Se desplomó la venta de motos y las concesionarias se declaran en...

Se desplomó la venta de motos y las concesionarias se declaran en “emergencia económica”

45
1
Compartir

Se desplomó la venta de motos y las concesionarias se declaran en "emergencia económica" - Foto:
07/03 – 10:50 – El patentamiento cayó casi un 30% en febrero tras la devaluación y el sector pidió una reunión urgente con la ministra de Industria, Débora Giorgi. Advierten que las fuentes de trabajo están en peligro.

“Una moto cada 64 personas y nos ha convertido en líder de la región”. Con esas palabras, la presidente Cristina Kirchner expresaba con entusiasmo el empuje del sector, durante el discurso de apertura de sesiones del Congreso. Las 750.000 unidades vendidas en 2013 marcaron un récord histórico, pero esta tendencia positiva ya se revirtió en los dos primeros meses del año. El patentamiento de febrero fue de 41.144 unidades y se desplomó un 27% contra el mismo período del año pasado, una caída diaria del 38 por ciento. Por: Jorgelina do Rosario

Estos números pusieron al sector en alerta, y desde la Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos) se declararon en “estado de emergencia”. Es por eso que a través de una carta formal, la asociación que agrupa a 440 concesionarias pidió una reunión “urgente” con la ministra de Industria, Débora Giorgi, en la que se determina la “emergencia económica del sector”, y pidieron que se convoque a una “jornada de trabajo y debate con todos los actores de la cadena de valor”, en la que también evocan la participación de la Secretaría de Comercio, a cargo de Augusto Costa.

El acumulado del 2014 alcanzó las 119.679 unidades, lo que muestra un descenso del 7% comparado con el acumulado de 2013, en el que se habían patentado 128.751 unidades.

“Tenemos unas 100.000 motos en stock para tres meses comerciales. Es un nivel normal, pero el problema es que los concesionarios no están reponiendo lo que venden”, dijo Diego Dinitz, presidente de Mottos, en una conferencia de prensa en la que participó Infobae. De cada 10 unidades que el concesionario comercializa, “sólo se reponen tres porque el producto de su venta lo necesita para cubrir el descalce financiero por las condiciones comerciales que definieron las terminales”.

La Asociación explica la caída de ventas por varios factores, que detalla en la carta firmada por Dinitz. La suba de precios tras la devaluación aparece como uno de los motivos, pues “produjo un impacto en las listas de febrero del 30 al 40%”, un acumulado de casi un 60% desde enero de 2013 hasta la actualidad.

El cambio en las condiciones comerciales de terminales a concesionarios fue otro de los problemas que el sector presentó al gobierno nacional. Los plazos de pagos antes se estimaban entre 60 y 120 días, pero ahora las terminales prefieren el “contado anticipado” para entregar las motos. A su vez, denunciaron que hay compras realizadas y pagadas por la primera quincena de enero que fueron canceladas por las terminales. “No entregaron las motos y volvieron a pactar las entregas a las nuevas listas de precios”, especificaron en el escrito.

¿Y el impuesto?

El impuesto que perjudicó a los autos de alta gama también influye en los motos. El Gobierno modificó la alícuota a principios de año para motovehículos, y se determinó la exención del gravamen para las operaciones iguales o menores de $28.000, sin considerar impuestos. El impuesto es del 30% entre esa suma y $50.000, y de 50% por encima de ese valor. Si bien la aplicación de las nuevas escalas generó un “perjuicio grande” porque no tiene ningún tipo de actualización, Dinitz aclaró que “poco cambiaría en el sector si se da marcha atrás con el impuesto. Los factores macroeconómicos nos superan, e igual estaríamos en estado de emergencia”.

El encarecimiento del acceso al crédito impactó con fuerza en las ventas, y es otro de los puntos que se destacan en la carta a Giorgi. Obtener un préstamo personal tiene un costo total que supera el 80% según el banco, y el financiamiento se evaporó cuando empezaron a desaparecer las cuotas sin interés.

Dinitz especificó que “el 50% de los compradores solía adquirir la moto al contado”, pero esa demanda tuvo una fuerte caída en un marco de incertidumbre del poder adquisitivo real ante las negociaciones paritarias. La Asociación propuso que se analice un “acuerdo de precios” en el sector junto al Gobierno, así como que se aplique una baja de tasas y los plazos de los créditos que ofrecen los bancos para este tipo de compras.

Ocho de cada 10 motos que se comercializan están ensambladas en el país, pero el 80% de sus componentes son importados. La falta de insumos es una alerta amarilla que ya se plantea en el sector. La actividad agrupa a 8.500 personas de forma directa, y hacia adelante advierten que las “fuentes de trabajo están en peligro”. “Aún no hay terminales o ensambladoras que hayan anunciado su partida del país, pero si esta caída sigue por seis meses, nadie va a querer perder dinero”, adelantó el presidente de Mottos.

El interior del país explicó gran parte de la venta de motos en los últimos años. “Es notable ver en las provincias del norte, en todo el NEA y el NOA, la cantidad de gente que va en moto”, dijo la Presidente hace menos de una semana en su discurso. Pero salvo por Santiago del Estero y Tierra del Fuego, el patentamiento cayó en todas las provincias.

Con una baja del 39,6% en febrero contra el mismo periodo de 2013, San Juan lidera las caídas, seguido por Buenos Aires (35%) y Misiones (-34,4%) en el noreste del país. En el noroeste argentino, el patentamiento se desplomó un 30,4% en Tucumán, un 17,1% en Jujuy y tan sólo un 0,1% en Salta. Las ventas en Capital Federal registraron una caída del 8,2% en el mismo período comparativo. (Infobae)

1 Comentario

Dejar una respuesta