Publicado el: 21, Feb, 2014

Oficial: Repsol valuó en u$s5.000 millones las acciones de YPF expropiadas por la Argentina


YPF - foto:
21/02 – 13:00 – Así lo comunicó la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España. Es inminente la firma del acuerdo compensatorio con el gobierno argentino. El Consejo de Administración se reúne el próximo martes.

La petrolera española Repsol anunció que las acciones expropiadas de YPF fueron revaluadas en 5.000 millones de dólares, por lo que quedó más cerca de aprobar el acuerdo compensatorio con el gobierno argentino, que sería aprobado por el Consejo de Administración la semana que viene.

“Al cierre del ejercicio 2013, atendiendo al principio de acuerdo anunciado en el mes de noviembre sobre las acciones de YPF S.A. e YPF Gas S.A. sometidas al proceso de expropiación, se revalúan las acciones expropiadas a 5.000 millones de dólares”, afirmó el grupo español en un comunicado enviado a las autoridades bursátiles españolas y al que tuvo acceso Infobae.

La nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores agrega que “por ello, con cargo a los resultados del ejercicio 2013 se registrará un saneamiento de 1.279 millones de euros después de impuestos”.

La cifra está ampliamente por debajo de los 10.500 millones que reclamaba la empresa española. El Consejo de Administración había dado el visto bueno al preacuerdo alcanzado en noviembre pasado tras meses de tensiones y negociaciones entre la petrolera y el equipo económico argentino, encabezado por Axel Kicillof. En ese momento, el ahora ministro de Economía había manifestado que no pagar una indemnización sería “imposible porque es ilegal”.

La petrolera española también informó que presentará sus resultados anuales el 28 de febrero. En el tercer trimestre de 2013 obtuvo un beneficio neto de 384 millones de euros, lo que supuso una caída del 48,9% interanual, afectada por la interrupción de sus actividades en Libia y la debilidad del mercado europeo, según informó la compañía.

Dos años de controversia

En 2012, el Gobierno estatizó el 51% las acciones de YPF, que estaban en manos de Repsol y tras un reclamo de compensación por esa expropiación de parte de la petrolera ibérica ante el CIADI, el tribunal arbitral del Banco Mundial que dirime conflictos entre compañías y Estados, comenzó el año pasado una negociación que finalizaría el martes próximo.

Ese día, el Consejo de Administración de la petrolera española aprobaría finalmente la compensación de 5.000 millones de dólares.

El diario Expansión de España indicó que “el preacuerdo” entre la Argentina y Repsol “contempla una compensación de 5.000 millones de dólares, unos 3.700 millones de euros, en bonos garantizados argentinos”, pese a que la petrolera española “contabiliza en libros su participación en YPF en 5.265 millones de euros”.

“La compensación será menor al valor que la compañía lo tiene contabilizado en sus libros”, advirtió el medio español, que indicó que “Repsol ha empezado a realizar provisiones para sanear el balance”, previsionando 1.279 millones de euros “para sanear el desfase”.

Si bien los detalles del acuerdo entre la Argentina y Repsol no se difundirán hasta que el martes el Consejo de Administración de la petrolera dé el visto bueno definitivo, trascendió que la compensación se haría a través de bonos argentinos, algunos ya emitidos y otros nuevos.

En ese sentido, la petrolera española recibiría bonos que incluirían un nuevo título a 10 años por un valor aproximado a los u$s3.000 millones y el resto con títulos ya emitidos.

En noviembre pasado, cuando cobró nuevo impulso la negociación, con presencia de la mexicana Pemex, accionista en Repsol, el ministro de Economía, Axel Kicillof, consideró “imposible” no pagarle a Repsol, opción que él mismo había puesto en duda antes.

“Lo que he dicho es que no se le iba a pagar la cifra que reclamaba y estaba muy alejada de la realidad de la compañía”, argumentó el titular del Palacio de Hacienda meses atrás.

“La intervención fue quirúrgica. Repsol tiene más acciones de YPF; únicamente se tomó 51% para tomar el control de la compañía, pero no se avanzó más allá, porque tampoco era una idea perjudicarla, como se dijo, o como la propia Repsol parecía estar difundiendo”, agregó. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video