despacha a $ 10,49.

En enero de 2013, el precio de la nafta premium era de $ 6,989 por litro. Con los incrementos de ayer, ese mismo combustible acumula una suba anual del 43% en Capital y del 50% en el conurbano.

En cualquiera de los casos, la nafta aumento cuatro veces más que la inflación oficial. Los aumentos superan la inflación real anual (entre el 25 y el 30%) e incluso van más arriba de la suba del 33% que tuvo el dólar oficial en todo 2013.

También desde ayer a la madrugada el boleto de colectivo urbano se incrementó un 66%. El pasaje mínimo en Capital con la tarjeta SUBE trepó de $ 1,50 a $ 2,50, mientras que los tramos del conurbano hacia la ciudad pasaron de $ 2,35 a $ 3,90. A diferencia de las naftas, que tuvieron varios aumentos durante el año, las tarifas del transporte de pasajeros venían congeladas desde 2012, cuando escalaron de $ 1,10 a $ 1,50 en el boleto mínimo.

Mientras el Gobierno acuerda los precios de una canasta de 187 productos que ya pactó con los supermercados (ver página 7), ayer ya había preocupación entre algunos proveedores, porque los costos de logística y transporte les subirán como consecuencias de los mayores precios de los combustibles. En diciembre, los alimentos aumentaron un 6%, según datos privados.

En un año, la súper de YPF subió un 40% en la ciudad y un 46% en el conurbano. El gasoil “d-euro” escaló un 35% en Buenos Aires y 45% en el conurbano. Todo es entre cuatro y cinco veces más que la inflación del INDEC.

Shell, la principal competidora de YPF, también se subió al ajuste de la petrolera expropiada. Su nafta “premium” se encareció un 9,6%: pasó de $ 9,66 a $ 10,59 en sus estaciones de servicio propias. En otras estaciones que son de la misma bandera pero cuya propiedad es de terceros, los precios pueden ser un poco más elevados, unos 10 ó 20 centavos más. También sucederá eso en el interior, donde históricamente los precios son más altos que en Buenos Aires.

La nueva tabla de precios “oficial” de YPF marca que la súper está a $ 8,91 en Capital, un 6,8% más que los $ 8,34 que estaba el último día de 2013. Pero si se la compara con el conurbano (ayer a $ 9,31), el incremento es del 11,6%. El gasoil “euro” está, según YPF, a $ 9,30 en los surtidores porteños, un 8,5% más que el litro a $ 8,57 que valía en 2013. En el caso del conurbano ($9,91), el incremento es del 15%. El diésel “común” está a $ 8,15, un 7% más que los $ 7,62 del año pasado. En el conurbano está a $ 8,28, con una suba de 8,6%. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video