Publicado el: 26, Feb, 2014

Industriales celebraron el giro en las medidas del Gobierno: “Son lógicas, acertadas y ortodoxas”


Las fabricas en Tierra del Fuego - Foto: OPI Santa Cruz
26/02 – 10:00 – El titular de la UIA Héctor Méndez analizó los cambios del Ejecutivo en materia económica, tras la reunión que mantuvo ayer con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Y alertó: “No hay pérdida de trabajo, pero avisamos que puede haber”.

La reunión de ayer entre los empresarios industriales y el Gobierno se convirtió en un barajar y dar de nuevo. Luego del comunicado en el que la entidad convocaba al diálogo para un plan económico integral que “recupere la confianza”, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez fue elogioso con los esfuerzos del Ejecutivo para corregir los cortocircuitos y aseguró que su sector “está dispuesto a colaborar”.

“Las medidas que está tomando al Gobierno en el sector externo son acertadas y ortodoxas, son lógicas”, definió. La declaración de Méndez pone de relieve el acuerdo de los empresarios con el ajuste impulsado desde el ministerio de Economía a cargo de Axel Kicillof, luego de la devaluación que se tradujo en una mayor inflación y en un deterioro en el poder de compra de los trabajadores.

En diálogo con radio Del Plata, calificó como “positivo” el acuerdo entre el Estado y la petrolera española Repsol por la expropiación del 51 por ciento del paquete accionario de YPF, una operación que significará un desembolso en bonos de 5.000 millones de dólares.

“Creo que todas las señales que estamos dando hacia afuera en política económica son ortodoxas, tradicionales, y clásicas. Acá no podemos inventar nada más. Con la prueba prueba y error no da el país. Últimamente todos los goles son en contra”, señaló Méndez en una afirmación que apunta contra las políticas heterodoxas con las que el Gobierno pretendía diferenciarse de otros “modelos” económicos.

En la audiencia de ayer con Jorge Capitanich, el presidente de la UIA manifestó su preocupación porque “cayó el nivel de actividad desde hace dos años”. “No hay pérdida de trabajo pero estamos avisando que puede haber en sectores como caucho, plásticos, autopartes, automotriz”, planteó.

Méndez deslizó que el panorama poco optimista influirá en las negociaciones por aumentos salariales: “No hay ningún ganador acá, los trabajadores tiene un problema real y los empresarios también. El tema de la paritarias es algo a resolver. Va a ser un año difícil el 2014”.

Y concluyó: “Le planteamos a Capitanich que estamos para colaborar. Todo se puede revertir si se hacen las cosas a tiempo”. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video